• Hace 45 días Ponce dirigió su primer trabajo al mando del equipo. Todavía no llegaban los refuerzos. Hoy suma tres triunfos consecutivos y abraza la opción de salvar la categoría.
Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
El jefe técnico de CD La Serena, aprovechando la pausa en la competencia oficial que se reanuda con el duelo ante Iquique el 4 de diciembre, conversó con El Día, analizando lo que han sido sus primeros 45 días en el cargo y de la relevancia de seguir compitiendo para salvar la categoría.

El 16 de octubre pasado el técnico Miguel Ponce Torres, dirigió su primera práctica en CD La Serena. Hoy estará cumpliendo su día 45 al mando del elenco papayero al que tomó marchando en el último lugar de ambas tablas, la anual (compromete la totalidad de compromisos del 2020) y la del promedio (que involucra a todos los equipos de la serie Honor con las campañas del 2019 y la actual).

Con cinco partidos bajo su conducción, ya salió de la última posición en la general, dejando en ese lugar a Colo Colo, mientras que la obtención de 9 puntos consecutivos en este inicio de la segunda rueda, le ha permitido acortar distancias en el Promedio, perfilando un futuro más halagüeño, toda vez que su próximo rival, Deportes Iquique, al que enfrentará el 4 de diciembre en La Portada, es uno a los que pretende darle caza.

Los puntos

Sin competencia por los puntos en este fin de semana, El Día tuvo la oportunidad de conversar con el técnico, quien reconoce que ha sido complejo todo, aunque nada inimaginable, ya que él y su equipo técnico, tenían muy claro la empresa que estaban emprendiendo y del reto que se les venía por delante.

“Desde que llegué siempre he dicho que los puntos eran y son lo más importante. Al inicio de la segunda rueda sumar permitía seguir en competencia, lo he repetido, ya que dada la situación, si no sucedía, nos hubiésemos visto todavía en una situación más complicada. Estos 9 puntos que hemos logrado, nos permite estar presentes en el torneo y pelear para  lo que estamos,  que es sacar la situación adelante y para ello son importante la fortaleza de los jugadores que estaban y los que han llegado, muy conscientes ellos  de saber a dónde venían, estaban claros de la situación que enfrentábamos y jugábamos”.

Un equipo que crece

¿Han dejado la sensación de madurez a la hora de rematar los partidos, ejemplo claro lo ocurrido en La Cisterna ante Palestino?

 “Ayudó mucho la llegada de los nuevos jugadores. Algunos tienen más experiencia que muchos de los que estaban acá, la búsqueda y el encontrar a esta gente nos dio ese plus del manejo de los partidos. Ya cambio mucho el día a día del equipo con la llegada de ellos y han sido importantes los que se han incorporado del banco, han podido sostener y la madurez pasa por ese convencimiento. Por parte de nosotros sabíamos que no había margen para especular, sino que en realidad salir a jugarnos la posibilidad de ganar los puntos”.

Bajo toda circunstancia el hecho de acortar distancias con equipos que estaban más lejos, es un primer paso, ¿la idea es que ellos también comiencen a sentir la presión?

 “Ya no estamos tan lejos y sabemos que esto será hasta el final, era importante seguir en competencia y  también hacer sentir a los demás equipos que hay una preocupación. No son fáciles estos momentos, por eso cobra valor lo hecho en estas primeras tres fechas de la segunda rueda, porque era una situación complicada. Si perdías un par de partidos, te quedabas muy atrás y esto se tornaba más complicado. Ganar los 9 puntos nos pone en una situación más tranquilizadora, con la preocupación de que estamos presentes y vamos a ir hasta el final. Esa preocupación juega y esperamos que también juegue con esos otros equipos”.

Deportes Iquique

¿Mirando a esos rivales y entendiendo que todo partido ofrece en el mejor de los casos tres puntos, el compromiso que viene con Iquique parece que fuera de seis unidades?

