Crédito fotografía: 
Foto: Instituto Católico Chileno de Migración
El Gobierno de Chile implementó el pasado junio un visado consular para los venezolanos e instruyó a quienes estaban en la frontera a trasladarse a Tacna para tramitarlo en el consulado chileno y son muchos los que esperan desde hace varias semanas poder obtenerlo

La Iglesia católica chilena aseguró este viernes que "cada día parece que los criterios cambian, cada día hay una información distinta" en el tema de los cientos de migrantes venezolanos que intentan ingresar a Chile por la frontera con Perú.

"Cada día hay una información distinta y eso causa un malestar, un problema. Además de todo lo que están pasando, vivir en carpas, con el clima, no saben lo que va a pasar a futuro, no tienen información, no hay un criterio que realmente regularice y que oriente a estas personas", aseveró el sacerdote Lauro Bocchi, vicepresidente del Instituto de Católico de Migración (Incami) y representante del Arzobispado de Santiago.

Bocchi, que viajó hasta la ciudad peruana de Tacna para conocer en terreno la situación, acompañar y ver cómo la Iglesia de Santiago puede ayudar a que los ciudadanos venezolanos tengan un mejor pasar mientras esperan una solución, señaló que "esta realidad moralmente nos involucra a todos".

El Gobierno de Chile implementó el pasado junio un visado consular para los venezolanos e instruyó a quienes estaban en la frontera a trasladarse a Tacna para tramitarlo en el consulado chileno y son muchos los que esperan desde hace varias semanas poder obtenerlo, permaneciendo en precarias condiciones en esa localidad.

"Los que están ahí tienen la esperanza de poder pasar a Chile y especialmente llegar a la capital, por lo tanto, es fundamental que como Iglesia de Santiago los acompañemos y estemos atentos a esta nueva realidad que el país vive", añadió el religioso.

Aseguró que desde el 22 de junio cuando se implementó la nueva visa " la emergencia fue creciendo y hoy tenemos aquí (Tacna, fronteriza con la ciudad chilena de Arica) a más de mil personas que están buscando un sueño".

"No podemos dejar de ayudarlas, en este momento están necesitando de nuestra presencia y ayuda concreta", dijo el religioso para agregar que "lo que más queremos es que tengan dignidad, tengan la posibilidad de sobrevivir y de realizar a mediano y a largo plazo sus sueños".

Bocchi informó que los inmigrantes que no están durmiendo en las afueras del consulado han conseguido hospedaje gracias al trabajo coordinado de distintas instituciones de la Iglesia que han puesto a su disposición albergues y comedores solidarios.

Incluso, dos iglesias que dependen del Obispado de Tacna han abierto sus puertas para acoger cada noche a más de 300 personas.

 

Entradas ilegales

Las entradas ilegales de inmigrantes a Chile, en alza constante desde 2015, alcanzaron una cifra récord en lo que va de 2019, con 4.225 casos en el primer semestre, según datos de organismos gubernamentales.

La cifra equivale al 70 % del total de ingresos ilegales detectados el año pasado, que sumaron 6.130 extranjeros que entraron a Chile por pasos fronterizos no habilitados.

Los venezolanos, con 1.536 casos, encabezan las entradas ilegales a Chile en 2019, seguidos de cubanos (928), dominicanos (831), bolivianos (442) y colombianos (230), mientras los inmigrantes de otras nacionalidades sumaron 288 casos, de acuerdo a registros de la Jefatura Nacional de Migraciones y Policía Internacional.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital