Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
De mantenerse el encierro en la conurbación La Serena-Coquimbo, los cuadros granates y aurinegros, no podrán disputar sus partidos en La Portada y el Sánchez Rumoroso, respectivamente.

Aunque el nuevo presidente de la ANFP, Pablo Milad, ha reconocido que la vuelta al fútbol depende de la situación sanitaria del país, el objetivo de quienes están ligados a la actividad profesional en la Primera División y Primera B, a la que desean sumarse también los clubes de la Segunda División (en la zona se encuentra el elenco de Fernández Vial y no ha podido entrenar al no existir autorización del Ministerio que acordó solamente para los elencos de las series de Honor y la B), es retomar la truncada competencia a mediados de mes.

No parece simple, más cuando son muchas las comunas que se encuentran en cuarentena y los casos del Covid-19 han comenzado a llegar a los clubes, presentándose casos en Colo Colo y Curicó, club que fue enviado a cuarentena preventiva por la Seremi de Salud del Maule, por contacto estrecho a todos los jugadores quienes deben encerrarse hasta el 12 de agosto, apenas dos días antes de la fecha que se maneja para el relanzamiento.

Una vez electo, Milad ha sostenido reuniones con la ministra de deportes, Cecilia Pérez, proyectando el retorno de la actividad, sin embargo, se encontró con una exigencia de la autoridad y el gobierno que no la esperaban, ya que esperan tener en la semana la certificación de los estadios que cumplan con los protocolos como para retomar la competencia.

La conurbación

Tal decisión complicaría a los clubes de la región, ya que la conurbación La Serena-Coquimbo, que se encuentra en cuarentena, dispone de los Estadios La Portada y Francisco Sánchez Rumoroso, ambos municipales que permiten los encuentros oficiales de los granates y aurinegros. De mantenerse el actual estado, tanto papayeros como piratas, en caso que se permita que la competencia se reactive el 14 de agosto, no podrán jugar de local en sus respectivos estadios, por lo que tendrían que buscar otro recinto para desarrollar sus cotejos, ya sea en la región de Atacama, Valparaíso o la capital.

Tal medida complicaría el inicio de los partidos como local de ambos clubes, quienes se acercan a cumplir los dos meses desde que retornaron a las prácticas, aunque no han podido concretar partidos amistosos de preparación (la fase final del Retorno Seguro). El inicio de la competencia en la ANFP está fijado para el 14 de agosto, aunque en el gobierno tienen claro que esa fecha no se cumplirá. De esta manera una segunda planificación llevaría a los clubes a relanzar los partidos a fines de agosto o comienzos de septiembre, siempre y cuando se liberen las comunas del confinamiento.

Los estadios

Milad tiene una tremenda tarea. La presión llega por ambos lados, aunque en el Mindep, por muy flexibles que se han mostrado a los protocolos de la actividad, no subirán el pulgar mientras no tengan la claridad sanitaria y la certificación de los estadios (en total son 33) que permitan cumplir con los protocolos exigidos para poder albergar eventos deportivos. 

La ministra Pérez fue precisa al señalar que “no corresponde eso de pensar en el uso de todos los recintos del fútbol donde siempre han sido locales. Debiesen ubicar un par de reductos por regiones, que pudiesen ser usados por todos los clubes. Y ellos que se encarguen de la sanitización y esas cosas”, clara y contundente.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día