Crédito fotografía: 
Bastián Salfate
En las comunas de La Serena y Coquimbo se han registrado varios incidentes graves, saqueos y destrozos que opacan la cara amable de las manifestaciones pacíficas. Roberto Jacob y Marcelo Pereira hicieron un primer balance y pese a que comparten las demandas sociales insisten que el diálogo es el camino para resolver la crisis.

La crisis que se vive a nivel nacional sumó uno nuevo día. En varias comunas de la Región de Coquimbo se han registrado manifestaciones, muchas de ellas comienzan pacíficamente, ciudadanos reunidos bajo consignas de “igualdad y justicia”.

Sin embargo, en algunos puntos se ha mostrado una cara totalmente distinta; saqueos, enfrentamientos y destrozos a bienes públicos y privados, hechos que motivaron a las autoridades el día domingo a decretar toque de queda desde las 20:00 hasta las 06:00 horas. Y a replicar la medida anoche hasta esta madrugada. 

La jornada de fin de semana fue una de las más duras para la conurbación, en ambas ciudades se registraron incidentes violentos. En el frontis del Mall Plaza y tras la intervención de militares, un joven de 21 años murió luego de recibir un disparo de proyectil a nivel cervical. Una segunda víctima se registró la madrugada de ayer en la comuna puerto.

Las imágenes de saqueos, enfrentamientos entre civiles y militares causaron conmoción en las redes sociales. Una de las imágenes que impactó fue la caída de la estatua del fundador de La Serena, Francisco de Aguirre¸ que se ubicaba en la rotonda de la avenida que lleva su nombre con la Ruta 5 Norte. 

Tras el enfrentamiento en el centro comercial, los manifestantes retrocedieron hasta la intersección de la Avenida de Aguirre con la Ruta 5 Norte, momento donde sacaron la escultura de cuajo, la incendiaron y utilizaron como barricada en la carretera. El hecho fue registrado por los encapuchados que aplaudieron la caída del símbolo de la conquista española en la ciudad. 

A eso de las 9 de la mañana de ayer, el alcalde la ciudad, Roberto Jacob, convocó a un Comité Operativo de Emergencia Comunal (COEM) con los directores de los distintos departamentos a fin de hacer un primer balance. En la instancia, el jefe comunal precisó que el daño mobiliario alcanzaría entre los 50 y 100 millones de pesos.

Un centenar de semáforos dañados, señaléticas, una cámara de tele vigilancia, bancas que fueron quemadas y baldosas que fueron utilizadas como proyectiles, además de rayados en el casco histórico.

“Ahora nuestra misión es ver cómo recuperamos todo esto o si lo sacamos de nuestros bolsillos, calculamos que la pérdida son entre 50 y 100 millones de pesos. Mi obligación es mantener la ciudad ante cualquier contingente ya sea por desastres naturales o manifestaciones. El mobiliario urbano le corresponde al municipio y por lo tanto es nuestro deber avaluar los daños y tratar de reparar lo antes posible”, aclaró. 

En esta misma línea, la directora del Departamento de Turismo y Patrimonio de la municipalidad de La Serena, Margarita Riveros,  dijo que ayer en la mañana la escultura fue retirada del lugar, trasladada hasta el Parque de Valdivia y luego reubicada en una bodega municipal.

“Es un monumento público, si bien está bajo cuidado del Consejo de Monumentos Nacionales, nosotros somos los encargados de la mantención. Durante la semana veremos como evoluciona todo para evaluar su  estado y el de las demás estatuas del Museo al aire Libre”, concluyó. 

Apoyando demandas

Roberto Jacob confesó que entiende la situación que se vive en la región y a nivel país. Del mismo modo reconoció que los manifestantes tienen derecho para expresarse, pero de manera pacífica. 

“Aquí yo logro identificar dos cosas, estamos en democracia y hay derecho a manifestarse, hay motivos más que suficientes para hacerlo pero no logro entender lo que está pasando y eso le corresponde solucionarlo a los políticos de todos los cortes”, agregó el jefe comunal.

Jacob confesó que la situación es “difícil” y que es tiempo para que se empiece a legislar en beneficio de la gente. “Yo vi a mucha gente en familia, con pancartas y felices, pero una vez cae la noche aparece el lumpen y destruyen los lugares que dan trabajo a la gente del pueblo. Eso yo no lo comparto”. 

Por último, el alcalde de La Serena indicó que rechaza los actos vandálicos y espera que la gente se exprese de manera pacífica.

“Lo que hemos visto está muy alejado del fondo de la manifestación, con estos hechos se desvirtúa las peticiones y demandas sociales que está haciendo el pueblo. Esto ya pasó a ser destrucción”, arremetió.

El alcalde de Coquimbo, Marcelo Pereira se sumó a las palabras de su par, aclarando que apoya las demandas y que estas son  “legítimas”, pero que no comparte la fuerza desmedida de los militares e hizo un llamado al presidente Sebastián Piñera a retirar el Ejército de las calles. 

“Aquí lo que está pidiendo la comunidad no es descabellado. Y lo que piden es que se haga el ordenamiento administrativo y la estructura que siempre se ha solicitado. Llamo al presidente Piñera que rápidamente restaure el orden público. La milicia tiene que salir de nuestras calles”, detalló. 

El edil Coquimbano analizó que es momento de “abrirse a un diálogo social” y llamó a todos los agentes políticos que se hagan cargo del descontento.

“Los políticos deben hacerse cargo de esto y dar término a este descontento de años de lucha y de ese sentimiento permanente de ser pisoteado. Yo le pido al presidente que nos incluyan en las decisiones, nosotros necesitamos respuestas que la comunidad está demandando hace mucho tiempo”, agregó. 

Pereira aclaró que se debe expresar, pero de manera pacífica y que mientras dure el Estado de Emergencia los equipos municipales seguirán en terreno entregando servicios en la zona rural. 

“Al único partido al que yo me debo en este momento es a Coquimbo y quiero apostar que mi gente va a salir a reclamar lo que es justo y me uno a sus demandas pero no avalando vandalismo que no nos lleva a ninguna parte”, puntualizó.

En Vicuña

La comuna de Vicuña también se sumó a las manifestaciones por las demandas sociales. Las autoridades destacaron la tranquilidad con la que se han realizado. 

Desde la municipalidad elquina informaron que los hechos se han registrado en absoluta normalidad y que ha habido situaciones puntuales de desórdenes, como los registrados en el la localidad de El Tambo, donde cuatro sujetos levantaron  barricadas en la ruta 41CH, para luego intentar incendiar el puente que lleva al Fundo Maitencillo.

“Es legítimo expresar las diferentes visiones que uno pueda tener, pero siempre con el respeto hacia el otro, creo que la comuna ha dado una clase de país en términos de lo que aquí está ocurriendo”, indicó Rafael Vera, alcalde de Vicuña.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X