• El volante serenense Michael Silva, perdió a un primo en la tragedia de Valparaíso.
Crédito fotografía: 
El Día
El delantero de los granates comentó que el joven estudiante se encontraba en el área donde ocurrió la tragedia compartiendo con unos amigos.

“Que no viaje a Chillán (mañana CD La Serena enfrenta a Ñublense),  de debe a una decisión técnica y me quedó para entrenar y seguir recuperándome, aunque realmente mi mente estaba en otra cosa”, dijo a El Día, el volante del elenco serenense, Michael Silva, quien perdió a un primo en el derrumbe de una vivienda en el cerro Bellavista, uno de los lugares más visitados de Valparaíso. La caída de la casa, ubicada en la intersección de Aldunate con Huito en un sector cercano a la municipalidad,  afectó también una concurrida escalinata pública en la que un grupo de jóvenes chilenos y venezolanos celebraban un cumpleaños.

Entre ellos se encontraba Enzo Martínez Urbina, de 18 años, primo del futbolista de CD La Serena, quien recién el jueves se vino a enterar que se encontraba entre las víctimas de esa tragedia, “es un momento difícil, el derrumbe en Valparaíso se llevó a un primo, realmente no tenía idea y nos comunicaron lo que había ocurrido. Fue el último cuerpo en ser rescatado”, precisó el futbolista, quien comenta que en la familia están golpeados por lo ocurrido”.

Si bien se pensaba que su no nominación del viaje a Chillán se debía al duelo que aflige a la familia, el delantero precisó que, “fue una decisión técnica que me quedara acá en La Serena, estoy mejor en lo físico y recuperando la parte futbolística, buscaré estar en las mejores condiciones para la próxima convocatoria. Dentro de todo, las cosas pasan por algo, realmente tenía la cabeza en otra cosa, me quedó acá con la familia”, asegura.

“Es una pena lo que le ocurrió al Enzo” asegura, “en esa escalera, en Valparaíso, se junta mucha gente a conversar, compartir y estaba en eso cuando se vino encima el cerro”.

“El Encito era un pan de Dios, un angelito, era una persona cariñosa, de piel, a la gente que pedía monedas le daba mil, dos mil pesos, se quedaba conversando con ellos, siempre fue así, no discriminaba a nadie, era una buena persona, tenía el cielo ganado y Diosito se lo llevó, porque no tenía que demostrarle nada a nadie”, dijo a radio Bíobio Carlos Silva, también primo de Enzo.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X