Crédito fotografía: 
Referencial / Efe
La firma ya ha prometido a algunos países como Indonesia que tendrán la misma prioridad a la hora de acceder a la vacuna que China.

La posible solución de Sinovac contra el coronavirus entró en la fase tres de pruebas clínicas el pasado 21 de julio, tras no hallar efectos adversos en los más de mil voluntarios que participaron de las dos primeras fases.

"Tras recibir dos dosis, casi un 97 o 98 por ciento de los voluntarios desarrolló anticuerpos. Somos optimistas con los resultados", explicó Yin.

El consejero delegado de la firma china pronosticó que el efecto inmune de su vacuna podría durar más de dos años, aunque todavía no tienen pruebas que lo demuestre.

Sinovac, que asegura estar lista para producir la vacuna en masa -ha construido una nueva planta de 20.000 metros cuadrados en tres meses-, ha prometido "amplio acceso" al producto cuando esté listo.

Según Yin, la nueva planta de la compañía tiene capacidad de producir hasta 300 millones de dosis al año, lo que podría ser suficiente para atender la demanda nacional y también la de algunos países extranjeros.

La firma ya ha prometido a algunos países como Indonesia que tendrán la misma prioridad a la hora de acceder a la vacuna que China.

Los criterios que Sinovac sigue para asignar las dosis de la vacuna, según Yin, son que exista una "gran masa de población que necesite ser protegida" y que el área en cuestión "tenga una alta tasa de infección".

A este respecto, el jefe de la compañía biotecnológica aseguró que China, país en el que la Covid-19 parece bajo control a pesar de ser el primero en registrar un brote de la enfermedad, es una zona prioritaria.

"Nuestros 1.400 millones de personas no tienen inmunidad. Estamos muy lejos de la inmunidad de grupo, y hay una población muy numerosa que necesita ser vacunada", apuntó.

Apoyo a ensayos clínicos

El domingo 2 de agosto el ministro de Ciencia, Andrés Couve, en el balance diario realizado en el país informó que se apoyará el ensayo clínico elaborado por la Universidad Católica y Sinovac en Chile.

"En Chile se está armando un consorcio de universidades que van a ser los responsables de ejecutar estos ensayos clínicos, hoy día existen ocho universidades asociadas a este consorcio, de la Región Metropolitana y también de otras regiones, haciendo que los ensayos clínicos lo podamos realizar a nivel nacional", explicó Couve.

Para ello se destinarán aportes públicos de 2.600 millones de pesos para la realización de una vacuna y se espera conseguir alrededor de 3.000 voluntarios para el testeo de la vacuna.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X