Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
Se trata del cuarto B del Colegio Golden Hind School, curso que fue inscrito fuera de plazo y figura como “oyente”. Una prueba de conocimiento podría ayudarlos a ser promovidos. Apoderados se oponen y lo consideran injusto. Secretaría Regional Ministerial de Educación se apega a la ley, garantizando continuidad de los alumnos y cede responsabilidad al establecimiento.

¿Se imagina trabajar todo un semestre y que, llegando al final, se entere de que todo lo que hizo no tiene validez? Esto es justamente lo que viven los apoderados del cuarto B del Colegio Hind School de Coquimbo. Curso que viene junto desde primero básico y por un error administrativo, quedó con sus pupilos inscritos fuera de plazo, lo que los tiene sólo en calidad de oyentes. Un verdadero balde de agua fría que, de un momento a otro, altero el rumbo de su año escolar.

“Esto nació de una información que se entregó en el centro de padres a una continuación para quinto básico. En este colegio sólo existe un curso paralelo, que es el cuarto básico y se nos entregó la información de que no iba a haber continuación para el próximo año. Esperamos una solución y como ya estaban por llegar las vacaciones de invierno, un grupo de apoderadas fuimos a consultar a la secretaría de educación”, comenzó diciendo la apoderada Alexandra Álvarez, al ser consultada por El Día.

Acá es donde se dieron cuenta que algo no andaba bien. “llegamos a la información que la sostenedora del establecimiento no había hecho bien los trámites de inscripción y que los chicos estaban sólo como alumnos oyentes”, agregó.

Una medida injusta

Las noticias poco alentadoras no terminaron ahí. Una solución surgió, pero a un precio que no están dispuestos a pagar. “El problema más importante es que los chicos no estaban acreditados y tenían que dar una prueba de validación de estudios. Nosotros como apoderados nos negamos a eso, porque los chicos han cursado su año escolar de forma normal. Ellos siguen viniendo a clases, tienen sus notas, asistencias, trabajos y todo lo que se nos requiere como apoderados del establecimiento lo hemos cumplido, así que creemos que es injusto que nuestros hijos tengan que dar esa validación de estudios cuando ellos ya tienen sus notas”, explicó Álvarez.

Para Paulina Godoy, apoderada del curso,  la opción de rendir un examen no es lo ideal. “Mi hijo es buen alumno y no estoy de acuerdo con que haga esa prueba porque no es justo. Yo sé que  al tener buenas notas, es muy probable que si rinde el examen, pase, pero ¿qué pasa con sus compañeros? Yo lo conversé con él y lloraba preocupado por  si les iba mal. Es una injusticia. Nosotros nos esforzamos, vienen todos los días a clases y es muy desilusionante”, expresó a El Día.

“Sentimos rabia e impotencia, porque nosotros somos súper responsables con nuestros hijos. Éramos el curso con más disponibilidad del colegio y que después nos digan que son oyentes es súper descabellado. Nunca nos imaginamos esto. Nosotros los matriculamos para que ellos sean alumnos regulares. Cuando supimos esto nos cayó súper mal a todos. Si me pregunta a mí, ni siquiera quiero participar de las actividades que vienen, porque estoy muy dolida”, recalcó.

Alexandra Álvarez también mostró su preocupación por los estudiantes, quienes se han visto en una posición no correspondida e hizo hincapié en que sólo espera una rápida solución para el problema. “Hay algunos niños que ya están enterados, están con la presión, con la pena de dejarse como compañeros, de saber que quizás van a tener que cambiarse de establecimiento. Solamente queremos una resolución a favor”, estimó.

Seremía se apega a la ley

A través de un comunicado, la Secretaría Regional Ministerial de Educación se refirió al caso, desligándose de cualquier responsabilidad y limitándose a lo establecido por la ley, que obliga al establecimiento a dar continuidad de estudios a sus alumnos.

“El día 29 de julio del presente año, la Secretaría Regional Ministerial de Educación, por medio del jefe regional del Departamento de Planificación, sostuvo una reunión con representantes del centro de padres del establecimiento donde se les informó la situación actual, esclareciendo que la responsabilidad administrativa es directamente del sostenedor, pues el Ministerio de Educación, a través de oficio remitido por carta certificada y correos electrónicos, envió el calendario de admisión a los encargados SAE de todos los establecimientos de la región. Debido a esta situación, se les indicó a los apoderados que el Mineduc no es responsable de la falta cometida por el colegio. Pues éste, debió realizar la solicitud de curso paralelo hasta el mes de mayo del presente”, comienza diciendo.

“De acuerdo a lo establecido en el ORD N°07/2894 de la División Jurídica del Ministerio de Educación, se instruye que “el Sistema de Admisión regulado por el Decreto N°152 tiene como principio rector el dar continuidad a los alumnos, por lo que los establecimientos que no han regularizado sus estructuras de curso, en el sentido de autorizar grupos cursos, y que se encuentren infringiendo la normativa referente a los requisitos para la mantención del Reconocimiento Oficial, no tendrán que reportar los cupos en los términos del artículo 9 del mismo Decreto, respecto de los estudiantes matriculados en dichos grupos cursos por encontrarse estos últimos de buena fe”, explica.

“Lo antes descrito tiene como propósito resguardar el derecho a la continuidad de los alumnos matriculados en aquellos establecimientos que no han regularizado sus estructuras de curso. Lo anterior mencionado no significa avalar el incumplimiento del sostenedor, sino, resguardar la continuidad de los alumnos matriculados en los cursos afectados. En este caso, se deberá dar continuidad a los alumnos que cursan actualmente Cuarto Básico en el colegio Golden Hind”, recalca el escrito.

La voz del colegio

El Día intentó conversar con la directora del establecimiento, quien no dio declaraciones al respecto. Álvarez, por su parte, se refirió a la responsabilidad del centro educacional. “Sólo hemos recibido las disculpas por la mala gestión y que se va a llegar a una solución, de los cual aún no hay respuestas”, comentó. También agregó que “esto fue un problema de gestión, de administración, de mala comunicación con el Ministerio de Educación no de convivencia escolar. Acá hay buenos profesores, alumnos y talleres”, argumentó.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X