Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
Pasado el mediodía de ayer se dio un potente encuentro entre los aficionados y el plantel de CD La Serena en el Estadio La Portada. Los jugadores recibieron el aliento de los forofos en la previa al viaje que los llevó a la zona central del país.

Todavía no cumple un mes en CD La Serena y el “pajarito” Jaime Valdés, se alza ya como uno de los ídolos indiscutidos del actual plantel de los granates. Así se lo hicieron sentir ayer al jugador los fanáticos del elenco papayero que se trasladaron hasta el Estadio La Portada para acompañar al plantel y cuerpo técnico que iniciaba el viaje a la zona central del país donde esperará el partido por el ascenso que disputará el 23 de enero.

Desde que salió del vestuario del recinto deportivo hasta abordar la máquina, el volante se sacó cientos de fotos con los forofos, quienes, de paso, le cantaron el cumpleaños feliz por sus (39). Pasó cerca de 40 minutos antes de estar cómodamente sentado el exseleccionado, quien agradeció las muestras de afecto y cariño que comienza a percibir en una hinchada y ciudad que lo ha recibido con los brazos abiertos. El mismo futbolista y su familia, fueron a distraerse y reír de buena gana con el circo Pastelito y Tachuela Chico, donde la gente también se quiso llevar un registro con la selfie del recuerdo.

Sin duda que Valdés se ha convertido en el jugador emblemático del equipo de Francisco Bozán y sabe llevar este tipo de presión, ya que el cariño que le desborda el aficionado, va recargado con la confianza que depositan en él y en sus compañeros  para ese partido por el ascenso que se jugará en el Estadio Nacional en once días más y cuyo destino puede ser asaltar a la categoría de Honor o, simplemente mantenerse en la Primera B.

Mentalizarse en una final

Aunque el volante no habló con los reporteros, hizo valer ante los hinchas su impronta que planteó cuando fue presentado en la institución, respecto del hecho de empaparse lo antes posible de la camiseta y de la trascendencia del duelo que disputarán, “para jugar una final hay que mentalizarse, por eso quise llegar lo antes posible para adaptarme a los compañeros y así llegar de la mejor manera a ese día”.

Con el correr de los días, Valdés, quien está en La Serena desde el pasado 20 de diciembre, ha sido uno de los más activos en cada entrenamiento, imponiendo su impronta, hablando con los más jóvenes y siendo el líder que Bozán necesita en la cancha, “no tendremos competencia, pero con la intensidad de los entrenamientos vamos a llegar bien preparados. No tengo dudas de que vamos a lograr todo para conseguir la meta de dejar a La Serena en la Primera División”, explicó el futbolista en esa ocasión.

Y los hinchas, tanto ahí en La Portada, como en el peregrinaje que hicieron acompañando al bus hasta el hotel donde almorzaron, al llegar a la Avenida del Mar, demostraron a la plantilla que no estarán solos esa noche de jueves en el recinto de la comuna de Ñuñoa en la capital, por mucho que el viaje se haga con antelación.

“Esto es espontáneo de la barra, queremos que sientan nuestro aliento y lo guarden, ya que el 23 estaremos con ellos en el Nacional”, dijo Carlos Nilsson, uno de los aficionados que guardaba videos del encuentro, reiterando que “es un partido donde nos jugaremos el ascenso”, resaltó.

De igual manera se manifestaba Cecilia Cortés, quien dijo que la hinchada está esperanzada y “tenemos gran confianza en los jugadores. Es bueno que se de esta relación y cercanía”, planteó, reconociendo que  “el 23 los esperaré en el Nacional”.

Everton en Viña

Los cánticos de los papayeros, el flamear de las banderas, inundó una jornada de sábado que dará paso a la concentración, a las prácticas privadas, los entrenamientos con rivales capitalinos y a la concentración total a la espera de conocer al rival de turno definiendo ese once titular donde los 19 muchachos que forman parte de la convocatoria buscarán el derecho a estar entre los 11 elegidos.

Bozán en tanto, también extendió su agradecimiento a la masiva muestra de los aficionados, quienes, de esta manera, le garantizan que ese 23 estarán en el Nacional, “estamos agradecidos y quiero que entiendan que estamos haciendo todo lo posible por representarlos de la mejor manera en la cancha y lograr el objetivo”, recalcó.

El primer amistoso de los dirigidos de Bozán se disputará hoy en  la región de Valparaíso, ante Everton, de donde se trasladarán hasta Santiago para iniciar la concentración final y sostener dos o tres partidos de preparación con clubes capitalinos.

Partidos de preparación

El equipo serenense se concentrará en el sector del aeropuerto Arturo Merino Benítez, en la capital, a la espera de los compromisos de preparación que sostendrá  este miércoles y el fin de semana, mientras son partícipes de los encuentros de la liguilla. Si bien este fin de semana permanecerían en Viña del Mar, es posible que el cuerpo técnico pueda presenciar la jornada doble que hoy tendrá lugar en el Estadio Nacional entre los equipos de Melipilla Vs. San Felipe y de Cobreloa Vs. Temuco.

No quisieron comentar en la administración del club los horarios y quiénes serán los rivales de turno, aunque es posible que puedan enfrentar a Palestino, Audax Italiano o alguno de los equipos que quede en el camino del mismo octogonal.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día