• Piratas y granates se enfrentan en duelo número 121
Crédito fotografía: 
ANFP
La última edición del clásico, celebrada en marzo pasado, un poco antes del comienzo de la pandemia del coronavirus en el país, se jugó en el Estadio Francisco Sánchez Rumoroso, con triunfo Pirata por 2-1. Mañana, en La Portada será la cita, en un duelo que hará relucir la rivalidad que partió en la década del 50.

El último clásico que se tiene registro antes de la pandemia del coronavirus se jugó en marzo pasado en el  Estadio Francisco Sánchez Rumoroso, en el marco de la sexta fecha del actual Torneo en Primera División. Hacía tiempo que no se veían las caras en la misma categoría de Honor (12 años)  y esa vez el internacional y campeón de América, Mauricio Pinilla, marcó el desequilibrio final  para el local luego que la cuenta se mantuviera igualada a 1-1 con tanto de Diego Aravena (CU) y Franco Olego (LS). 

Fue la edición 120 y en el total de los registros, los números también favorecieron a la escuadra porteña, lo que según  el apoyo estadístico de Claudio Véliz, ha logrado 46 triunfos contra 30 de los granates.

Esa diferencia es más estrecha con duelos solamente en la categoría superior, ya que se han visto las caras en 33 ocasiones con 14 victorias aurinegras contra 9 de los granates.

Clásico de la amistad

Aseguran los protagonistas de los duelos clásicos, que las estadísticas quedan de lado cuando serenenses y coquimbanos están frente a frente en la lucha por los puntos, aflorando la rivalidad máxima que se tienen los aficionados de ambas comunas, hoy llamadas conurbación, ya que hasta en amistosos se juegan todo como si fuera de vida o muerte.

Incluso, se recuerda como una de las grandes batallas, tipo pelea callejera, un clásico de la “amistad” que se jugó el 8 de junio del 2008 y a cuyos futbolistas, protagonistas de ese escándalo, no hubo que sacarlos de los vestuarios, sino que de la comisaría. La gresca fue tal que el árbitro terminó parando el compromiso que ganaba La Serena 1-0 con gol de Mauricio Salazar.

Esta vez y pese a que ambos equipos llegan precedidos de elogios por sus últimos resultados, La Serena suma 5 triunfos consecutivos y Coquimbo Unido está a las puertas de avanzar a semifinales de la Copa Sudamericana, la realidad local indica que se encuentran comprometidos con el descenso, por lo que no se pueden descuidar cuando el campeonato comienza a dejar la última curva para entrar en la recta final.

Desde la banca

El equipo de Miguel Ponce suma 24 unidades y se alejó a seis del colista Colo Colo, por lo que buscará prolongar su actual status, entendiendo que una nueva victoria, sellará su alza en la competición.

Lo entiende Miguel Ponce, quien dice que se trata de un partido importante por el lugar en el que se encuentran ambos equipos, “ante Iquique y Colo Colo, nos enfrentamos con exigencias muy parecidas. Todos los partidos son demasiado importantes para La Serena, más si es un clásico que le suma un poco más de presión, es un equipo que está 1 punto debajo de nosotros y eso nos deja en una posición mejor que ellos y buscaremos mantenerlo. Será un partido con la tónica de clásico, aunque con la misma importancia de los puntos”.

Frente al hecho de que su rival esté compitiendo en dos frentes, explicó el zurdo, que eso lo hace más exigente, ya que están rindiendo muy bien a nivel internacional, “trabajaremos este partido para anular las virtudes de Coquimbo y sacar provecho de nuestras fortalezas”, recalcó.

Para  su homólogo del aurinegro, Juan José Ribera, el clásico es un partido especial, más ahora que son equipos necesitados de puntos, “La Serena ha ganado los últimos 5 partidos y ha remontado, mientras que nosotros, si bien hemos sacado el 50 por ciento de los puntos desde que llegamos, todavía no nos alcanza para salir de esa zona compleja a pesar de que tenemos un partido menos”.

Ya un poco más descansado de lo que han sido las vertiginosas últimas dos semanas, el deté del barbón, puntualiza que, “se enfrentarán dos buenos equipos que han mejorado y que ofrecerán un partido parejo con intensidad. Esperamos estar a la altura, recuperarnos bien, ya que lo que hemos tenido ha sido cansador, extenuante y hay que reconocerlo, hemos tenido estos pocos días para que los jugadores se recuperen y estén fuertes para competir”, precisó.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X