La reciente Encuesta CEP, junto con dar a conocer el rechazo de la ciudadanía hacia la gestión del gobierno y de la oposición, nos entrega un elemento relevante, además de ratificar cuales son los principales problemas que preocupan a las y los chilenos. Un 78% de los encuestados dice que prefiere líderes políticos que privilegien los acuerdos. Sólo un 14% prefiere a quienes privilegian sus propias posiciones.

Qué duda cabe que buscar y privilegiar los acuerdos con los distintos sectores ha sido el esfuerzo que como Democracia Cristiana hemos intentado realizar desde nuestro rol de oposición durante estos 20 meses del actual gobierno. Claramente una búsqueda de acuerdos que en ocasiones no resulta comprendida por algunos sectores que intentan imponer sus propias ideas.

La gente nos está diciendo en la CEP: déjense de pelear y lleguen a acuerdos por el bien del país. Ejemplo de esta búsqueda de acuerdos transversales es lo que hicimos con el proyecto que busca sancionar de manera ejemplar los delitos económicos, que presentamos esta semana en la Cámara de Diputados, y que considera penas efectivas de cárcel, junto con altas multas para autores de colusión, estafa, uso y abuso de información privilegiada, como también en casos de delitos ambientales. Un proyecto que me corresponde liderar y que presentamos junto a parlamentarios de Revolución Democrática, Renovación Nacional, Partido Socialista, Evopoli y Democracia Cristiana. Ya antes habíamos aprobado la ley anti saqueos a partir de acuerdos en la Cámara de Diputados y también en el Senado.  

Y así también esperamos llegar a un acuerdo en materia de pensiones, la principal demanda ciudadana. Ya el gobierno acogió la propuesta de la Democracia Cristiana en orden a que un 3% del aumento de la cotización obligatoria vaya destinado a solidaridad, tal cual lo había propuesto la Presidenta Bachelet. El gobierno, además, acogió nuestra propuesta para establecer Cooperativas sin fines de lucro de afiliados a los fondos de pensiones, que pueden repartir los excedentes; y esperamos llegar a un acuerdo para que exista una contribución del Estado mucho mayor a las 3 y 2 UF que anunció el Presidente. Queremos avanzar no sólo a que en caso de haber perdidas no se cobre comisiones a los afiliados, como habíamos propuesto y se acogió; sino también para que las utilidades de las afp se puedan compartir con todos los afiliados, por ley, de manera obligatoria. 

Mediante un amplio acuerdo, también, sentamos las bases para poder redactar una Nueva Constitución que garantice derechos, lo que también nos exigirá disposición a los acuerdos -sin temor a las “barras bravas” y redes sociales- para que sea la Casa de Todos.

Autor

Imagen de Matias Walker
Diputado de la Región de Coquimbo.

 

 

 

X