Sr. Director:

Cristián Warnken, en su columna del pasado 11 de octubre en diario El Mercurio, se refirió a la falta de reconocimiento de nuestra fragilidad como individuos como bache principal en el camino hacia una sociedad justa y protectora. Este reconocimiento personal determinaría el reemplazo de la autosuficiencia como aspiración última y establecería la vida comunitaria y la solidaridad como el camino más expedito hacia el bien común. Hoy, el mismo periódico publicó los resultados del Primer Barómetro de Confianza Empresarial 2018 realizado por la Sofofa. Aunque hay muchas conclusiones que extraer e interpretar, me referiré a una en esta carta.

Llama la antención que los encuestados, al preguntárseles sobre su nivel de confianza en el medio empresarial, respondieran positivamente con mucha más frecuencia si hablaban de "su" empresa que de "las" empresas en general (66% versus 49% de evaluación positiva). Los analistas del gremio empresarial intepretan esto como un sano escepticismo. Yo diría que es más bien un inadecuado recelo. La empresas miembros de la Sofofa son productoras del 30% de PIB nacional, con todo lo que ello implica sobre generación de empleo. No puede ser que la concepción general de se gestión sea reprobatorio -aunque penosamente, ya es la costumbre-. Algo está mal y necesita ser reparado.

Existe un fenómeno social en que, debido a una valoración malsana de la autosuficiencia como máxima aspiración, el individuo no puede reconoce sus propias pérdidas, aunque sí las que se presentan a nivel social. No solo respecto del trabajo, sino también sobre salud o educación, la mayoría de los chilenos diría que el país está mal, pero que ellos personalmente están bien.

Es necesario que la ciudadanía y sus autoridades contemplen su propia fragilidad en la creación de políticas públicas. Esto las tornará solidarias e inclusivas. La biografía de todos nosotros está llena de puntos críticos donde los azares de la vida, para bien o para mal, nos han volcado a finales totalmente inesperados. De esta manera, el máximo individualismo bien podría ser relegado a aquel refrán popular "Hoy por ti, mañana por mí".

Lincoln Torres

Estudiante de medicina de la Universidad Católica del Norte.

Más en esta historia

- {{historia.created}}

Cargando ...

Autor

Imagen de Lincoln Torres

Estudiante de Medicina de la Universidad Católica del Norte. Aficionado a la música y las letras.