 “No se puede obviar la importancia de ese partido, pero no podría ser tan tajante en esa situación, porque esto será más largo que el partido con Iquique, aunque sin duda es muy importante ganar esos tres puntos, pero no condicionar todo. Lo importante es que seguimos compitiendo, toda la presión estará con nosotros sin duda y la obligación de ganar, prefiero pensarlo así”.

¿O  sea cada partido con su relevancia y exigencia?

“Está clarísimo, acá lo importante es el partido, pero siguen siendo tres puntos. Ganamos ahí y debemos sumar 6 más por lo menos, pensar que ganamos  a este y estamos listos, no es así, acortamos y damos un paso gigante, pero no terminan, ya que seguirán faltando 6 o 7 partidos para poder decir que estamos tranquilos”.

Suazo y Valdés

Si bien han sumado nuevos elementos para seguir la construcción del equipo, no hay que dudar del rol clave que juegan Jaime Valdés y el Chupete Humberto Suazo en la estructura?

“Ustedes han visto todo lo que hicieron en todos los partidos, han realizado un gran esfuerzo. Estando en Bolivia veíamos el esfuerzo de ambos  y el compromiso, y nos comprometíamos con ese esfuerzo desde allá, ellos ayudaron a sostener el equipo, más allá del resultado, han hecho mucho en este tiempo, es de gran ayuda la forma en que enfrentan el día a día. Eso significa mucho emocionalmente para el equipo. A nuestra llegada ver esa línea de compromiso y profesionalismo, es importante porque es una ayuda sin hablar, es simplemente ver y que los jóvenes sigan ese ejemplo. Los años y logros de Humberto y de Jaime, que jugó a un gran nivel durante 14 años en Italia cumpliendo una carrera excepcional para un chileno, es un gran apoyo”.

Próximo a cumplir  el mes y medio desde que asumió en ese cargo, que sensaciones les ha dejado este regreso?

 “La verdad que después de estos tres partidos hay una sensación, pero siempre he dicho y a todos les deje claro que quería venir a La Serena con decisión propia de nuestro cuerpo técnico. Siempre tuvimos claro que esto no solo iba a requerir de trabajo, sino que el convencimiento, de la decisión y será así hasta el final. Lo clave acá es el respeto que tienen que tener todos los estamentos y los hinchas, desde que decidimos y hasta que termine, ojalá con el mejor resultado, siempre  será con las mismas ganas”.

Identidad

No es el mismo club el de hoy al de 8 años cuando usted se iniciaba, ¿hoy queda la sensación que se quiere ser realmente el embajador de la ciudad?

“Sin duda, el otro día mencioné algo respecto de los técnicos que vinieron después de mi salida. Era difícil el día a día en La Serena, más allá de los esfuerzos que hay que reconocer, pero no bastaba con la gente para tener un club que cumpliera con la exigencia de ser profesional. El día a día era duro, encontrarse hoy con un club que tiene una idea, un proyecto que ha ido consolidando. Es algo nuevo, se cometen errores y aciertos, aunque lo importante es que se tenga un fin, hacia donde se va. En ese sentido con la llegada de Martín Ossandón (el nuevo gerente) se da un paso gigante para consolidar al club en la ciudad y en el fútbol chileno. Eso es importantísimo especialmente para nosotros los entrenadores y jugadores, de  tener un buen lugar de trabajo, que sea un lugar en el cual profesionalmente tengan la condiciones para realizarlo y ni que decir para el hincha de que definitivamente sea el reflejo de lo bonito que es la ciudad y como ha ido creciendo teniendo  un club que lo represente de esa forma”.

Hace 45 días Ponce dirigió su primer trabajo al mando del equipo. Todavía no llegaban los refuerzos. Hoy suma tres triunfos consecutivos y abraza la opción de salvar la categoría.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Lo más visto hoy

 

Diario El Día

 

 

 

X