Sr. Director:

Tras dos años de terminar el colegio y conocer la vida moderna del joven universitario con poco dinero y muchas prisas, desvelos y ansiedades, han sido meses de mucha reflexión y autoconocimiento. Quizás más aún mi caso particular, por una reestruturación familiar que trastoca todo. Por ello, en víspera de comenzar un nuevo año, quiero compartir lo que para mí fueron ventiscas de cambio en consideración del propósito de la vida y búsqueda de la felicidad, o dígase, ahogar las penas y pasarla bien sin perder el norte.

El sistema que paga mis estudios, si bien no es el mejor, me alcanza para vivir en paz. Terminé considerando la vocación como inexistente. Mi felicidad no dependerá del rubro. Hemos de cumplir fielmente la parte que nos corresponde, pero el servicio per se resulta el único fin loable del trabajo, seamos jóvenes o adultos. Allí te encuentras a ti mismo como parte funcional del círculo que te rodeda, viviendo para los demás, donde sea que te toque.

 

La familia es importante. Y ojalá como jóvenes lo pensemos 70 veces 7 antes de unirnos en pareja. El amor de un hogar, tan escaso en estos días, da reposo al corazón, alimenta la vida y restaura las heridas. Aprendamos a ser padres responsables, abnegados y que saben pedir perdón. Y también a ser hijos respetuosos y obedientes, que saben dar las gracias. Aquí no hay necesidades, no. Sólo puede haber entrega.

 

Define tu ideal, y sé tú quién lo cumpla. Puedes tomar guía y consejo de tu círculo, recuerda que no hay persona tan vacía que no se pueda aprender algo de ella. Y siempre busca el equilibrio entre pensar y sentir. Alégrate, pero con los pies en la tierra. Reflexiona, pero no te amargues. Goza la belleza, recibe la sabiduría.

 

Vive con esperanza, con la certeza de que todo va a terminar bien. Quien me instruye a mí es el Maestro de Galilea.

Lincoln Torres

Estudiante UCN

Más en esta historia

- {{historia.created}}

Cargando ...

Autor

Imagen de Lincoln Torres

Estudiante de Medicina de la Universidad Católica del Norte. Aficionado a la música y las letras.