Respecto a la declaración pública de los colegios particulares subvencionados publicada en este medio de comunicación el pasado 28 de Septiembre del presente año, me gustaría señalar algunos pequeños alcances desde el punto de vista como ex alumno, profesor y apoderado. Esta declaración la leí en el mural de la sala de profesores en el establecimiento en el cual trabajo, al terminar de leer fijo mi atención que aparece un listado de colegios apoyando dicha declaración. Mi pregunta está dirigida a los sostenedores y dueños (dueños, lo ratifico) de dichos colegios, ¿entenderán que una unidad educativa está conformada por alumnos, apoderados, profesores y personal no docente? Creo que no lo saben o simplemente hacen vista gorda, porque a los únicos que representa dicho comunicado es a ellos, dudo que muchos profesores hayan apoyado el comunicado. Destaquemos  algunos puntos que plantean, el primero es referente a la libertad de elección, ¿A qué elección se refieren? ¿Elegir entre lo barato y lo caro? Eso opera en el libre mercado, pero, ¿piensan que el libre mercado puede ser aplicado a la educación? Segundo punto a destacar, hablan de “calidad” y que la reforma lo que hará es empeorar la calidad de la educación, ya que ellos con toda su voluntad altruista y sin fines de lucro (la palabra lucro no se menciona) han construido colegios de primera generación, es solo de mirar en la región que todos los colegios particulares tienen los mejores laboratorios de ciencias, los mejores libros en sus bibliotecas y se preocupan del desarrollo integral de todos sus alumnos (¿sabían que hay colegios que no imparten música, artes y talleres extraprogramáticos?) y que además invierten en la formación de capital humano, los profesores de sus establecimientos son formados permanentemente y actualizados en todas las areas curriculares. Como observador y actor directo del sistema, lamentablemente la realidad dista mucho de ello, ya que son tan rascas (creo que es la palabra adecuada), que incluso, modifican las asistencias para recibir más subvención, abaratan costos prescindiendo de inspectores de patio y obligan a los profesores a cumplir labores durante sus recreos, no es necesario enumerar todas las irregularidades  (me pasaría de las 30 líneas aceptadas para publicar) creo que los dueños y sostenedores dirían que esta en el contrato, al fin ellos son los "expertos" en educación. Y lo último, mencionan que los apoderados no tendrán opción de elegir y que sus alumnos prescindirán de la buena educación que ellos dictan, a todos los apoderados que aun piensan que el colegio lo hace la infraestructura, el nombre del colegio y las lucas que pagan, manténganse en ellos, sigan llenando los bolsillos a estos personajes a costa de sus propios hijos y sigan denigrando la profesión docente, por que muchos apoderados creen que saben mas de educación que los mismos educadores juntos, tal para cual, que sus hijos sean educados por los sostenedores (algunos ni siquiera saben expresarse bien) y aquellos apoderados que piensan que la educación la construyen junto a profesores y alumnos, apoyen el cambio de mirada de nuestra educación  y recuerden que los sostenedores no están en el aula, solo llegan a los actos, desfiles y ceremonias,  nosotros los profesores de vocación estamos en todos lados, y estaremos cuando el sistema caiga, al lado de ustedes, solo será cuestión de buscarnos. 

Daniel Piñones Tapia 

14.516.263-7

Más en esta historia

- {{historia.created}}

Cargando ...

Autor

Máster Gratuito en Marketing Digital