La falta de infraestructura productiva, el poco acceso a conocimiento y tecnología o la distancia física que puede existir entre una empresa y los servicios públicos no puede ser impedimento para que un negocio crezca y se desarrolle.

La entrega de oportunidades a los territorios es algo que no puede esperar, por eso hoy se están implementando una serie de políticas públicas que buscan acelerar, hacer crecer y crear un tejido empresarial sólido en comunas como Canela, Río Hurtado, Punitaqui, Combarbalá, Monte Patria, La Higuera y el sector rural de la comuna de Ovalle.

Por eso, desde el 2019 y de manera pionera junto a otras tres regiones del país, Corfo ha llevado adelante Acelera en la Región de Coquimbo, un programa que este 2020 se estará ejecutando para contribuir al aumento de la competitividad y la sostenibilidad de las empresas que se ubican en territorios de oportunidades.

Un desafío no menor que en actual contexto social ha permitido que las pymes de la región puedan agregar valor, promover el desarrollo del territorio y aportar al patrimonio social y cultural, todo gracias a un profundo trabajo de mentoría y trabajo colaborativo que favorece la competitividad y permite perfilar proyectos y mejorar modelos de negocio.

Ha sido en ese proceso lleno de esfuerzo en el que se comprobado que las pymes tienen buenas ideas y lo más importante: posibilidades reales de crecimiento en las que es fundamental acelerar aquellos procesos que contribuyan a generar mayores oportunidades en los territorios, porque cuando aquello se fortalece las empresas locales crecen y son capaces de generar redes de apoyo con otros e integrar a personas que tienen las mismas ganas de crecer y acelerar sus sueños.

 

 

Autor

Imagen de Gregorio Rodríguez Jaure
Gregorio Rodríguez Abogado y director regional de Corfo Coquimbo

Otras columnas de este autor