Erróneamente, y de manera un tanto desinformada sobre todo del punto de vista social, los medios de comunicación usan el término “hacker” para señalar a todo tipo de persona que utiliza computadores o instrumentos tecnológicos para fines fraudulentos o delictuales en cualquier ámbito. Lo anterior no es un hacker: lo que la prensa usualmente quiere decir es ciberdelincuente, que es un delincuente al fin y al cabo, como cualquier otro. La única diferencia es poseer habilidades tecnológicas que escapan al entendimiento de un “usuario” promedio.

Ser hacker es algo mucho más profundo: es un estilo de vida que exige consecuencia y responsabilidad sobre todo hacia uno mismo. Un hacker esuna persona que tiene un actitud muy particular frente a la vida, desafiando constantemente el sistema en el que vivimos y convivimos. Busca mejoras posibles a sistemas mejorables a causa de vulnerabilidades de origen, de forma o de fondo, sistemas cuyos usuarios somos nosotros mismos como sociedad.

Un hacker no busca provecho económico en sus acciones: busca desafiarse a si mismo en un concepto de mejora constante y muy estricta. Por último, un hacker y sus acciones no están necesariamente relacionadas con computadores o tecnología. Hacker es un perfil social como cualquier otro, pero donde no cabe el término delincuente, ni nada de lo que lo rodea. Un hacker no es un ciberdelincuente.

 

Se despide atentamente Tomás Contreras 

Más en esta historia

- {{historia.created}}

Cargando ...
Máster Gratuito en Marketing Digital