Crédito fotografía: 
Cedida
En contacto con El Día, el director regional del organismo aseguró que un equipo de la institución viajará hasta la zona en los próximos días para verificar en terreno una posible vulneración a la Ley de Bosque Nativo y cursar las multas previstas para este tipo de casos si es que corresponde.

Como “lamentable” calificó José Monardez, vecino de la Comunidad Agrícola de Salala, la tala de cactus que denunció -y registró a través de su cámara-, ocurrida hace unos días en los terrenos de esa misma comunidad de la comuna de Ovalle.

En efecto, en las imágenes que este vecino hizo llegar, se pueden ver hileras de cactus cortados y dispuestos en filas sobre el piso, al parecer, con el fin de ser secados bajo el sol.

Al respecto, Monardez explica que tomó las fotos, pues “no me pareció bien que hagan ese talaje de estas especies, porque por aquí es lo único que queda. No es bueno eso. No creo que sea legal, porque son plantas nativas”, asegura.

Según plantea, estas especies estarían siendo taladas para aprovechar la rumpa o copao –fruta característica de la familia de las Cactaceae y endémica de esta zona– producto que presenta un valor comercial cada vez mayor debido a sus propiedades nutricionales.

“Lamentablemente muchos aquí hacen negocios con estos arbolitos, talando los últimos que quedan. Desde hace como una semana vienen haciendo esto, pero no sé a dónde se los están llevando. Lo único que sé es que viene un camión a llevárselos”, indica.

Por ello, Monardez solicita que la autoridad “se haga presente y se responsabilice por lo que está pasando y se sancione a las personas que están haciendo esto, porque estamos hablando de especies nativas, de la zona. Son especies que nos favorecen, ya que si no existieran, no hubiese vida”.

 

Fiscalización

Consultado por El Día, el director regional de Conaf, Eduardo Rodríguez, señaló que para los próximos días, se haría una investigación en terreno para verificar la situación de la tala de estos cactus.

Al respecto, Rodríguez recordó que en caso de que corresponda a una tala ilegal, “se vulnera la Ley de Bosque Nativo, que protege también a las formaciones xerofíticas, las cuales son precisamente arbustos y cactus, que están presentes en esta región, principalmente de aquí al norte”.

Ahora, en caso de ser objeto de una eventual comercialización, Rodríguez explica que este productos “está regulado por el Cites, que es la Convención Internacional para el Comercio de Especies con Problemas de Conservación. Esto limita el tráfico y la venta, y regula estos productos naturales en el caso de que puedan salir del país”.

Y es que no se debe olvidar que estas especies se utilizan entre otras cosas, para convertirlas, por ejemplo, en los conocidos “palos de agua”, muchos de los cuales además, se exportan. Y si bien su extracción para este fin está permitida, sólo se hace bajo ciertas normas y condiciones.

Ahora bien, en caso de confirmarse la ilegalidad, el director regional de Conaf, explica que quienes cometido esa acción, “arriesgan multas bastante onerosas. Estamos hablando de multas sobre millones de pesos cuando se vulnera o altera especies que tienen categoría de conservación, como en este caso, el cactus”.

Sin embargo, sostiene Rodríguez, el origen de esta tala podría tener otro motivo, como es la elaboración de un cerco vivo.

“Muchas veces ocurre que al cactus les sacan las ramas y sin comprometer al ejemplar, les sacan los estolones y esos los dejan a secar por lo menos un mes. Eso activa el cactus, se planta, formando el cerco y crecen los cactus. Esa práctica es positiva, es ecológica, y está permitida por la ley. Es lo que tenemos que corroborar en terreno, si efectivamente se trata de esta práctica o no”, señaló.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X