Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
La provincia del Choapa y el sector secano de la región son los más afectados con la situación hidrológica actual.

El año 2019 ha sido uno de los años más secos de los últimos 40 años. La escasez de precipitaciones se estaría prolongando por segundo año y se ha registrado un déficit de la cobertura nival de un -35% , variables que ya están afectando al sistema hídrico, productivo y ecológico de la Región de Coquimbo.

Según el último Boletín Climático del CEAZA, la provincia del Choapa y el sector secano de la región, son los más afectados con la situación hidrológica actual, ya que estas zonas poseen los índices más bajos de precipitaciones, caudales y niveles de embalses en lo que va del año.

El Niño ha sido débil, no ha generado mayores precipitaciones pese a que sí se esperaban debido a este fenómeno.

Este escenario no presentaría cambios sustanciales. Se espera que las precipitaciones estén bajo lo normal durante el trimestre agosto-septiembre- octubre en la Región de Coquimbo, tal como ha sido la tendencia de este año 2019.

Las escasas precipitaciones, se  deben  a  que existe una condición atmosférica, recientemente documentada, que  bloquea  el  paso  de  sistemas frontales hacia el centro y norte de Chile.

Situación que según los pronósticos se extenderá a los próximos meses y que según se desprende del informe de CEAZA, consiste en “un   bloqueo    asociado    a    una    mayor frecuencia  de  altas  presiones  frente  a  la  costa central  de  Chile que es  producido  porque en  el océano Pacífico, en  una  zona  al  norte  de  Nueva Zelanda, hay una piscina de agua más cálida de lo normal que  produce esta  mayor  frecuencia  de altas  presiones  y  además  un  aumento  de  las bajas  presiones  asociadas  a  sistemas  frontales en  la  zona  austral  y  al  oeste  de  la  península Antártica,   por   lo   que   las   trayectorias   de   los sistemas  pasa  mucho  más al  sur de  lo  usual”.

En síntesis, al  no  haber  tantos  sistemas frontales pasando por  la  zona  norte  se  produce  una  ausencia  de precipitaciones  y  de  nubosidad,  lo  que  además contribuye  a  la presencia de heladas.

 

Cobertura de nieve

A las escasas lluvias se suma un bajo porcentaje de cobertura nival en la cordillera. En relación a la climatología del mes de julio, se registra un déficit de cobertura de nieve a nivel regional, siendo más extremo en las provincias de Limarí y de Choapa.

La provincia de Limarí presenta un déficit de un 46,2%, siendo el mayor déficit regional, por su parte la provincia de Choapa presenta un déficit de un 37,5%, lo que representa al menor valor para un mes de julio desde que comenzaron los registros satelitales hace 17 años.

 

Efecto en caudales

Asimismo, se presentan los caudales bajo lo normal en las cuencas de las tres provincias de la región. En promedio, los caudales observados en la región durante el período 2015-2016-2017 fueron los más altos desde finales de 2008 y en este momento, debido  a las  escasas  precipitaciones del  2018 y  del  2019 los caudales están  bajos,  además, debido  a  la poca  acumulación  de  nieve  durante los  últimos  2  años, se  espera que continúen los caudales bajos durante los próximos meses.

 

Estado de los embalses 

La cantidad de agua contenida en los embalses regionales está entre el 41 y el 100%, estando porcentualmente más agua embalsada en el Elqui y menos en Choapa. Debido a las capacidades y diferencias en las cuencas, el agua embalsada se comporta muy diferente en las 3 cuencas.

De acuerdo al informe emitido por el área meteorológica de CEAZA, “Elqui actualmente mantiene su embalse de cabecera (La Laguna) lleno y con un 86% en el embalse Puclaro,  que se ha mantenido así durante los últimos 3 años. Limarí tiene casi toda su capacidad de embalse en La Paloma y actualmente tiene un 60%, sin embargo se puede apreciar que entre el máximo del año 2018 y el mes actual ya perdió el 20% de su máximo de embalse”.

“En Choapa presentan valores similares a los observados en 2010, esto es principalmente porque los embalses de esta última provincia tienen un menor volumen máximo, respecto a las otras dos provincias y por lo tanto es más fácil que se llenen y se vacíen en periodos más cortos y es usual que pierda hasta un 40% de su máxima capacidad en un año”.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X