• Un grupo considerable de mujeres que son parte de familias sin casa marcharon por las calles de Coquimbo en protesta por la demora en los proyectos de vivienda.
Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
Integrantes de estas organizaciones realizaron una marcha por el centro de la ciudad la que terminó en el frontis de la municipalidad. Algunos de los participantes pertenecen al sector Baquedano y en año 2015 se vieron afectados por el tsunami.

Un total de cuatro comités de vivienda realizaron una manifestación pacífica en Coquimbo en protesta por la demora en los proyectos para obtener una vivienda propia, responsabilizando a las autoridades del permanente retraso en los proyectos.

Los manifestantes se desplegaron en el sector Empalme y desde ahí marcharon por calle Aldunate hasta el frontis de la municipalidad, donde reclamaron airadamente contra la autoridad comunal, a quien sindicaron como la persona que les había prometido dar una solución tras los daños causados por el tsunami del 2015, pero que posteriormente nadie se habría hecho responsable del problema que enfrentan.

Se trata de comités de vivienda de distintos puntos de Coquimbo, siendo los más importantes dos que se emplazan en el sector Baquedano, compuestos principalmente por familias de allegados que sufrieron los embates del tsunami y que no tienen prácticamente donde vivir.

De acuerdo a lo señalado por Nicole Vega, vocera del “Comité Baquedano Mar”, en su sector son dos los comité que postulan a un proyecto, el otro es  “En Búsqueda de mi Hogar”, que componen cerca de 300 familias que están a la espera de su vivienda. Explica que si bien la organización existe desde antes del tsunami del 2015, a partir de esa fecha se concentraron más y agregaron a los allegados del sector Baquedano.

 “Éramos prioridad por ser gente afectada por el tsunami, comenzamos a trabajar, conseguimos los terrenos, pero después se han pasado las responsabilidades unos a otros, por eso estamos acá”.

Wilma Carmona, también del Comité Baquedano Mar, mencionó que llevan años esperando, “tenemos el terreno que está comprado, tenemos la plata, tenemos todo y esto no avanza, se tiran la pelota unos a otros entre el alcalde, Serviu y Dideco, nos pasan prometiendo y hasta el día de hoy no ha pasado nada. Se llevan de revisión en revisión, siempre es la misma respuesta, estamos cansadas”.

04 comités de vivienda, que suman unas 600 familias buscan tener su casa propia. Para el primer tramo ya estarían comprados los terrenos.

Por su parte, Marjorie Carvajal, dio cuenta del origen de las familias que luchan por su casa propia.

Relata que originalmente eran nueve comités, los que se unificaron y quedaron finalmente los cuatro que se han estado manifestando. “En total somos como 600 familias que andamos en busca de nuestra casa en este megaproyecto. Después del tsunami se apresuró esto, nos dijeron que no se iba a demorar, que Serviu tenía que aprobar el proyecto. El alcalde nos dijo que el proyecto iba sí o sí ese año y así fueron de año en año las mentiras y eso a nosotros ya nos colapsó, esto ya es el colmo. Yo vivo de allegada en una pieza de 3X6 con mi familia y así hay muchas familias esperando. Queremos que haya una definición definitiva, porque el terreno ya está comprado en el sector de La Rinconada”.

Manifestantes reciben respuesta

Tras la manifestación , cinco voceras del movimiento  fueron recibidas, en representación del alcalde Marcelo Pereira, por el administrador municipal, Patricio Reyes, quien señaló que  se les explicó cuál es la situación del proyecto, ya que muchas veces no les llega la información como corresponde destacando la gestión municipal en el área de la vivienda.

“En la gestión de Marcelo Pereira somos la oficina de vivienda que más subsidios ha obtenido durante estos cuatro años y esperamos seguir siendo la primera comuna de la región en construcción de condominios sociales, porque uno de los graves problemas que tiene  la política nacional en Chile es que se puede entregar el subsidio, pero los proyectos no se concretan y terminan muchas veces caducando, porque no hay terrenos disponibles”.

Reconoció que ha habido problemas técnicos en este caso, “pero hemos ido resolviendo todos los temas técnicos, hoy está en etapa de anteproyecto, en las observaciones que le hace la Dirección de Obras Municipales. Les mostramos cuáles son las observaciones y las vamos a subsanar en conjunto con la empresa para ingresarlo a la Dirección de Obras Municipales y esperamos que en una semana estén resueltas esas observaciones y luego de eso las enviaremos al Serviu para que  apruebe el anteproyecto y si es necesario reunirnos con los dirigentes y los integrantes de los comités, estamos disponibles”, dijo Reyes.

Tras la reunión, las representantes de los comités se mostraron conformes y reconocieron que estaban faltas de información.

Gladys Espinoza, del Comité En Busca de mi Hogar, indicó que les faltaba conocer en qué estaba el proceso del proyecto, “porque no se nos informa y todo eso nos llevó a esto, pero obtuvimos buenos resultados, porque  nos llevamos un oficio de lo que está pasando, me llevo una información muchísimo más clara”.

En tanto, María José Vial dijo que el sistema era nefasto en el país, donde se hacía esperar años a las familias para obtener su casa.

La representante de los cuatro comités organizados, Nicole Vega, mencionó que “recibimos buenas noticias, pero necesitamos que Serviu se ponga la camiseta por los comités, que cumplan la palabra que siempre nos han dicho y que nos aprueben rápido el proyecto para hacer la postulación y tener nuestras viviendas”.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día