Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
El excandidato presidencial y fundador del Movimiento Republicano lideró un encuentro privado con algunos adherentes en Guanaqueros y Ovalle, donde informó que están a cien firmas de cumplir con la meta. La máxima seguridad rodeó al exUDI debido al escenario social, considerando, además, que la última vez que visitó La Serena -justo el día del estallido social- fue funado generando un alto despliegue policial.

Una verdadera misión política fue la que protagonizó ayer José Antonio Kast en la región. Y es que el regreso del excandidato presidencial a la zona estuvo cargado de misterio y hasta con un halo de secreto de Estado.

El fundador del Partido Republicano –colectividad en formación- lideró un encuentro privado con adherentes en Guanaqueros y Ovalle, instancia donde compartió con unas cien personas e informó que están próximos a constituirse en la Región de Coquimbo y que de aquí a fin de mes estarían cumpliendo la meta en Valparaíso, Biobío y Los Lagos.

La última vez que el exUDI estuvo en La Serena –justo el día del estallido social- fue funado por una veintena de personas que llegaron al recinto religioso donde desarrolló una firmatón, provocando un alto despliegue policial. Por eso ahora, según indicaron algunos miembros, fueron cautos y mejoraron la seguridad, de hecho para ingresar al salón se debió sortear unos cuatro controles de identidad.

J. A. Kast fue acompañado por la exgobernadora del Limarí, Susana Verdugo, y el coordinador comunal de La Serena, Carlos Maluenda.

“Vamos bastante bien, nos faltan unas cien firmas para constituirnos en Coquimbo, la idea nuestra es poder formarnos al menos  en cuatro regiones de aquí a los 20 días. En las últimas dos semanas, las inscripciones por clave única casi se han suplicado”, detalló Kast.

El jueves 21 de noviembre y tras conseguir más de 11 mil firmas, el partido pudo inscribirse en las regiones de O’Higgins, Maule, Ñuble y La Araucanía. De sumarse las otras cuatro, le quedarían sólo 8 regiones. Sin embargo, el trabajo se debe duplicar ya que el plazo legal para reunir las 16.929 firmas se cumple en enero de 2020.

Prioridades paralelas

El expresidenciable aclaró que la primera prioridad es constituirse a nivel nacional y, aunque en primera instancia las líneas de trabajo estaban enfocadas en las elecciones parlamentarias y presidenciales de 2021, hoy el escenario cambió y apostarán por llevar candidatos en los próximos comicios municipales y regionales de octubre de 2020.

“Las cosas se fueron desarrollando de una manera distinta con lo inicialmente planificado, ahora hemos planteado llevar candidatos a alcaldes y concejales y gobernadores regionales. La definición de los nombres no se ha dado pero hay personas que están dispuestas a asumir roles”, puntualizó.

De todos modos, precisó que hoy día el tema electoral está en segundo plano y que la segunda prioridad es “levantar fuerte y claro la voz del no al plebiscito de abril del próximo año”.

La opción del no

Tanto Kast como Susana Verdugo cancelaron su militancia a la Unión Demócrata Independiente (UDI) porque el partido se habría alejado de los valores iniciales del gremialismo, legados de Jaime Guzmán, también redactor de la Constitución Política de Chile.

El abogado confesó que no tiene problema con los cambios que se le puedan realizar a la Carta Fundamental en las materias necesarias, pero fue enfático al decir que hace dos meses atrás la discusión por una nueva Carta Magna “no era tema” y que el Acuerdo por la Paz y una nueva Constitución firmado el pasado 15 de noviembre era “ilegítimo”.

“El acuerdo político es ilegítimo porque se obtuvo en base a la extrema violencia, el Gobierno no lo tenía dentro de su programa y la propuesta de la oposición actual tampoco contemplaba un nuevo texto jurídico. La expresidenta Michelle Bachelet inició un proceso constituyente ¿Por qué no lo terminó? Porque fue un fracaso. A lo largo de todo Chile se reunieron cerca de 300 mil personas a debatir sobre una nueva Constitución ¿Era una urgencia social? No, no lo era”, arremetió.

En este mismo punto, Kast recalcó que el acuerdo pactado por las distintas fuerzas políticas del país -al argumentarse en la “extrema violencia”- deslegitimaba el proceso y que los incendios en las estaciones del Metro en Santiago responden a un “atentado terrorista”.

“Aquí nadie puede decir que quemar 30 estaciones del Metro es un estallido social, eso fue un atentado terrorista y el Gobierno ha sido incapaz de instalar ese concepto”, detalló.

Imponiendo un concepto

J.A. Kast manifestó que a partir de los daños en la red, un grupo de “izquierda muy radicalizada” instaló el concepto de “estallido social” y obligaron a los políticos a someterse a algo que la ciudadanía no tenía en primera prioridad.

“Un grupo de políticos bien organizados instalaron un concepto que no corresponde y lo podemos verificar con el discurso de una ex agregada cultural de Chile en Cuba, Florencia Lagos,  que en este momento está haciendo una exposición en Venezuela y mencionando con nombre y apellido que aquí hay una organización, no de entes externos,  sino de una agrupación política que encabeza la Mesa de Unidad Social, lo dice ella, no yo”, dijo.

Férrea defensa

Kast ratificó que impulsará la opción del “no” y que si el resultado del plebiscito corresponde a ese “nosotros le vamos a demostrar al mundo que sí hay certeza jurídica y que a partir de esa norma jurídica, se pueden generar cambios”.

“Lo que nosotros queremos es que volvamos al orden público a la confianza internacional y sólo lo vamos a lograr cuando haya un camino claro de desarrollo hacia adelante”, manifestó.

En caso que gane la opción del sí, José Antonio Kast, expresó que habría un periodo de incertidumbre por dos años más.

“Si prima la teoría de la izquierda tendremos una hoja en blanco por dos años  y nosotros creemos  que daña irreparablemente el destino de Chile. Aquí lo primero que queremos advertirles es que una nueva  Constitución no va a solucionar los problemas que usted cree y está cayendo en el engaño político que dice que una nueva Constitución es un nuevo Chile, eso no es verdad. Y eso hay que decirlo fuerte y claro”, declaró.

De todos modos, Kast dijo que si la ciudadanía vota por una nueva Carta Magna “si se manifiestan por el sí, nosotros vamos a participar activamente convocando a personas que se inscriban como candidatos a las convenciones”.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital