Este lunes los diputados de la democracia cristiana nos vamos a reunir con el ministro del Interior Mariano Fernandez, para solicitarle, ahora de manera personal, al Ejecutivo que ponga suma urgencia al proyecto de ley para que se pueda elegir al gobernador regional por voto popular el próximo año, junto con las presidenciales y parlamentarias; porque desde antes de la presentación de un proyecto de ley por el actual gobierno, hemos estado de acuerdo en que el jefe de cada gobierno regional debe ser elegido. Tras dos años de discusión en el Congreso, le pedimos ya a la Presidenta Bachelet que disponga de las urgencias legislativas para votar este proyecto ojalá en septiembre, al igual que pedimos a diputados y senadores de todos los partidos terminar con las excusas y votar a favor el proyecto de elección de jefe del gobierno regional mediante sufragio universal, en coherencia con el discurso de profundización de la democracia. Poder elegir al Gobernador Regional es entregar más atribuciones a la gente, porque esta autoridad deberá responder directamente a la ciudadanía y no al gobierno de turno.De acuerdo al proyecto que estamos apoyando, el gobernador regional elegido por voto popular tendrá atribuciones similares a las que tienen los actuales intendentes. Personalmente, estoy a favor de que ya el próximo año podamos elegir a esta autoridad y que se le entreguen las máximas atribuciones posibles, junto con los recursos para que pueda ejercer su cargo, sin que tenga una dependencia jerárquica del gobierno central.Al ministro del Interior le diremos este lunes que la elección directa del jefe del Gobierno Regional es un paso hacia la anhelada descentralización del país y para ello, además, en la ley debemos dotarlos de atribuciones sobre los servicios públicos, competencias y presupuestos para una efectiva autonomía política, que permita un desarrollo futuro con identidad en la región y las provincias, entendiendo las particularidades de cada una de las comunas.Creemos que ya es tiempo de dejar de tramitar este proyecto, que llegó el momento de votar y que la ciudadanía juzgue quién está a favor de más democracia y más descentralización, y quienes están por restringir la autonomía de los habitantes de las regiones.