• Comunidad ha reclamado por alzas tanto a la empresa CGE como a la Superintendencia de Energía y Combustible (SEC)
Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
Desde SEC solicitaron reducir al máximo el impacto que este mecanismo pudiera provocar en las cuentas mensuales. Mientras que CGE indicaron que el proceso de lectura está volviendo a la normalidad, situación que se ve reflejada en las boletas de consumo.

Diversos problemas y reclamos ha generado la Facturación Provisoria tomada por las empresas eléctricas en el país en medio de la pandemia, solo en la Región de Coquimbo son cientos los clientes que han presentado su inquietud por un aumento considerable del cobro ,tanto ,a través de las redes sociales como formalmente en la web de reclamos  de la Superintendencia de Electricidad y Combustibles (SEC).

Esta medida de facturación, que ha ocasionado la problemática, faculta a las empresas a no tomar la lectura presencial de los medidores de sus clientes, en casos excepcionales, y a emitir boletas con consumos promedios, para lo cual se toma el registro de lo facturado en los seis meses anteriores, operación que se puede realizar hasta por dos períodos consecutivos.

Pero algunos clientes no han quedado del todo conforme con esta provisoria modalidad, afirmando que el cobro no se basa en este promedio, así lo señala Ruth Bugueño, vecina de  la Villa San Rafael de Rozas de Illapel, quien relata que su cuenta subió de un mes a otro desde 27 mil pesos a los  $55 mil.

“Siempre he estado al día con los recibos, en marzo me cobraron 27 mil pesos y en abril $28 mil,  por eso me sorprendí cuando llegó el nuevo boleto por sobre los $50 mil. En invierno cuando uso la secadora lo que más me había salido eran 33 mil pesos, no entiendo cómo hacen el cálculo”.

Agrega que realizó todos los reclamos correspondientes tanto a la empresa CGE como a la Superintendencia de Energía y Combustible (SEC).

“Es un cobro abusivo, realizamos los reclamos a la empresa y nos dicen que paguemos los boletos y que ellos nos hacen los descuentos en los próximos boletos, me parece una burla”.

Bugueño sostiene que solo en la Villa San Rafael de Rozas se reunieron los clientes afectados llegando alrededor de 130 personas con el mismo problema.

Un caso similar vive la familia de Paola Rojas, quienes tienen un local de comida rápida en el sector rural de Las Cañas 1 y pese a no estar trabajando , el aumento del boleto fue de más de 100 mil pesos. 

“Mi madre, con todo lo que está pasando prácticamente no abrió su local de comida en  el mes de marzo y las máquinas que utiliza estuvieron desenchufadas, pero salieron 142 mil pesos de facturación, siendo que salía alrededor de 130 mil pesos. La sorpresa fue mayor cuando en el mes de mayo salió $244 mil, nada que ver con el supuesto promedio de los 6 meses anteriores, además  que en su boleta no figura la escritura “sin lectura” , como en otros casos. Ella no tiene deuda ni nada”.

Rojas indica que lo que  ha complicado más la situación es que en medio de la crisis sanitaria no existe dónde reclamar. “Los números telefónicos que tienen CGE no contestan  y en la web uno pone el reclamo y  no recibe respuesta. En Illapel nos juntamos los afectados y nos reunimos con el alcalde Denis Cortés, quien presentó su molestia a la empresa”.

Este problema no solo se repite en Illapel, también se produce en varias otras comunas de la  región,  A raíz de esto, el director Regional de SEC Coquimbo, Carlos Herrera, señaló que “dada la serie de reclamos que hemos recibido y que también han surgido en diversos Medios de Comunicación, es que les estamos pidiendo a las empresas que nos informen de las acciones que están desarrollando frente a distintas situaciones derivadas de la aplicación de la facturación provisoria, como por ejemplo, con aquellos locales comerciales que permanecen cerrados, pero que pese a ello, sus propietarios han recibido boletas con un promedio de consumo de los meses anteriores”.

El personero añadió que también se pidió a las empresas que informen acerca de cómo operarán con aquellos casos donde habiendo vuelto a la lectura presencial de los medidores, comprobaron que su estimación fue más baja, por lo que ahora la boleta aumentó considerablemente.

Al respecto, Herrera recalcó que “si bien, este tipo de facturación estimada está contemplada en la normativa, queremos reducir al máximo el impacto que este mecanismo pudiera provocar en las cuentas mensuales de las familias chilenas, en especial, en este contexto de pandemia”.

Herrera indicó que “las empresas deben dar las facilidades a aquellos usuarios que prefieran informar ellos de su consumo real, ya sea telefónicamente, adjuntando una foto o del modo que la empresa estime, pero deben ofrecerles esa alternativa, lo que entendemos, estaría ocurriendo”.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital