Crédito fotografía: 
Cedida
En un 500% en promedio se incrementaron las renuncias de militantes de partidos políticos entre el periodo de la crisis social -octubre, noviembre y diciembre de 2019- y el mismo periodo de 2018.

“Soy parte de ese desencanto, pero también asumo que he tenido funciones públicas y desde ahí pudimos haber alzado la voz o haber hecho más cosas”, dijo el diputado ex PS Marcelo Díaz, a modo de autocrítica al momento de comentar la lejanía de la ciudadanía respecto de la clase política, situación que se graficó en apenas el 2% de confianza que le asignó la ciudadanía a los partidos políticos, según la última encuesta del Centro de Estudios Públicos (CEP), publicada el viernes pasado y que ubicó a esas entidades en el último lugar de ese ítem, incluso tras el Gobierno (5%) y el Congreso (3%).

Los resultados de la CEP en la percepción de la corporaciones políticas están en sintonia con la información entregada a BioBioChile por el Servicio Electoral (Servel) que muestra que durante los tres meses del estallido social -octubre y diciembre de 2019- las renuncias o desafiliaciones de militantes a las colectividades aumentaron en un 500% de promedio en relación al mismo periodo de 2018 y en 300% en relación a los cuatro meses anteriores al 18-O.

“Es muy grave porque los partidos son fundamentales para el funcionamiento de la democracia, de ahí la necesidad de que sean capaces de resintonizar con la gente. Hay incapacidad de los partidos históricos de asumir sus errores, de hacer sus procesos de autocríticas, de ser capaces de concretar con el nuevo Chile que emergió el 18 de octubre”, agregó el mismo Marcelo Díaz, quien renunció al PS hace pocos días, según porque la colectividad y su dirigencia nacional no lo representaba.

Respecto de los partidos que encabezan las renuncias en cantidad o en número durante el estallido social, Revolución Democrática lidera el grupo con 2.087 salidas, luego le sigue el Partido Socialista (1.516), RN (1.367) y la UDI (1.303).

Lidera Revolución Democrática (RD)

En todo caso, si la cifra de dimisiones se coloca en el contexto de porcentajes de renuncias del 2019, comparado ese número con el mismo periodo de 2018, aunque la lista la sigue encabezando RD, con un aumento de 717% entre 2018 y 2019, el orden del cuadro hacia abajo cambia. Bajo ese escenario: el PC (665%), PS (559%) y Partido Progresista (520%) le siguen a RD con los mayores porcentajes de dimisiones entre los periodos ya señalados.

“En la matriz del estallido social está la desconfianza a los partidos políticos, lo que también nos pega a nosotros, por más que seamos un partido joven”, indicó Leonardo Rissetti, secretario general de RD.

Agregó que “nos tocó tomar decisiones difíciles como es articular un proceso constituyente y eso sin duda nos trajo grandes costos. Sin embargo, no es tiempo de preocuparse de los costos que pagamos. Los partidos deben ser una herramienta del pueblo movilizado y con esa convicción vamos a reencantar a la ciudadanía y poner los intereses del país por delante”.

En ese sentido, hay que considerar el hecho que varios simpatizantes de RD se inscribieron hace poco más de dos años para sustentar la candidatura a la Presidencia de Beatriz Sánchez y en Frente Amplio se han formado otros movimientos en el último tiempo que han motivado y canalizado el interés de quienes han renunciado al partido de Giorgio Jackson.

Fugados

A nivel nacional, RD suma un padrón de militancia de 39.631 de inscritos que están activos, que son los adherentes nuevos o ratificados, sin considerar a los militantes suspendidos.

De ese total, los 2.087 ex afiliados que presentaron sus renuncias durante el estallido social representan un 5,27%. Esa cantidad dista de las 291 dimisiones que hubo en el mismo periodo de 2018.

De todos modos, la fuga de militantes venía al alza desde antes, pues los meses anteriores al 18-O, entre junio y mediados de octubre ya habían reportado 598 salidas.

En tanto, por el lado del PC, su padrón alcanza los 48.813 militantes activos. Las renuncias aumentaron en un 665% entre el 18 de octubre y diciembre de 2019, en comparación a igual periodo de año anterior. Las dimisiones pasaron de 116 en el lapso mencionado de 2018 a las 771 anotadas tras el estallido social.

Al igual que en los otros casos, la fuga de militantes se arrastraba desde los meses anteriores. Entre junio y el 17 de octubre ya habían dejado el partido 292 militantes, pero tras el inicio de las manifestaciones la tendencia se agudizó.

Los renunciados al PC ascienden al 1,58% del total de sus militantes activos.

En el caso del PS suma 46.414 militantes activos. Las dimisiones en el Partido Socialista aumentaron en un 559% tras el 18/O, pasando de 271 a 1.516 renuncias. Aún así, la fuga venía desde junio de este año hasta el 17 de octubre, cuando se registraron 787.

