• La iniciativa forma parte del Plan Nacional "English in English".
Crédito fotografía: 
Luciano Alday C.
Alumnos de enseñanza media de Vicuña y Paihuano disfrutaron de actividades lúdicas para perfeccionar el uso del idioma inglés.

 

Con actividades dentro y fuera de la sala de clases se desarrolló, durante una semana, el "English Summer Camp 2020" (campamento de inglés en verano); actividad que tuvo como sede el Colegio Bicentenario Antonio Varas, de Vicuña, donde estudiantes de diversas escuelas y localidades del Valle del Elqui pudieron practicar y aprender más sobre el idioma universal.

De hecho, participaron más de treinta alumnos de las escuelas Jerónimo Godoy Villanueva y Cielo Claro (de la comuna de Paihuano); Lucila Godoy Alcayaga (de Vicuña); Neftalí Reyes Basoalto (de El Tambo) y del colegio anfitrión. Asimismo, la iniciativa reunió a estudiantes de Rivadavia, Tres Cruces, Las Gredas, Pueblo Hundido y Rinconada.

La iniciativa forma parte del Plan Nacional "English in English", dependiente del Programa Inglés Abre Puertas (PIAP), del Ministerio de Educación (Mineduc), que este año consideró a 23 escuelas en todo el país como establecimientos anfitriones, entre ellos, el Colegio Bicentenario Antonio Varas.

El campamento de verano tuvo como propósito incentivar y fomentar las competencias lingüísticas de los alumnos, entregándoles la posibilidad de aprender y practicar el idioma inglés en contextos reales. Esto, mediante estrategias lúdicas, proyectos grupales y música, promoviendo el desarrollo integral de actitudes y habilidades presentes en el currículum nacional que considera el Mineduc, teniendo en esta oportunidad como temática principal el cuidado del medio ambiente.

Según la encargada regional del PIAP, María Cecilia Santander, “la temática de este año fue muy contingente y se basó en una encuesta que se hizo a través del sitio oficial de Facebook de los English Camps, en que ganó por amplia mayoría el tópico Medio Ambiente, como eje conductor de las actividades del campamento, teniendo como lema our planet, our choice, es decir, nuestro planeta, nuestra opción. Por lo tanto, durante esa semana los alumnos desarrollaron diversas iniciativas tendientes a destacar la idea de que medioambiente es la clave para la existencia de la vida en la Tierra”.

“En este campamento no sólo se practicó la lengua universal, sino que también se generó conciencia respecto a los cuidados que todos debemos tener en torno al medioambiente, y creo que eso lo hemos logrado, cumpliendo así con las expectativas que nos formamos desde un comienzo en el Mineduc”, agregó la profesora de Inglés.

Por su parte, el sostenedor del Colegio Bicentenario Antonio Varas, Enrique Silva Rojas, destacó que éste fue el único campamento de verano a nivel regional y que iniciativas como las del PIAP siempre serán bien acogidas: "El hecho de ser anfitriones demuestra, por un lado, nuestro fuerte compromiso con la comunidad local y, por otro, la convicción respecto a nuestro proyecto institucional de transformarnos a futuro en un establecimiento educacional bilingüe, habiendo sido sede también del último campamento de inglés en invierno”.

La penúltima jornada del campamento tuvo la visita del seremi de Educación, Claudio Oyarzún Cabezas, quien valoró este tipo de instancias de formación: “Agradezco a todo el equipo del colegio anfitrión, que nos ha facilitado su infraestructura a objeto de  desarrollar esta iniciativa, la cual es importante para los alumnos, ya que de manera lúdica y contextualizada pueden aplicar el inglés. Como ministerio, uno de nuestros principales lineamientos es que los estudiantes puedan apoderarse de este idioma”.

 

El seremi se mostró contento de conocer en terreno el trabajo de los alumnos, destacando la activa participación que tuvieron en el campamento, “porque significa que tienen un compromiso con ellos mismos, de querer seguir aprendiendo y aumentando sus conocimientos en esta época del año en que, por lo general, los niños quieren descansar o jugar (…) El Ministerio de Educación ha intentado fomentar el hecho de que puedan usar sus tiempos libres y de ocio para incursionar en las distintas alternativas que se ofrecen para potenciar conocimientos”.

 

Motivación

 

En cuanto al uso del idioma universal, los alumnos demostraron un buen nivel para su edad, según el monitor de este campamento y profesor de Inglés, Fabián González Núñez, quien indicó que las actividades son diferentes a las que se efectúan habitualmente en una sala de clases: “Son más lúdicas y libres, siempre incluyendo movimiento (…) En ese sentido, debemos realizar un arduo trabajo, inclusive dos meses antes, para poder motivar a los estudiantes, porque al estar en período de vacaciones, esto resulta más complejo”.

 

Uno de los aspectos que considera este tipo de iniciativas es generar motivación e interés por el aprendizaje del inglés, acercando este idioma a los estudiantes a través de su uso en un contexto real y significativo, y sobre la base de trabajo en equipo. De hecho, para el cierre del campamento, los alumnos debieron cumplir con diversas tareas grupales como la confección de un vídeo y hacer una dramatización relacionada con el cuidado del medioambiente.

 

Para la estudiante del Colegio Bicentenario Antonio Varas, Fernanda Vega, valió la pena sacrificar algunos días de vacaciones: “Cuesta levantarse temprano en este período, pero el campamento es entretenido. Es una experiencia que me ha servido mucho, porque después quiero estudiar traducción”. De hecho, uno de los beneficios de este tipo de iniciativas es que permite desarrollar y potenciar la expresión oral en inglés.

 

La alumna de Paihuano, Estefanía Portilla, calificó el English Summer Camp como una experiencia muy provechosa: “Nos dio la oportunidad de salir de casa, donde no siempre hacemos cosas productivas, permitiéndonos aprender de una manera entretenida. Además, me gusta mucho el inglés y quiero mejorarlo, por eso me animé a participar por primera vez en una actividad como ésta”.

 

Estefanía Portilla agregó que una instancia como ésta da la posibilidad de compartir con alumnos de otros colegios y localidades: “Lo cual me parece muy bien, porque nos permite desarrollar más nuestra personalidad y conocer experiencias nuevas desde el punto de vista educativo”.

 

Coincidente fue la opinión de la alumna de Paihuano, Agatha Rodríguez, quien no sólo valoró lo académico, sino que también, lo social: “Fue algo muy bonito, porque además de adquirir mayores conocimientos, uno igual crea lazos con otras personas. Junto con haber mejorado en la práctica del inglés, ahora tengo nuevas amistades”.

 

Por su parte, la estudiante del colegio anfitrión, Antonia Guajardo, manifestó que los campamentos de verano son excelentes instancias para poder perfeccionar el idioma universal: “Aquí aprendemos mucho y lo hacemos en forma divertida, porque las personas que nos enseñan son cercanas a nosotros y eso facilita las cosas”.

 

Al respecto, cabe consignar que otro de los beneficios que conllevan los campamentos de inglés es que generan un espacio de intercambio cultural entre alumnos y voluntarios angloparlantes de diversos países.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X