Buenos tardes, gracias por permitirme tener un medio para ser escuchada, no saben lo importante que eso es cuando te sientes que nadie te escucha, ni respeta tus derechos de ciudadana común y corriente.  El motivo de mi carta es poner en la palestra el siguiente tema, que conocimientos o preparación tienen los guardias de seguridad de los supermercados, que se creen con el derecho de acusar a una persona por hurto o robo sin pruebas que los acrediten, dejando con ella a la persona humillada y vejada, frente a sus vecinos, les cuento, resulta el sábado 12.JUL.014 a las 20:30 horas aproximadamente, fui al supermercado Unimarc, ubicado en calle Arica, porque es una costumbre en mi comprar por tradición o costumbre mi mercadería en dicho lugar, considerando que soy serenense y de alguna forma me acostumbre a comprar en el antiguo DECA que después paso a ser de la empresa Unimarc, sin embargo desagradable fue mi sorpresa cuando estaba pagando en la caja de dicho supermercado por la suma aproximadamente de $ 35.000.- pesos, se me acerca un joven que después descubrí era un guardia del lugar, y me dice primero despacio a lo que respondí que no comprendía y me dice en todo mas alto lo siguiente “suelta la mercadería que llevai en la ropa, creís que no te ví, estai filma por cámaras, así que suelta la mercadería ladrona”, por supuesto quedé atónita y le respondí que yo no robo que por algo era funcionaria pública y no me prestaba para ello, sin embargo siguió insistiendo y diciendo que era una ladrona, y que el sabía que yo había robado, a todo esto su compañero, otro guardia  ante mi molestia sólo se mató de la risa, burlándose cuando exigí ver al encargado, como no me hizo caso fui a la atención al cliente donde una dama me paso el libro de reclamos y seguidamente me llamó una persona que dijo ser el encargado, el cual me saludo educamente, señalando que me había visto varias veces comprando en el supermercado y que sentía lo ocurrido, sin embargo para ser franca no se si esa simple respuesta a mi reclamo me quita la vergüenza de haber sido tratada como una vulgar ladrona, frente a vecinos, puesto que vivo cerca de dicho local, además jamás escuche una disculpa de los guardias que me trataron con tal falta de respeto y la empresa tampoco nunca mas volvió a llamarme por el reclamo estampado en el libro de reclamos.  Mi pregunta es la siguiente es posible que una empresa que realiza sus campañas señalando la buena atención a sus clientes y se jacta de ser una de las mas cercanas a la gente, trate sin ningún respeto a uno de sus miembros y no tenga ni siquiera la cortesía de llamar o mandar una carta disculpándose por tener gente negligente y sin preparación en una de las áreas mas importantes del supermercado como lo es la vigilancia, además de burlarse de los clientes al amparo de sus encargados, como es posible.

Atentamente

serenafaro

Más en esta historia

- {{historia.created}}

Cargando ...