Las dimisiones socialistas tras el estallido alcanzan el 3,27% del total de sus inscritos activos.

Por el lado, del Partido Progresista el padrón activo alcanza los 31.109 militantes. El partido de MEO y Alejandro Navarro pasó de 163 renuncias entre el 18 de octubre de 2018 a 848 en igual periodo de 2019, lo que representa un aumento de un 520%. Los renunciados corresponden al 2,73% del total de militantes activos.

RN el más afectado en la derecha

En Renovación Nacional (RN) cuentan 40.349 militantes activos. Con 1.367 renunciados, el partido de derecha más afectado tras el estallido social es RN. En igual periodo de año pasado sólo se reportaron 264 dimisiones, lo que representa un aumento del 518% respecto de fines de 2018.

De todos modos, la fuga venía desde junio, cuando hasta el inicio de la manifestaciones se anotaron 800 renuncias.

La cantidad de renunciados del 18-o al 31 de diciembre de 2019 corresponde al 3,39% del total de militantes activos.

En tanto, la Democracia Cristiana con 35.696 militantes anotó un alza de 504% en renuncias entre el 18 de octubre y 31 de diciembre de 2019 en comparación a igual periodo de año anterior. Pasó de 179 dimisiones a 903, lo que representa sólo un 2,53% de renunciados del total de militantes activos.

El Partido Humanista con 20.060 militantes activos, mostró un aumento de un 500% en salidas, pasando de 122 dimisiones a 610. La fuga, en relación a su padrón, representa sólo un 3,04% de su padrón activo.

El PPD, con 34.338 militantes activos, anotó un aumento en un 432% de las renuncias de sus afiliados activos, pasando de 199 a 860 dimisiones entre los tres meses de la crisis social 2018 y la de 2019, respectivamente. Desde junio de 2019 hasta el día previo al estallido social ya iban 490 renuncias. La fuga tras el comienzo de las movilizaciones representa un 2,5% de sus militantes.

Evópoli, la UDI y el PRI

Por el lado de Evópoli, con 21.750 militantes activos, las renuncias subieron en un 450% tras el estallido social, pasando de 90 a 405. La fuga en los meses previos llegaba a las 210. Los renunciados tras el inicio de las protestas se traducen en un 1,86% del total de afiliados activos a la tienda política de Hernán Larraín Matte.

Por su parte, el Partido Regionalista Independiente Demócrata (ex PRI) suma 23.620 militantes. Los dimisiones se incrementaron en un 442%, aunque son mucho menores que en otros partidos: pasaron de 31 a 137. La cifra representa sólo un 0,58% del total de inscritos activos en la colectividad.

Finalmente, por el lado de la Unión Demócrata Independiente, de un total de 44.070 activos, sin considerar los suspendidos, las renuncias y desafiliaciaciones incrementaron en un 408% tras el estallido social: pasó de 319 a 1.303. Aunque, la fuga venía desde antes. Sólo entre junio y hasta un día del inicio de las protestas hubo 863 dimisiones.

El porcentaje de renunciados luego del 18-O representa el 2,96% del total de renunciados.

Desde la derecha

En tanto, los timoneles de la UDI y RN, Jacqueline van Rysselberghe y Mario Desbordes, respectivamente, no coincidieron en que la renuncias durante la crisis social tengan que ver con el estallido.

“Nosotros siempre tenemos un porcentaje de renuncias, que es un poquito menos de lo que se ha visto en el último tiempo. En todo caso, esto le ha pasado a todas las instituciones, la gente está enojada por lo que está sucediendo y culpan a la institucionalidad política”, indicó Van Rysselberghe.

Por su parte, sobre la situación de RN, Mario Desbordes, indicó que “RN tiene una mayor cantidad de afiliaciones que renuncias el año pasado. Además, alrededor de 120 de esas renuncias tiene que ver con personas que quieren ser candidatos”.

También, el diputado señaló que en el segundo semestre del año pasado enviaron un mensaje a todos los militantes inscritos de RN, activos y suspendidos, para que estos últimos resolvieran su situación.

En cuanto a que Revolución Democrática y el PS encabecen el número de renuncias, Jacqueline van Rysselberghe, explicó que “al final del día, la gente quiere satisfacer las demandas sociales y un Chile más justo e integrado. Pero, al mismo tiempo, quiere paz, poder vivir tranquilo, y de alguna manera esta actitud tibia de la izquierda ante la violencia, entre lo que dicen y hacen, les genera un castigo”.

Por su parte Desbordes defendió a RD. “No veo en esas cifras, para RN y RD, números de paridos que están en crisis. El partido mejor evaluado tras el estallido es Renovación Nacional y luego le sigue Revolución Democrática, por lo que tanto no veo que pueda haber una fuga en ambas colectividades, por el contrario”, argumentó el diputado oficialista.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X