Esperamos que en los próximos días el Senado ratifique lo que ya aprobamos en la Cámara de Diputados declarar feriado el 20 de septiembre de cada año, para todas las comunas de la Región de Coquimbo.Por tercera vez promovemos un proyecto de ley para contar con un feriado regional permanente, así como lo tiene la región de Arica y Parinacota el 7 de junio, por la toma del Morro y Chillán para el 20 de agosto, día del natalicio de Bernardo O’Higgins. En la práctica, para muchas personas de Coquimbo y otras comunas de la región, el 20 de septiembre es un día feriado y por costumbre no se trabaja, porque es el día de la Fiesta de la Pampilla. Con el objetivo de formalizar esta costumbre hemos promovido de manera reiterada que este día sea feriado legal en toda la región, ya que la tradición de “La Pampilla” se extendió a todas las comunas. El año 2014 ya aprobamos declararlo, pero el Senado de manera inexplicable lo hizo festivo sólo por ese año. Para reconocer su valor como fiesta popular, tradicional y familiar hemos insistido en que se declare feriado regional el 20 de septiembre de cada año, formalizando esta costumbre en que el comercio, empresas y órganos de la administración cierran sus puertas y celebran la constitución de la Primera Junta de Gobierno, cuya noticia llegó acá dos días después.Queremos que sea feriado porque es nuestra forma de celebrar las Fiestas Pa-trias. Cada año, integrantes de numerosas familias se trasladan desde distintos puntos de la región, del país e incluso del extranjero, para vivir juntos esta fiesta popular y patriótica, que se inició en Coquimbo y que se festeja con similares características en la Quebrada del Jardín, en La Serena; San Isidro, en Vicuña; y en tantas localidades de Elqui, Limarí y Choapa.Hay detractores para estos feriados regionales, quienes dicen que afectan a la productividad del país. Ellos deben entender que esta festividad entrega importantes aportes al comercio, al turismo, la gastronomía y el transporte, entre otros sectores.Esperamos un pronunciamiento favorable del Senado porque estamos convencidos de que no sólo las fiestas religiosas y las batallas pueden ser feriados. También las fiestas populares, y en la región de Coquimbo desde 1810 que el pueblo celebra el 20 de septiembre el primer gobierno de chilenos para los chilenos.