Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
El jefe técnico del elenco papayero se siente cómodo en el sitial donde se encuentran hoy con sus jugadores, ya que es una experiencia que ha repetido en reiteradas oportunidades en su proceso como entrenador. Tiene claro que él también jugará un rol clave en las últimas once fechas.

La maratón de la que hablaba el entrenador de CD La Serena, Luis Marcoleta Yañez  ya tiene su pelotón de avanzada. A once fechas del capítulo final de la temporada 2019 en la Primera B, el reputado DT logró darle alcance a los que sumaban un par de metros de diferencia y tiene claro que puede rodar con ellos hasta el tramo final del calendario. 

Con tres partidos ganados de cuatro en la rueda de las revanchas, el jefe técnico del conjunto serenense, tiene claro que no sólo sus jugadores, sino que también él, comienzan a jugar un rol determinante en esta definición.

Su experiencia con siete ascensos y diez títulos, de algo deben servir, le preguntamos, “es bueno haber vivido estas experiencias y algo tendrá que decir la experiencia. Acá hay un factor importante que son los ejecutantes que desde mi punto de vista lo han hecho muy bien. Es un grupo de jugadores que han sido muy dóciles, entrenables. Estamos en un periodo de fortalecerlos a ellos mentalmente para todo este proceso que se nos viene. Como les explicaba en la charla, la gente tiende a ver copas, medallas, diplomas, pero debajo de eso, lo que no ve la gente, es que hay esfuerzo, sacrificio, rechazo, crítica, un montón de cosas, lágrimas, resentimientos y esas cosas que son las que nos tienen que fortalecer”.

-¿Con los pies bien puestos sobre la tierra?

“Sin duda, aterrizados y con la preparación intensa que les ayuda a estar más concentrados, porque este equipo cuando trabaja en intensidad  mejora en todos los ámbitos”.

-Si esto  le ha dado resultados y es una convicción que usted resalta, ¿cuál es la razón de que no sea imitable o seguida por otros?

“A mí me catalogan de pragmático, egoísta y no sé si hay otro entrenador pragmático que tenga 6 o 7 ascensos y 10 campeonatos, no lo sé, es relativo. Un entrenador que tiene tantos logros y es cosa de ver la estadística con equipos que hacen goles y que recibe pocos goles. Creo que hay un prejuicio que se ha mantenido en el tiempo y se le da énfasis a eso, pero uno trabaja con lo que tiene y ha podido demostrarlo, sacarle brillo y potenciar a los jóvenes que no vienen jugando, convalidan y vitalizan sus carreras”.

-¿La versatilidad ha sido una de las características de sus equipos, en especial en este segundo tramo?

“Es una virtud que muy pocos se han dado cuenta de este equipo, que es muy dúctil, muy funcional, todos los jugadores pueden jugar en dos o tres posiciones, manejamos varios sistemas y ese es mérito de los futbolistas. En estos torneos largos es cuando usted no puede mostrar solamente una cara, según mi experiencia, debe tener muchos matices, cosa que los rivales no te tomen la mano y cuando te la tomen, tener la capacidad de poder revertir. Tengo el siguiente concepto y me ha dado resultados de que no muero con la mía, yo vivo con la mía, lo que significa que si tengo que cambiar yo cambio y así hemos ido modificando sistemas”.

-En tal sentido, ¿se guardaba un poco las cartas bajo la manga con José Luis Silva, o no lo notaba tan inserto en la primera rueda?

“No, si siempre ha estado inserto, lo que pasa es que es un jugador de ciertas características que necesita ser apoyado y respaldado por el equipo, no es de esos jugadores de echarse el equipo encima, mientras no veía que pasaba eso, no lo iba a exponer y cuando jugó no lo hizo bien o muy bien, por lo mismo hoy en día el equipo se siente más aplomado en el terreno de juego y él lo siente, dándonos con esa facilidad, el matiz de buen fútbol, de buenas habilitaciones, de descongestionar de buena manera”.

-Usted habla de una maratón, ya está en el grupo de avanzada, pero estamos en Chile, hasta perros le saldrán al camino para morderlos, ¿cómo se sostiene la estructura?

“Esa es la virtud de CD La Serena, que ha ido de menos a más, se ha ido consolidando y ahora con mayor razón nos querrán morder por todos lado,  por eso le digo que la parte mental es clave para mí y la preparación que sigue siendo intensa, la intensidad quiere decir que entreno para ganar, trabajar el cuerpo y la mente intensamente lo que me ayuda a automatizar y tener buen rendimiento bajo presión, la que vamos a tener  y por consiguiente también me genera y desarrolla una mentalidad ganadora”.

¿Están todos muy compactos esta vez en la Primera B?

“Siempre ha sido brava la B, pero este año ha sido muy pareja, las diferencias son mínimas. Imagínese que del puntero al séptimo hay tres o cuatro puntos, por eso no hay que confiarse, la lucha es hasta el final y ahí vamos a ver quién es el ganador. Lo importante es permanecer en ese grupo de avanzada, sosteniéndose como protagonistas”.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X