Construir barrios en los que las familias puedan tener su hogar, acceso a servicios y equipamiento adecuado para una vida digna. Ese debe ser el objetivo de las políticas de vivienda en nuestro país, y hacia eso apuntamos al aprobar con modificaciones el Proyecto de Integración Social y Urbana.

Compartimos en general el propósito del proyecto. Integración social en materia de vivienda, que no se sigadestinando las familias vulnerables a la periferia, donde no hay alcantarillado, no hay transporte, no hay jardines infantiles, donde no hay centros de salud. Pero al mismo tiempo rechazamos el artículo que pretendía entregar los pocos terreno fiscales disponibles a inmobiliarias para otorgarlos en arriendo; porque las familias postulan hasta 10 años y mucho más para obtener una vivienda en propiedad, no en arriendo como proponía originalmente el proyecto. 

Entendemos que debe haber autonomía en los planes reguladores comunales, pero también una indicación para no segregar a familias vulnerables. Decirles que deben incluir obligatoriamente espacios para construcción de viviendas sociales, con una densificación máxima, que puedan tener áreas verdes, lugares de esparcimiento deportivo, jardines infantiles, centro de salud, y provocar una verdadera integración social. También entendemos que las zonas patrimoniales deben estar al servicio de las personas y no al revés; por tanto que deben haber espacios para familias vulnerables también en esas zonas, con todas las limitaciones que correspondan en materia urbanística.

En la discusión de este proyecto establecimos con el Ministro que se va a seguir priorizando la política de subsidios para comités, y eso depende de que en la Ley de Presupuesto prioricemos subsidios para familias vulnerables. Y es importante corregir una distorsión, porque el año pasado de buena fe aprobamos una glosa para que la Subdere compre terrenos para construir viviendas sociales, lo que no ha servido porque no se asignó a esa subsecretaría los recursos suficientes. Eso debemos corregirlo, por ejemplo, entregando los recursos al Ministerio de Vivienda en una glosa destinada específicamente a compra de terrenos para construir viviendas sociales, para comités de viviendas de familias vulnerables.

Todos estos años hemos trabajado con comités y lo seguiremos haciendo; para que puedan tener su casa propia, en barrios que tengan una cantidad adecuada de viviendas, servicios, equipamiento, y en los mejores terrenos disponibles, como lo estamos haciendo en Ovalle, frente al nuevo hospital provincial.

Autor

Imagen de Matias Walker
Diputado de la Región de Coquimbo.

 

 

 

X