Crédito fotografía: 
Prensa.presidencia.cl
En una entrevista realizada este miércoles para Bío Bío, la ministra vocera de Gobierno, Karla Rubilar declaró que de ahora en adelante escuchar a la ciudadanía será una obligación para evitar nuevas revueltas.

La mañana de este miércoles, la ministra vocera de Gobierno, Karla Rubilar, conversó con el Expreso Bío Bío, entrevista en la cual hizo un mea culpa a nombre del Gobierno, asumió la baja aprobación del presidente Sebastián Piñera y condenó el efecto que tuvieron en la ciudadanía las desafortunadas frases de algunos integrantes del gabinete previo a la emergencia.

Pese a que Rubilar partió destacando las cosas buenas que administraciones previas hicieron por el país, afirmó que “muchas cosas quedaron en deuda y eso termina estallando en estos 48 días y ahí hay que hacer todos los cambios y cosas nuevas que no hicimos en su momento”.

Sobre el hecho de  que el estallido social ocurrió bajo un gobierno de Chile Vamos, Rubilar aseveró que “es súper honesto decir que como Gobierno tenemos una responsabilidad mayor”.

“Podría haber estallado en otro Gobierno, pero algo tenemos que haber hecho nosotros y, además, estamos gobernando, por lo tanto tenemos una responsabilidad mayor de enfrentar este suceso y ver cómo construimos una capacidad de diálogo que permita enfrentar esto porque nosotros como Gobierno solo no vamos a ser capaces de salir de esta crisis”, señaló la portavoz de La Moneda.

De esa manera, Rubilar dijo que, a su parecer, las iniciativas que han permitido recuperar “ciertos niveles de cotidianeidad, no de normalidad, tienen que ver con acuerdos amplios”, tras lo cual destacó la participación del ministro de Hacienda, Ignacio Briones, para lograr la aprobación de una Ley de Presupuesto “con muchas mejoras”.

Además, y en línea con el conflicto que este viernes cumple su séptima semana, Rubilar dijo entender que de ahora en adelante escuchar a la ciudadanía será una obligación para evitar nuevas revueltas.

“Las decisiones que pasan por un Gobierno simplemente porque fue electo no van a ser suficientes y, en ese sentido, la participación ciudadana (…) hoy es un deber. Claramente esa necesidad va a tener que involucrarse muy profundamente en las políticas públicas”, agregó la vocera.

A su juicio, aquello es un cambio “sustancial” que debe concretarse a partir de ahora porque “si la gente siente de nuevo que no estamos escuchando y por muy de acuerdo que nos pongamos de acuerdo entre los políticos, entre los poderes, entre los que tenemos alguna posición de privilegio, nos va a volver a estallar”, presagió la ministra Rubilar.

Encuestas

En entrevista con La Radio, Rubilar también conversó acerca de la baja adhesión con la que cuenta Piñera, la que, si bien previo al 18 de octubre bordeaba el 30% de acuerdo a Cadem, hoy es solo del 10% con un rechazo del 82%, según los últimos resultados del mismo sondeo.

“Tenemos una aprobación de 10%, dependiendo de la encuesta. Vamos a hablar de esta del 10%, tenemos algunas que son más bajas. Esa es la realidad, pero de la encuesta en la que tenemos 10% yo creo que es bueno hablarle a la gente con honestidad: estamos en un momento muy difícil”, partió.

Sin embargo, Rubilar resaltó que no solo La Moneda atraviesa un complejo escenario en materia de valoración.

“El nivel de confianza en nosotros es muy bajo, pero también (…) hay desconfianza en los empresarios, en la Iglesia, en las policías, en las instituciones en general, incluso en la prensa. Es tal el nivel que reconstruir eso va a ser súper duro, partiendo por la confianza del Gobierno a largo plazo”, ejemplificó la ministra mejor evaluada de acuerdo a la última Cadem.

¿Por qué ahora?

Consultada sobre si cree que la crisis ocurrió porque hoy hay una gestión de derecha en el poder, Rubilar desestimó esa lógica ya que afirmó que pensar de esa manera sería “tratar de mirarlo de la forma más autocomplaciente probablemente”.

“Yo creo que nos tocó por varias razones: porque la acumulación llevaba mucho tiempo, la gente llevaba mucho tiempo pidiendo muchas cosas”, con soluciones que habrían funcionado hace tres décadas, pero que ya no se condicen con la realidad actual.

“Yo creo que tuvo que ver probablemente con que como nosotros siempre hemos transmitido o comunicado no tan bien nuestro compromiso social, que no es solamente económico, eso también puede haber ayudado a que haya estallado en forma anticipada o más rápido en nuestro Gobierno”, admitió la vocera.

Sumado a ello, Rubilar se refirió al largo y nutrido historial de declaraciones desafortunadas por parte de miembros del gabinete, las que despertaron en la ciudadanía una molestia no solo con el Gobierno, sino que con la clase política en general.

“Tuvimos muchas frases que no fueron adecuadas de algunos ministros que, siendo ellos… y yo quiero decirlo… no es una defensa vacía, es una defensa real, porque uno los conoce en lo humano, en lo técnico, son buenas personas, pero la verdad es que fueron frases que dolieron. Dolieron, dolieron, dolieron”, admitió.

Rubilar no quiso hablar de “la peor” frase, ya que cada declaración le duele a alguien de forma diferente, pero sí reconoció que el Gobierno, en la voz de aquellos titulares, cometió un error.

Pero destacando a una de las sorpresas del nuevo gabinete, el ministro Briones, Rubilar distinguió que en su rol de guardián de la billetera pública el ingeniero de la PUC “acerque” el lingo económico a la gente.

Acusación

Rubilar también tuvo palabras para la acusación constitucional que enfrenta Piñera en el Congreso, documento que actualmente está siendo analizado por la comisión revisora, la que deberá emitir en los próximos días un informe a la Sala de la Cámara de Diputados con sus conclusiones en la materia.

Así, Rubilar habló de dos oposiciones. Primero, le agradeció a aquella que, desde el inicio de la crisis, “ha estado a la altura”, poniendo divisiones e ideologías de lado por el bien del país.

No obstante, criticó a esa otra oposición que desde el día uno ha buscado la salida del jefe de Estado, sobre todo impulsando la idea de un juicio político en contra del Mandatario en el contexto de la crisis.

Al respecto, Rubilar catalogó a la acusación de ser una medida que carece de todo fundamento y que como Gobierno tienen “tranquilidad jurídica”, tras lo cual anunció que cuando los diputados deban votarla se invocará cuestión previa.

A su parecer, lo peor es que finalmente haya personas que en este ambiente piensen que un juicio político sin razones “suma, aporta, cuando en realidad genera más división”.

A modo de concluir la entrevista, y consultada respecto al rol de la Fiscalía en la persecución de delitos cometidos en medio de desmanes y enfrentamientos con Carabineros, Rubilar llamó al Ministerio Público a dejar de defenderse y aprovechar esta oportunidad para mostrar su trabajo.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X