• La Universidad Católica del Norte trabaja capacitando personal para el manejo de la cámara hiperbárica que se instalará en Coquimbo.
Crédito fotografía: 
El Día
El equipo necesario para atender afecciones como la descompresión en buzos mariscadores es importado desde Brasil y se instalará en el Hospital de Coquimbo. El Servicio de Salud asegura que se hará una ejecución “profesional” aunque los gremios de pescadores ven con desconfianza los plazos.

Para el mes de marzo se espera la marcha blanca de la esperada cámara hiperbárica que se instalará en el Hospital San Pablo de Coquimbo. Fueron años de espera y proyectos que no se concretaron, sin embargo el Servicio de Salud entregó nuevos plazos para el proyecto, crucial a la hora de salvar vidas de los buzos de la región, que podrían verse afectados por el mal de descompresión inadecuada.

“Al ser un equipo extremadamente especializado, la cámara hiperbárica no es fabricada en el país, y ha debido ser traída desde Brasil. Eso a su vez trae consigo una serie de trámites de importación que hemos llevado a cabo y a fines del mes de enero la cámara llegará a nuestra región para ser instalada en el hospital de Coquimbo” indicó a El Día el director del Servicio de Salud Coquimbo, Claudio Arriagada.

“Molesta que cada vez que ocurre una emergencia o alguna desgracia, recién comenzamos a mencionar la cámara hiperbárica”, Pascual  Aguilera presidente Fetramar

La llegada de una nueva cámara hiperbárica para la zona ha sido esperada por años de parte de los buzos de las comunas de la Región de Coquimbo, debido a que quienes se ven afectados por problemas de presión al trabajar en el mar deben ser trasladados al Hospital Naval de Viña del Mar, lo que complica situaciones de emergencia en las que se debe dar una atención oportuna para evitar secuelas e incluso la muerte.

Los intentos de las autoridades de Salud por desarrollar una atención especializada en la materia desde Coquimbo se extendieron por años, sin resultados concretos, lo que ha generado críticas a lo largo del tiempo de parte de la comunidad y de las organizaciones de pescadores de las comunas de la región.

Con las nuevas intenciones del Servicio de Salud, una vez importada la cámara, se realizarían las pruebas para obtener la autorización requerida en el mes de febrero y así comenzaría su marcha blanca en el mes de marzo, detallo Arriagada a El Día.

“Sabemos que este proyecto, que es muy anhelado por la comunidad, ha tenido un largo lapso de licitación e implementación, pero es porque queremos hacer las cosas bien para que efectivamente podamos lograr ejecutarlo de manera profesional y con el más alto estándar técnico, con el que nos apoya la Universidad Católica del Norte y el Hospital Naval”, dijo el profesional.

Nuevas alertas

Este 14 de enero una nueva emergencia encendió las alertas. Lorenzo García, un buzo mariscador de Tongoy se adentró en el mar y se vio afectado por problemas de salud. Según pudo recabar El Día, el trabajador sufrió un mareo a bordo de la embarcación en la que se encontraba, siendo trasladado inmediatamente a un Cesfam.

En el recinto fue evaluado y se detectaron indicios de descompresión inadecuada, por lo que fue derivado rápidamente al Hospital Naval de Viña del Mar. En el lugar se determinó que no había sido afectado por esta enfermedad y se encontraría fuera de riesgo vital.

Pese a que finalmente no se trató de descompresión, el hecho volvió a preocupar a trabajadores del rubro, quienes acusan que estas situaciones son recurrentes y han sido críticos hacia las autoridades de salud por los retrasos para instalar una cámara hiperbárica en la región.

Sin ir más lejos, Pascual Aguilera, dirigente de la Federación de Trabajadores del Mar del Elqui (Fetramar) ve con desconfianza las nuevas fechas anunciadas por el Servicio de Salud.

“Han muerto muchos buzos esperando la cámara. Molesta que cada vez que ocurre una emergencia y desgracias de este tipo, recién comenzamos a mencionar la cámara hiperbárica. Creo que es claro y simple, es inoperancia de las autoridades encargadas de esto, porque se suponía que tenía que estar en funcionamiento el año 2019 y ya de nuevo estamos postergando los plazos”, expresó.

Aguilera agrega que no le sorprende que nuevamente se ponga una fecha para concretar el proyecto, pero “garantizo que ni en 2020 va a estar la cámara funcionando. Cuántos buzos tendrán que morir o quedar lisiados por la inoperancia del sistema. No es novedoso que anuncien nuevos plazos (…) he visto compañeros morir, quedar con secuelas, pero, insisto, cada vez que hay un nuevo caso volvemos a cuestionar este tipo de necesidades”, añadió.

Si bien considera que “hoy en día el país es otro”, para el dirigente sería “un milagro” que se cuente con la cámara para la fecha anunciada. “Espero que los milagros existan y tengamos una cámara hiperbárica (…) En la región somos más de 5300 pescadores y de esos calculo que un 49% ejerce la actividad”, dijo Aguilera.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X