Sres. Diario el Día,

Junto con saludarlos, el motivo de esta carta es para representar nuestra indignación y molestia por los reiterados ruidos de las campanas del tercer milenio, es inaudito, falta de respeto y cero sentido común, que las campanas suenen todos los días cada media hora y además a las 12 del día suene con un ruido infernal por un periodo de 15 minutos a aproximadamente, para nosotros que vivimos a los pies de la cruz del tercer milenio ya es estresante y no tolerable para nuestros oídos, convengo que se toque una vez en el día sobretodo para los turistas, pero en lo que no estamos de acuerdo es que se toque todos los día y cada media hora, cero sentido común la iglesia católica o las autoridades pertinentes, ya no existe descanso como corresponde ni para siestas, personas que trabajan de noche y duermen de día o el habitual descanso de fin de semana, ES UNA REAL MOLESTIA.

Atte.
Kiger Blanco G.

Más en esta historia

- {{historia.created}}

Cargando ...

Autor