• Coquimbo Unido sigue con un tranco avasallador en la segunda rueda en la Primera División con un invicto en cinco fechas. Ya se ubica en la quinta posición de la tabla de colocaciones.
Crédito fotografía: 
EL Mercurio de Valparaíso
El cuadro Pirata que dirige Patricio Graff se trasladó hasta Viña del Mar para vencer a los ruleteros de Everton en la quinta fecha de las revanchas que le permite escalar hasta la quinta posición de la tabla.

Los pupilos de Patricio Graff dieron otra muestra de la consolidación de su fútbol al vencer ayer, de visitante, a Everton de Viña del Mar por 2-0 en el Estadio Sausalito, encuentro correspondiente a la quinta fecha de las revanchas en la categoría de Honor del fútbol chileno. Los aurinegros sacaron diferencias del atribulado elenco oro y cielo en la segunda fracción, tras las anotaciones de Rubén Farfán y Diego Oyarzún, esta última de penal, que premió el orden y la contundencia que ha ido adquiriendo el equipo en esta instancia del torneo.

De esta manera, Coquimbo Unido mantiene el invicto en el tramo final de la temporada, alcanzando la quinta posición de la tabla manteniéndose en zona de clasificación a la Copa Sudamericana.

 

La primera etapa

Everton que llegaba a este encuentro con la necesidad de sumar para escapar de la zona roja de la clasificación, presionó en los primeros minutos del compromiso, creó peligro cerca del arco del portero Marías Cano, aunque no supo resolver esas aproximaciones en las que sus delanteros quedaron en posición de remate.

Como suele suceder, una vez que los hombres de Patricio Graff se acomodan en la cancha y hacen una lectura del rival, comenzaron a controlar y nivelar el juego, en especial con remates de Rubén Farfán, quien pasó a ser determinante en la segunda fracción.

Everton quiso desnivelar en los primeros minutos de la segunda fracción, sin embargo, se encontró con un gol en contra con el cabezazo de Farfán que venció a Campestrini a los 57’, cifra que le brindó la tranquilidad a los hombres de amarillo-negro.

De ahí en adelante, Coquimbo se defendió con el balón, presionando sobre un rival que se fue desgastando conforme avanzaban los minutos. Dejó espacios que Fernando Cornejo supo aprovechar para que el portero local le cometiera infracción penal que Diego Oyarzún transformó en gol a los 84’ con un remate colocado.

El técnico Patricio Graff, reconoció que en los primeros minutos les costó hacer pie, pero en la segunda fracción “nos hicimos dueños del partido, estuvimos mejor parados y nos beneficiamos de la postura del equipo”.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X