Crédito fotografía: 
Ministerio del Interior
La autoridad afirmó que la situación que se vive en el paso fronterizo de Chacalluta "no los pilló desprevenidos".

El subsecretario del Interior, Rodrigo Ubilla, se refirió a la situación migratoria del país tras su visita al paso fronterizo Chacalluta, entre otros, y afirmó que "hay un límite, el país no tiene una capacidad ilimitada para recibir extranjeros".

En una entrevista con La Tercera, Ubilla indicó que la situación que se vive en Chacalluta, donde se aumentó el flujo de ciudadanos venezolanos que buscan ingresar a Chile, es algo que no los pilló desprevenidos.

"Estábamos de alguna manera adelantados y, tan cierto es eso, que extendimos la vigencia de los pasaportes venezolanos incluso antes del anuncio de Perú", dijo.

Aunque sí admitió que no se esperaba esa cantidad de personas en el paso fronterizo, ya que "se superó". "Si usted me dice si esperaba que el 23 de junio tuviéramos 540 personas, no, no lo esperábamos. Pensé que iba a ser un flujo progresivo", sostuvo.

El subsecretario también afirmó al medio que "hay un límite, el país no tiene una capacidad ilimitada para recibir extranjeros, sean de la nacionalidad que sean, porque, además, es engañarlos. Es, al final, invitarlos a que terminen viviendo hacinados, en un gueto, en cualquier parte o ciudad del país y vendiendo cualquier producto en las esquinas".

Ubilla defendió las medidas que se han tomado ya que buscan una "migración segura (...) para el país por el hecho de que no entren delincuentes, pero también es seguro para el migrante que tenga una condición mínima de reinserción en la sociedad".

Además indicó que la exigencia de la visa consular para venezolanos que ingresen al país "es una visa humanitaria" y criticó a los detractores de la medida y lo calificó como "un aprovechamiento, una instrumentalización política del drama de la migración".

Por último, Ubilla explicó la necesidad de una coordinación entre países de la Alianza del Pacífico en esta materia, tal como planteó el presidente Piñera.

“Si uno compara cifras con lo que pasó hasta ahora en Siria, estamos hablando que luego vamos a llegar a cantidades de personas similares. Más o menos las cifras hablan de que en Siria hay seis millones de personas entre refugiadas, desplazadas en Siria, y aquí ya se habla de más de cuatro millones de venezolanos (…). La magnitud lleva a la necesidad de pensar en esta materia de manera regional”, señaló el subsecretario.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día