Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
El atacante reconoció que la identificación y afectos recibidos en el puerto, resultaron determinantes en su decisión de seguir vistiendo la 15 aurinegra. Entre sus retos inmediatos, enfatiza que esperan avanzar lo máximo en la Copa Sudamericana.

Mañana se integrará a la pretemporada que está cumpliendo Coquimbo Unido en la capital, el delantero y exseleccionado nacional Mauricio Pinilla, quien renovó por los aurinegros por las próximas tres temporadas. Con sus 35 años, el ariete aceptó el reto de los Piratas de este 2020 que tiene como principal objetivo avanzar en la Copa Sudamericana y llegar a lo más alto en las competencias locales del Campeonato Nacional y Copa Chile.

Los aurinegros se trasladaron a la capital el pasado jueves permaneciendo en la zona central hasta el 18 próximo, tiempo que aprovecharán de conocer la mano el nuevo entrenador Germán Corengia y de adaptarse con los nuevos jugadores, ya que la administración de los porteños aseguró, hasta el momento, la incorporación de 17 jugadores.

Imposible decir que no

Pinilla reconoció al periodista Ramiro Fuenzalida de El Mercurio que si bien manejaba otras ofertas para seguir su carrera, siempre primó el deseo de mantenerse en la tienda aurinegra, “era imposible decirle que no a un club donde me siento muy querido, donde fui muy feliz en 2019. Estoy más que contento, feliz de seguir en Coquimbo”, dice la nota.

Si bien el atacante se había despedido del pueblo porteño una vez concluida la temporada pasada, el vínculo y el interés de poder prolongar su carrera por otros 365 días, nunca lo alejó del todo de Coquimbo Unido, cuya administración nunca bajó los brazos por retenerlo, pese a que el plantel que dirigió Patricio Graff , se desmanteló en un 90 por ciento. De hecho el entrenador ítalo-trasandino lo quiso tener en O’Higgins de Rancagua, aunque los dos años de contrato que le ofreció la administración Morales pesó al momento de la definición, como la relación que el jugador estableció con la hinchada del club.

Y eso que el año de Pinigol no fue el mejor. Las lesiones le pasaron la factura en la primera rueda y su rol protagónico en el primer equipo llegó en la segunda etapa de la competencia. En total disputó 11 partidos por los Piratas,  anotando seis goles, claves para la campaña de un cuadro que siempre se mantuvo en zona de copas internacionales, clasificando finalmente a la Copa Sudamericana de este año donde enfrentará al Aragua de Venezuela en la primera fase. 

Dos años de contrato

Pinilla reiteró al Mercurio que “dos años de contrato demuestran la confianza que tiene el club en mí. Eso te indica que quedaron contentos con mi rendimiento y con mi persona”.

Frente a los desafíos que se vienen para este año, recalcó que, “queremos avanzar lo máximo posible en la Copa Sudamericana, ese es el sueño del puerto entero…Ahora somos un equipo prácticamente nuevo. Habrá que trabajar duro para afianzar el juego y dar que hablar, como lo hicimos el año pasado. Ojalá igualemos o mejoremos la reciente campaña yendo a un torneo internacional”, agregó.

Reconoció el 15 de los Piratas que cuando tomó la decisión de seguir jugando un año más, hubo interés de otros clubes, entre ellos O’Higgins, “así fue, pero finalmente se dio todo para seguir en Coquimbo, tuve sondeos de tres clubes, pero la prioridad siempre fue Coquimbo”, reconoció.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X