• Las largas filas de personas para comprar mercadería en La Serena y Coquimbo se generaron desde las primeras horas de la mañana de este lunes.
Crédito fotografía: 
BASTIAN SALFATE
En La Serena y Ovalle, y algo menos en Coquimbo, los pequeños negocios abrieron prácticamente en su totalidad para atender la demanda de público. Respecto a los grandes hipermercados, algunos permanecieron cerrados, mientras otros abrieron con restricciones para acceso al público.

Después de las intensas manifestaciones de este pasado domingo, este lunes, el comercio de las principales ciudades de la región, volvió a abrir con cierta normalidad.

O al menos el pequeño comercio, pues en el caso de las grandes cadenas de supermercado, la jornada fue algo diferente, pues producto de los incendios que sufrieron los locales de Líder en Coquimbo o el saqueo del Acuenta del sector Las Compañías, éstos, abrieron con algunas restricciones.

Pese a estos ataques y el cierre de grandes locales comerciales hicieron flotar el fantasma del desabastecimiento, las propias autoridades llamaron a la calma.

Durante la mañana de este lunes, la propia intendenta Lucía Pinto daba los primeros detalles del funcionamiento del comercio a nivel general en la conurbación La Serena-Coquimbo. “Los servicios básicos están funcionando sin alteración en las comunas de Coquimbo y La Serena, además que el abastecimiento de combustible y las bombas están entregando su servicio de forma normal”.

“Tenemos 10 supermercados entre La Serena y Coquimbo dispuestos a abrir una vez tengamos certeza de las condiciones de seguridad”, explicaba durante la mañana, la intendenta.

Por su parte, en la provincia del Limarí, su gobernador, Iván Espinoza, hacía lo propio, descartando que en las localidades de dicho territorio, existiese riesgo de desabastecimiento. “Lo que tenemos es información y que estamos actualizando por supuesto en cada momento, que está funcionando todo en términos regulares”, explicaba.

Si bien se registraron ciertas restricciones en la entrega de bombas de bencina – al igual que en otras localidades de la región- el gobernador explicó que “esto ha sido sólo por una cuestión de seguridad de parte de las mismas bombas. Pero en términos de abastecimiento todo está completamente normal”.

Supermercados con restricciones 

Respecto a los grandes locales, largas filas se registraron durante la mañana  en distintos supermercados de La Serena y Coquimbo, hasta donde llegó gran cantidad de personas en busca de víveres. Dicha situación se reportó en el Unimarc de Las Compañías, de El Milagro y de La Recova, además del Jumbo de Avenida El Santo y Ulrikssen.

Durante el día, los supermercados que se mantenían abiertos, establecieron una serie de restricciones al momento de ingresar, como medida preventiva, siendo a la vez custodiados por personal policial y militar para evitar eventuales desbordes, como por ejemplo, permitir el ingreso de la gente en grupos de 50 personas.

Ya pasado el mediodía, y de acuerdo al monitoreo que se hacía desde las propias cadenas de supermercado respecto a la situación, comenzaron a cerrar sus puertas poco a poco, de manera que, ya pasadas las 15:00 horas, habían bajado sus cortinas.

Cabe señalar que ante las restricciones impuestas por los supermercados al momento de comprar, fueron muchas las personas que optaron por acudir a los pequeños negocios de barrio.

El reporte del comercio

Desde el resto del comercio, las visiones de sus representantes fueron diversas.

Así, el presidente de la Cámara de Comercio de La Serena, Patricio Araya, sostuvo que este lunes, los negocios en la capital regional abrieron en forma “casi normal”.

“Yo creo que un 80% abrió en forma normal, porque nuestro deber es abastecer a la población de todos nuestros productos en todos nuestros locales. Lo que sí, se le dieron facilidades a nuestros trabajadores para que se retiraran temprano para cualquier contingencia que haya. Hay algunos comercios que empezaron a cerrar a mediodía, otros a las 14:00 horas, y otros a las 16:00 horas”, señaló Araya.

Asimismo, aclaró que “no hay ningún problema con el abastecimiento de productos de ningún tipo por ahora”. Adelantó además, que de no mediar mayores inconvenientes, los comercios podrían abrir con normalidad durante el día de hoy.

Una visión más crítica tuvo Fernando Guzmán, presidente de la Cámara de Comercio y Turismo de Coquimbo, quien, si bien reconoció la legitimidad de las manifestaciones, condenó la violencia que se ha registrado durante las noches de protesta, y pidió “a la gente que está llamando a las manifestaciones”, que las detengan.

Ello, porque a su juicio, las marchas se están trasformando “en un subterfugio para que los delincuentes asolen el comercio. Y si bien el pequeño comercio en la conurbación no ha sido tocado, eso no significa que lo puedan hacer a futuro, pues en otras ciudades sí lo han hecho, como en Quilpué”.

Respecto a la jornada de hoy, Guzmán señaló que en Coquimbo, abrió cerca de un 20% de los locales del centro, pero “en las poblaciones, abrieron prácticamente todos los locales, por ejemplo, en el sector de El Llano”.

De todas formas, insistió en su llamado a detener las manifestaciones, pues “como pequeños empresarios no podemos abrir nuestros locales. ¿Y quién va a poder pagar nuestros compromisos, quién va a pagar nuestra deudas, nuestros arriendos? Por eso no estamos dispuestos a tener cerrado mañana (hoy). Por eso esperamos que reine la cordura, que la gente llame a parar las marchas, y de esa forma, el lumpen quede sin justificación para generar daño”, afirmó.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X