Crédito fotografía: 
Cedida
Si fue capaz de correr 36 kilómetros en el desierto de Iquique, y tener un par de registros que lo llenan de orgullo, don Andrés Farías, pensionado de la Fuerza Aérea, ha enfrentado la cuarentena cumpliendo un par de hitos deportivos que enmarcará para sus hijos y nietos.

La pandemia del coronavirus obliga a quedarse en casa. Lo sufren todos, el ocio muchas veces llama al sedentarismo, la inactividad y la desidia. En este tiempo de encierro, que se ha prolongado en nuestro país desde mediados de marzo pasado afectando de manera muy especial a los adultos mayores, no son pocos los consejos que se entregan para que en la medida que se permita, se desarrollen actividades deportivas, caminatas en los espacios interiores de la casa o alguna prueba que permita despejar la mente.

Desde el primer día se planteó que para no contagiarse, deben mantenerse cuidadosos, manteniendo el aislamiento social y una rígida cuarentena. Para ello la actividad deportiva es determinante, clave para mantenerse activo y vital. Queda reflejado en el ánimo.

Para la Organización Mundial de la Salud, 30 minutos de ejercicio moderado al día son esenciales para mantenerse saludables e insisten en el llamado buscando que las alternativas se presenten para mantener la calidad de vida. NO ha sido fácil desarrollar la actividad física, más cuando la prolongación del encierro ha sido tan extenuante y agotante. Incluso, lo sufren  los que han sido deportistas de toda la vida, en especial quienes ya pasaron el umbral de los 60 años.

A través del Ministerio de Deportes han reiterado lo que plantea la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG) insistiendo que es muy bueno tener un plan de acción manteniendo “ una rutina de pequeños ejercicios físicos que sustituya a la que se tenía antes fuera del domicilio, como podían ser los paseos. Por ejemplo, recomienda dar caminatas dentro de la casa, siempre que no haya objetos que puedan dificultar la marcha, para evitar riesgos, o realizar pequeños estiramientos, ejercicios sentados o utilizando una silla como apoyo”. 

En general el llamado es a desarrollar actividad que te permita subir el ánimo, de esa manera quedaran atrás los achaques y molestias generales.

Sin embargo, hay quienes han hecho de este enclaustramiento una  rutina de trabajo físico, creando retos que bien podrían acercarse a registros históricos. Verdaderas hazañas que han ido trazando en el día a día de una cuarentena que no quiere soltarnos y que en la conurbación La Serena-Coquimbo, desde esta noche, entrará en su segunda semana.

Don Andrés Farías Díaz, ha escrito esta cuarentena con un par de hitos que cobran fuerza y que son el primer obstáculo para ganarle a la pandemia y las complicaciones que provoca la inactividad y el no contar con el espacio para desarrollar el deporte que le apasiona.

Un runner

A sus 64 años, ha desarrollado su vida en actividades pedestres. Hoy se describe como un runner y por lo mismo no podía quedar paciente frente al avance de los contagios y el temor que comenzaba a rondar sobre la población.

Fue diseñando, en su hogar, un plan para concretar un total de cinco maratones para lo cual debía correr todos los días sobre una pista que diseñó en el living de su casa, “me propuse realizar un total de cinco maratones en esta cuarentena”, contó a El Día, asumiendo que nada impedirá cumplir sus objetivos

“Corrí durante 40 días un total de 5.270mts. Cada día realicé 527 vueltas diarias en pista de 10 mts. que improvisé en el living-comedor”, lugar que terminó siendo sagrado. Cada día era una meta diferente, “en total  di 1.740.725 zancadas o pasos a un promedio de 46 a 60 minutos los 527 vueltas”, relata.

Otros desafíos

Comenta el atleta que no se imaginaba verse enfrentado a esta cuarentena como ocurre con todas las personas y por lo mismo que busca que su proeza se conozca con la finalidad que todas las personas, no sólo quienes ya están en la adultez, realicen alguna caminata en su hogar para ganarle la lucha al aburrimiento.

El primer reto lo logró en unos días. El encierro se mantiene. El segundo desafío apuntó a realizar ejercicios por día durante tres semanas, “me propuse otro desafío en 20 días,  haciendo 2.000 ejercicios por día de diferentes disciplinas, a los 20 días cumplió los 40 mil ejercicios; subí la dosis de realizar 3 mil diarios hasta llegar a los 100. Hoy llevo 64 mil en 28 días corridos”, puntualiza

Y no es todo. El pasado domingo completó el desafío virtual de 10k., equivalente a 130.000 pasos o zancados y un total de 1.000 vueltas a la pista de 10 metros. Una actividad social a través de Corramos Chile que se preocupa de fortalecer el deporte y que reunió a más de 200 atletas de todo el país y que en este caso buscaba entregar apoyo a una joven que sufre cáncer.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día