Un apretón imprevisto, enredo misterioso, confunde propósitos para razonadores naturales en la región de los valles. Cuando tal como en el cancionero español no sale la cuenta porque falta un churumbel. Donde la picardía en la palabra escrita retorna libre. Al revés... “Ir por lana y salir trasquilado”, el negocio de don Andrés...compra a cuatro y vende a tres, entre otros adagios y sentencias, reafirman la sabiduría popular. No obstante, los “capos” o genios del engaño logran suavizar los efectos frustrantes del desengaño. Algo por aquí y otro tanto por allá... lo perdido suele recuperarse. La vida, al parecer, es la sinrazón. En Elqui vivieron los hermanos Tapia o chañarinos - lugar próximo al actual observatorio astronómico “Mamalluca” de Vicuña - y tenían fama hasta la primera mitad del siglo pasado por su capacidad inventiva para transformar la realidad en otras realidades. Partían desde un nidal con la gallina que sacaba y sacaba cada cosa al revés. Y, al llegar a los cien huevos...”sacaba un animal calchudo de las patas”. (¿¡...!?). Pero, habíamos quedado que dos más dos son tres y no sale la cuenta porque falta un “Churumbel”... Hum. (Enredos desde los tiempos coloniales con “Pedro Urdemales” y otros de la picaresca española). Ya la Navidad es otra cosa, es decir, otras cosas: árbol mutilado y nieve ficticia en el Hemisferio Sur. Finalmente, tal como en la mayoría de las festividades culturales y otras, los Medios de Comunicación hacen su aporte. Los televidentes, en este caso, encontramos ciertas similitudes de la mayoría de los creadores en ver el mundo contemporáneo...al revés. En, YouTube, por ejemplo, hay: “En el reino del revés / nadie baila con los pies. / Y, un ladrón es vigilante, / y otro es juez. (...) Me dijeron que en el reino del revés / cabe un oso en una nuez...”. -¡Pesebres! - se oye la voz queda gritando fuerte. ¡Vale!

Otras columnas de este autor