• La autoridad pone énfasis en que son las incivilidades, las que más generan sensación de inseguridad en la ciudadanía. Foto: Nicole Muñoz.
La autoridad, de paso en la región, se refirió a siniestro forestal que afectó a la comuna de Los Vilos hace unos días y también a los que ocurren a nivel nacional. Además, se explayó en cuanto a las políticas públicas en términos de seguridad.

Para efectuar diversas campañas preventivas tendientes a mejorar la seguridad, Óscar Carrasco, el Subsecretario de Prevención del Delito, visitó la Región de Coquimbo, pero claro, su estadía en estuvo marcada por los incendios forestales que ocurren en el sur del país y que también estuvieron presentes en la zona, particularmente en la localidad de Agua Amarilla, en Los Vilos.

De hecho, fue precisamente por esos días, cuando la autoridad se encontraba en la región que la aeronave Supertanker llegó hasta la región para intentar luchar contra las llamas que en ese momento se tornaban incontrolables.

Era el tema del momento, por lo mismo, era inevitable que en la conversación que sostuvo con El Día, todo partiere por ahí. “Hemos estado durante todo el día apoyando al intendente en lo que también les ha tocado vivir a ustedes como son los incendios que han ocurrido en Los Vilos, en una tragedia que lamentablemente está afectando a gran parte de nuestro país”.

-En ambos casos, la tónica que se ha estado dando es que han sido intencionales, eso resulta preocupante…

-“Sí, y hay que dejar claro que el incendio de bosques es un delito, y es un delito que tiene penas bastante altas de 15 años a 20 años a lo menos, además de severas multas. Nosotros hemos estado en campañas por todo el país. Hace poco en la Araucanía, llamamos al autocuidado en los sectores rurales, donde son muy prontos a reaccionar cuando ven un humo, porque la gente del campo dice ‘vemos un humo’, y rápidamente se contactan con Conaf, con Carabineros o con el municipio para ver actuar de forma oportuna a alguien porque después de eso, debido a las condiciones del clima, no queda más que lamentar”.

-En el caso del sur, ¿cree que hubo demoras en las denuncias, o en dar ese aviso?

-“Hay varias líneas de investigación, las cuales por razones propias de que está investigando yo no puedo referir, porque yo participo del comité nacional policial. Pero hay varias líneas, hay negligencias, hay intencionalidad, hay descuido”.

Seguridad Pública 

 -En cuanto a la Seguridad Pública propiamente tal, algo que siempre hablábamos con el subsecretario anterior, era lo paradojal de que las cifras en cuanto a estas fuesen a la baja, pero que la percepción de inseguridad aumentara. ¿Cómo se revierte esto?

-“Lo que pasa es que no es paradojal, y tampoco sólo se trata de explicar cifras. Esto tiene a lo menos dos ámbitos de trabajo, por un lado está todo lo que uno racionaliza y que uno le puede decir a los vecinos y a las vecinas, que se ha bajado en relación a años anteriores, pero a la gente le hace un poco sentido, porque los temas no son sólo de estas cifras duras en delitos de alta connotación pública, o lo que uno llama delitos de alta connotación social, porque esta es sólo una forma de medirlos,  pero a la gente lo que más le preocupa son las percepciones asociadas al temor, y muchas veces el temor deriva de múltiples factores, como los medios de comunicación, y que muchas veces no están asociados a los delitos de alta connotación social, sino que a las incivilidades, que tienen que ver con las acciones o delitos menores que se cometen normalmente en los entornos más cercanos donde uno vive. Por ejemplo, el consumo de drogas, alcohol y microtráfico en la vía pública que son elementos que a la gente le generan temor. Como también el desorden en la vía pública, vandalización del transporte público. Es decir, no necesariamente los delitos de alta connotación social”.

-¿Y cómo se atacan las incivilidades?, ¿Tiene que ver con reconquistar los espacios públicos?

-“Evidentemente, hay que generar una serie de metodologías para que los espacios públicos se respeten como espacios públicos, y no como un lugar para delincuentes, no como espacios para el microtráfico”.

-¿Pero no faltará ahí un trabajo de seguimiento, cuando se construyen espacios nuevos? Muchas veces se instala una cancha de futbol, pero no hay equipos que la utilicen y éstos no se incentivan tampoco. Es decir, se construye la cancha y se deja botada…

-“Claro, porque no es solamente la infraestructura, y ese es un tema en el que tenemos que profundizar más a nivel de gobiernos locales y a nivel de trabajo con la comunidad. Yo me he estado reuniendo con bastantes dirigentes sociales que están trabajando en una capacitación, además de la ley que crea los consejos comunales de Seguridad Pública, que no es sólo la infraestructura, porque eso es un reduccionismo, el tema es el control territorial, porque uno puede mejorar una plaza, pero si no hay un capital comunitario, un capital social que genere un trabajo en la comunidad, poco y nada se va a lograr porque al correr de algunos meses, ese lugar volverá a las manos de personas que están cometiendo esta falta, entonces este es un tema que tiene que ser complementario, sino es un trabajo perdido”. 

Delitos Violentos 

-En cuanto a los delitos violentos, ¿han ido aumentando, o ahora se visibilizan más?

-“Lo que pasa es que las cosas no se pueden mezclar, por un lado tenemos que ver los casos policiales, la cantidad de denuncias que se producen en Carabineros y por otro lo que es más subjetivo que tiene que ver con la percepción, y ahí entran los delitos violentos. Y claramente las percepciones están más enfocadas al temor.

 

 

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 
 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X