Crédito fotografía: 
LAUTARO CARMONA
La iniciativa presentada este martes por tres diputados de oposición, además de abrir una nueva discusión por las aún insuficientes ayudas por parte del gobierno a aquellas familias más afectadas por la pandemia, así como para aquellos que se quedaron sin ahorros en sus cuentas, vuelve a poner sobre la mesa la urgente necesidad de aplicar reformas al sistema de AFP.

Este martes, los diputados Karim Bianchi, René Saffirio y Pamela Jiles, presentaron un proyecto de ley que busca permitir un nuevo proceso de retiro de fondos previsionales desde las AFP, debido a la crisis económica derivada del coronavirus.

En ese sentido, los parlamentarios detallaron que el proyecto se inspira en la anterior iniciativa que permitió el retiro de hasta el 10% de los ahorros de las cuentas de las AFP, pero que además, establece un mecanismo que incentiva el reintegro de los montos por parte de los afiliados, de manera que si la persona que retira su dinero y lo reintegra, pueda hacer uso de esos montos en otro momento, ya sea por necesidad o inversión. El proyecto estipula además, que el retiro sea universal y libre de impuestos.

Al respecto, el diputado Karim Bianchi justificó la presentación de esta propuesta señalando que “lejos de los que se dijo en algún momento, que esto iba a generar un caos en este país, creemos que lo que ha ocurrido es exactamente lo inverso. Muchas familias con su dinero, con su trabajo, con su dignidad han podido salir adelante y además han dinamizado la economía. Es por eso que vemos necesario, que de continuar la situación como está, se pueda volver a hacer un nuevo retiro (…) Sabemos que esta situación va a continuar, se va agudizar y que la economía va a tardar en volver a tener números positivos".

Además, se establece la compatibilidad de este derecho con el retiro actual del 10%, proponiendo de esta manera, que este nuevo proceso se inicie a partir de diciembre de 2020.

La pelota otra vez en el Congreso

Desde el mundo parlamentario en tanto, existen dudas aún, si apoyar o no la iniciativa presentada esta semana.

Así, mientras desde el gobierno ya anunciaron su completo rechazo a la iniciativa, en el Congreso las opiniones se dividen entre evaluarla primero, o también rechazarla.

Así, el diputado Matías Walker, quien fue uno de los principales impulsores de la iniciativa del 10%, señaló que, si bien no se iba a negar a la discusión, sí recordó que la ley actualmente vigente, “iba a ser una disposición transitoria de la Constitución”, y por ende, iba a permitir el retiro de fondos previsionales por una única vez.

En una posición parecida se encuentra el diputado Daniel Núñez, quien señaló que “es un tema que tenemos que evaluar y entrar en detalle”.

No beneficiaría a todos

Sin embargo ambos parlamentarios coincidieron en un punto: la preocupación por aquellos afiliados que se quedaron sin fondos en sus cuentas luego de retirar su 10%. En efecto, 7,6 millones de personas podían retirar el monto mínimo de 1 millón de pesos o menos, o retirar la totalidad de fondos, en el caso que dichos ahorros fueran inferiores a 35 UF.

“Y en su inmensa mayoría esos afiliados ya ejercieron ese derecho, ya retiraron los fondos o tienen el plazo de un año para hacerlo, por lo tanto un segundo retiro beneficiaría no a los que tienen menos ingresos, no a los que tienen menos ahorro previsional, sino a los que tienen un ahorro mayor. Esa es la duda que a uno le genera”, sostiene Walker.

En esa misma línea, el diputado Daniel Núñez expresó que “hay gente que tenía muy poca plata; 500, 600 y 700 mil pesos que ya retiró, por tanto, un nuevo 10% no llegaría a todos los chilenos. Hay gente que no está afiliada al sistema de AFP que queda fuera como los feriantes y taxistas. Y por otro lado, los trabajadores más modestos que tenían menos recursos acumulados, probablemente ya lo retiraron todo. Entonces veámoslo con calma”, argumentó.

De todas formas reconoció, que “hay que tener presente que a mucha gente, sobre todo la de menor ingreso, se le está acabando la plata dentro de sus cuentas en las AFP y que sacó sus recursos”, para lo cual, es tarea del gobierno asegura, ir en auxilio de esas personas con ayudas concretas (ver recuadro).

¿Y la reforma de pensiones?

Lo cierto en todo caso, es que el amplio número de personas que ha acudido a sus ahorros para enfrentar sus necesidades más apremiantes -  85% de los afiliados al sistema privado ha pedido su 10% según cifras de la Asociación de AFP – a lo que se suma ahora, este segundo proyecto de retiro, reflejan claramente, las debilidades de un sistema previsional para el cual, si bien se han anunciado en más de una oportunidad, reformas estructurales, éstas finalmente no se han llevado a cabo.

Desde la academia, el economista de la Universidad Católica del Norte, Sergio Zúñiga, asegura que bajo esta coyuntura, “se hace evidente la urgencia respecto de una gran reforma previsional. Pero ningún político chileno ha impulsado las verdaderas reformas que se requieren”.

Sobre los puntos en que estos eventuales cambios debieran sostenerse, al menos en una primera etapa, el académico de la Escuela de Ciencias Empresariales de la UCN, subraya que uno de ellos debiese ser “ajustar la edad de jubilación, e igualar las edades de hombres y mujeres, algo que obviamente es impopular, pero totalmente necesario, y los países europeos desarrollados ya han ajustado esto”.

Además señala, se debe avanzar “en la necesidad de separar el sistema de AFP (que es muy bueno cuando se realmente se cotiza), respecto del sistema de quienes no cotizan o cotizan esporádicamente, y poco. Para ellos es evidente después de todos estos años, que el sistema de AFP actual no es el apropiado”, sentenció.

Ahora bien, respecto a la propuesta de un segundo retiro de pensiones, Zúñiga se mostró favorable, pues en una situación como la que se está viviendo actualmente, no resulta negativo que “la gente pueda retirar parte de sus fondos previsionales. Y no solo por el efecto directo en ellos mismos, sino también por el efecto multiplicador de esto en la economía nacional y el empleo. En este sentido, personalmente estoy de acuerdo”.

 

Ayudas definitivas

Para los diputados Matías Walker y Daniel Núñez, la propuesta de hacer un nuevo retiro de los fondos de las AFP debe servir de advertencia al gobierno para llegar, de una vez a su juicio, con ayudas concretas para la gente que lo está pasando mal a raíz de esta crisis.

“Espero que el gobierno pueda ir al fondo del tema. Porque la diputada Jiles y otros parlamentarios lo han planteado, porque no tenemos un ingreso de emergencia básico universal que llegue a todos los sectores, que llegue a la clase media. Muchos no pudieron acceder al bono clase media, o el préstamo de clase media, y por eso la gente en su desesperación también plantea poder hacer un segundo retiro”, señaló Walker.

Por su parte, Daniel Núñez aseguró que “el que tiene que dar ayuda, definitiva, digna, es el Gobierno y esas ayudas aún no llegan. Por ejemplo, me comentaba un taxista sobre el bono que recibirá, el de 350 mil pesos. Le va a llegar, pero con descuento porque a esa persona le llegó el bono IFE. Y esa letra chica hace que estos beneficios no tengan el impacto que la gente espera”, afirmó.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día