Siempre  hay que ser objetivo, y ver las cosas como son aunque nos duelan, en los últimos gobiernos, todos los Presidentes han tenido las mejores intenciones de dar una educación de calidad a sus gobernados, con los mejores estándares y avances como los norteamericanos, europeos, asiáticos, etc. Pero hay una gran direfencia entre nosotros y los educandos de otras latitudes, aunque el estado nos ponga un computador en el baño, como personas, somos lo que somos y no somos más, es decir somos pencas  de adentro o de alma, como quieran entenderlo. Lo primero para tener buenos estudiantes los Papitos deben enseñar a sus Hijitos a ser buenas personas, respetuosos con todo el mundo, honestos, que amen su entorno, la naturaleza, que cuiden lo que el estado nos proporciona  para ser otros mañana, que los Papitos se preocupen de sus Hijitos, de qué hacen cuando están fuera de casa, sus amistates, sitios que frecuentan, etc. Un  estudiante malo, es el fiel reflejo de sus padres y no del colegio donde estudia, porque al colegio se va a aprender ciencias, artes, etc., y los profesores no tienen por qué enseñarles modales, como limpiarse la nariz y otras cosas. La educación parte de la CASA o, si no me entiende alguien, DE SUS PADRES.

Ojalá con la reforma a la Educacion, de una vez por todas en los Colegios manden los que deben mandar. Los Directores y Profesores, con todas la atribuciones de cortar el queque como corresponde ante una indisciplina de un alumno. Porque como está la sociedad actual da la impresión que en los colegios manda el presidente del centro de Padres, la presidenta del centro de Madres del sector, el comerciante que vende dulces a la salida del colegio, el apoderado choro o flaite y no los que deben mandar. El Director y sus Profesores son los que mandan en los colegios y nadie más, por algo están allí. Si Don Franklin Castillo pudiera ver esta carta diría, ¡¡ Que tiene razón este h....... !!

Fuerza Profesores Ojalá recuperen el sitio  de amor y respeto que antes tenían.

Esta carta la escribí por aquellos que no la pueden escribir.

Jone H. Guerrero Ortiz

Más en esta historia

- {{historia.created}}

Cargando ...