• La imagen retrata la violencia que se generó el fin de semana en el terminal de La Serena
Señalan que la “competencia desleal” viene desde las otras empresas

La disputa por pasajeros, que terminó en una fuerte gresca en la terminal de buses de La Serena entre funcionarios de líneas que se trasladan entre la capital regional y Ovalle, lo que ocurrió el pasado sábado, no ha pasado desapercibido para nadie y ha puesto en el tapete la importancia de que los pasajeros y los distintos servicios cuenten con las garantías para acceder a una libre competencia.

Sin embargo, nada de eso pudo observarse en la terminal serenense, donde trabajadores de las empresas de buses Cortés Flores y Cormar Bus fueron protagonistas de un episodio de violencia que se viralizó mediante un video que fue divulgado por diversos sitios y canales de televisión. La discusión terminó en golpes y patadas, en la disputa por pasajeros.  

Esto, por la llegada al mercado de Transportes Cortés Flores, que cuenta con 24 máquinas que viajan entre La Serena y Ovalle, ofreciendo precios más convenientes que la competencia. Las empresas que ya ofrecían este servicio son Cormar Bus, Serena Mar, Horvitur, Vía Elqui y Palacios, que han debido enfrentar esta nueva competencia.

Ya en las distintas platraformas de diario El Día, el empresario Guillermo Araya Urqueta de Cormar Bus señalaba que existía “competencia desleal, ya que se quedan con nuestros paraderos que tenemos reservados y se generan rivalidades y choques con mis trabajadores”, indicó.

“Este señor que apareció es un empresario de Calama y empezó muy fuerte con la competencia totalmente desleal, se nos para aquí en nuestro paradero, se forman las peleas y las provocaciones, él palabreó con un conductor nuestro, le tiró el furgón encima a un auxiliar y se arrancó”, recalcó.

Sin embargo, desde Transportes Cortés Flores se han defendido ante estas críticas, señalando que sólo están tratando de posicionarse como una nueva alternativa.

PROVOCACIÓN

Liliana Riquelme, jefe de agencia de los buses Cortés Flores, entregó una visión diferente de lo que sucede, respecto a lo que señalan desde la competencia. “Yo trabajé durante mucho tiempo para la empresa Serena Mar. Cuando han ido ingresando nuevos actores al mercado también se han producido estos problemas”, recalcó.

Señaló que incluso ha tenido dificultades para trabajar en el propio terminal de buses. “Uno busca un lugar donde le vaya mejor en un trabajo, nada más, yo no veo de parte de nosotros ninguna deslealtad. Creo que nos quieren hacer la vida imposible, porque durante muchos años las distintas empresas funcionaron con la misma tarifa, pero como hicimos rebajas comenzaron los problemas. No sé cuál es la molestia tan grande que tienen. Ni yo ni mi personal quiere caer en el juego, pero llega un punto en que las personas pierden la paciencia y por eso se ocasionó la pelea”, fustigó Riquelme, quien sostiene que la empresa cuenta con todos los papeles en regla para funcionar y que son las otras empresas “las que han incluso comenzado a regatear sin mayor cuidado”,destacó, señalando que ante cualquier fiscalización,las fustigaciones quedarían en pausa.

"NADIE ES DUEÑO DE LA RUTA"

El seremi de Transportes y Telecomunicaciones, Óscar Pereira Peralta, señaló a El Día que "Cortés Flores busca entregar un correcto servicio y una nueva alternativa. Lo que no se puede justificar es que no haya excusa para que esta u otra línea no trabajen tranquilos", señaló.

En ese contexto, hizo un llamado para que los usuarios denuncien cuando corresponda por medio de la página web transportescucha.cl, en caso de que vean una situación anormal, o ante algún mal comportamiento de un chofer o auxiliar, ojalá con la mayor información posible respecto a lo sucedido. 

"Durante la jornada de ayer hicimos una fiscalización con Carabineros y gente de la Inspección del Trabajo, porque entendemos que muchas veces existen contratos con choferes que más ganan en la medida que transporten más usuarios. Nos preocupa que por ganar un poco más de dinero, lleguen al punto de tener que pelearse algunos choferes. La idea es que la empresa Cortés Flores, desde el dueño hacia abajo, no vea empañado este ingreso con hechos como estos. Nadie es dueño de la ruta, y todos tienen derecho a circular incluso con una sola máquina", comentó la autoridad.

Pereira resaltó que el principal llamado es al buen servicio, y lamentó que "tengamos que hacer noticias a nivel nacional por este tipo de cosas. Creo que no hay una responsabilidad mayor en una otra línea, porque para pelear siempre se necesitan dos. Todos somos libres de viajar en el bus que uno prefiera y uno como autoridad tampoco le puede cerrar las puertas a quien desee operar cuando cumplen con los requerimientos para aquello. Aquí no hay monopolio en el transporte", concluyó.

 

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X