• Giovanni Pino (16) perdió un ojo tras terminar con un balín alojado en la masa blanda del globo ocular en Coquimbo.
  • Protesta en Santiago en denuncia de la gran cantidad de lesiones oculares. En cifras del INDH, alcanzan las 217
Crédito fotografía: 
EFE /Cedida
Familiares de adolescente que perdió un ojo en Coquimbo prepara querellas, mientras desde el Colegio Médico llaman a acudir para recibir atención médica en el Hospital de La Serena.

La tarde el lunes 11 de noviembre Giovanni Pino (16) salió a manifestarse junto a sus primos a la Plaza de Las Américas en Coquimbo, en el marco de uno de los tantos homenajes que se han hecho a Kevin Gomez, joven coquimbano asesinado por un militar en medio del Estado de Emergencia decretado para la comuna en los primeros días de protestas.

Gritos, lienzos y velas se transformaron de a poco en una fuerte manifestación por parte de la comunidad, que exigía justicia. En una de las calles aledañas a la plaza, Giovanni se encontraba con sus primos, cuando llegó Carabineros por las barricadas que se habían levantado en el sector, dispersando a los manifestantes con disparos y lacrimógenas.

En medio de la consternación y el caos, las personas comenzaron a correr y los uniformados a detener a los que pudieron. Uno de los carabineros disparó a Giovanni en el rostro, hiriéndolo en su ojo derecho. Otros manifestantes intentaron socorrerlo, pero finalmente corrió por su cuenta para alejarse del lugar.

No podía ver nada, uno de los ojos sangraba y perdió la orientación, cuando fue detenido por los uniformados, por motivos que, según asegura su familia, aún desconocen. Fue atendido en el hospital San Pablo de Coquimbo y posteriormente traslado al hospital de La Serena, recinto que por estos días recibe a las personas con traumas oculares.

"Existe un importante subdiagnostico, y no podemos tener certeza de que todas las personas heridas estén acudiendo a los centros de salud.Nuestro llamado es a que lo hagan libre de toda presión", Dr. Rubén Quezada, Colegio Médico La Serena.

Paola Campos, su tía y la persona a cargo del adolescente, asegura que hasta medianoche no supo de la situación y sostiene que el uniformado a cargo del procedimiento, le habría asegurado que Giovanni se había lesionado con una piedra que le llegó en la cara.

En el recinto asistencial de la capital regional confirmaron el grave diagnóstico. Tenía un perdigón alojado en la masa blanda del globo ocular derecho, perdiéndolo por completo. En su paso por los hospitales, Paola asegura haber visto también, a lo menos cuatro casos de lesiones similares en adolescentes.

La mujer se asesoró con un abogado particular, con quien actualmente está presentando una querella contra quienes resulten responsables por el daño irreparable a Giovanni y además, advierte que pese a que “no podía ver nada, cuando lo detuvieron igual fue agredido con los bastones de servicio y golpeado por los carabineros”, por lo que decidieron llevar el caso a la justicia, y sostiene que hay antecedentes que podrían probar que la detención fue ilegal, algo que prefiere no detallar, hasta más avanzado el proceso en eventuales audiencias.

Cifras preocupantes

El caso de Giovanni no es aislado. Hasta la fecha, el Colegio Médico ha contabilizado un total de ocho personas con traumas oculares entre las comunas de Coquimbo La Serena y Ovalle desde que comenzaron las protestas.

Los casos se han derivado al Hospital San Juan de Dios de La Serena, donde se ha concentrado la información de los traumas mayores, sin embargo, “existe un importante subdiagnóstico, y no podemos tener certeza de que todas las personas heridas estén acudiendo a los centros de salud”, advirtió el presidente del Colegio Médico de La Serena, Rubén Quezada.

En ese sentido, el profesional llamó a las personas con este tipo de lesiones “a que se dirijan a recibir atención de salud que les corresponde libre de toda presión”.

En el último catastro del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) ha advertido de un total de 217 lesiones oculares a manifestantes en medio de las protestas en todo el país. Datos que se suman a otras más de 2 mil personas con distintos tipos de lesiones en el cuerpo.

"Tal como lo hemos dicho en varias oportunidades, todos los casos en los cuales se está culpando a Carabineros por estas lesiones los vamos a investigar", general Ramón Alvarado, Jefe IV Zona.

La Sociedad Chilena de Oftalmología (Sochiof) alertó que durante las primeras dos semanas de manifestaciones, cerca de 180 personas sufrieron una lesión severa en uno de sus ojos. El 60% tuvo una disminución severa de la visión, mientras que el 30% de ellos quedó completamente ciego de uno de sus ojos. El caso más dramático es el de Gustavo Gatica, joven que perdió ambos ojos tras ser herido con perdigones.

Cifras preocupantes no solo a nivel nacional. "Cuando hablamos de esto a nivel internacional, haciendo una revisión exhaustiva del número de casos de pacientes que han perdido un globo ocular por uso de armas no letales, el número es también muy alarmante y lideramos, tristemente, esta cifra", aseguró el presidente de la Sochiof, Dennis Cortés a la Comisión de Derechos Humanos del Senado en una sesión especial el lunes 4 de noviembre, cuando las protestas entraban en su tercera semana.

La ONU llegó incluso a pedir la semana pasada que se dejara de usar balines y perdigones en las protestas. También las Cortes de Apelaciones de ya tres comunas, incluída La Serena, han ordenado tras recursos de amparo, prohibir su uso y militar los gases lacrimógenos para evitar su uso en manifestaciones pacíficas.

Carabineros: “Se está investigando”

Consultado por los casos regionales, el general Ramón Alvarado, jefe de la IV Zona de Carabineros, señaló a El Día que “tal como lo hemos dicho en varias oportunidades, todos los casos en los cuales se está culpando a Carabineros por estas lesiones los vamos a investigar, en cuanto a los casos, hemos tenido conocimiento de que habría sido supuestamente por actuar de Carabineros”.

217 lesiones oculares ha catastrado el INDH en todo el país

Este viernes la Corte de Apelaciones de La Serena acogió dos recursos de amparo presentados en el tribunal de alzada, por el uso de balines y gases lacrimógenas en protestas. Sobre este punto, el general indicó que “no nos ha llegado notificación. Hubo una orden de no innovar, en el sentido de que no debemos hacer uso de estos elementos (…) Seguimos actuando respecto a lo que está definido en protocolo, que ha sufrido nuevas modificaciones”.

Familia: “Hay testigos”

La tía de Giovanni indicó que seguirán todos los procesos necesarios para esclarecer responsabilidades por las graves secuelas y esclarecer el actuar, a su juicio abusivo, de los funcionarios de Carabineros en la detención del adolescente. “Tenemos versiones de testigos que vieron cómo fueron las cosas y cómo se excedió la fuerza”.

Sobre su estado, indicó que aún se encuentra hospitalizado, aunque con mejor ánimo, “se encarga de subirnos el ánimo a nosotros”, recalca. El jueves el equipo regional del INDH se contactó con la familia y evalúan sumarse a las querellas.

 

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X