• La Mayor Renata Valdivia es la primera mujer Carabinero que asume como Comisario en la Primera Comisaría de La Serena y también en la Prefectura de Coquimbo.
Crédito fotografía: 
Javiera Sánchez
En entrevista exclusiva con El Día, la Mayor Renata Valdivia relató su llegada a la 1era Comisaría de La Serena, sus objetivos, trayectoria y los desafíos que enfrenta, especialmente para lo que podría ocurrir en marzo respecto a las movilizaciones en el centro de La Serena, para lo que dijo están preparados. Su foco será el trabajo con la comunidad.

Vocación de servicio es lo que heredó de su padre, Coronel de Carabineros en retiro, su trabajo y la relación con la comunidad fue lo que inspiró a Renata Valdivia Quital, Mayor de Carabineros y la nueva Comisario de la Primera Comisaría de La Serena a postular a la institución hace 22 años atrás.

“Me gusta esa relación que hay con la gente y eso fue lo que me motivó, esa comunicación y empatía, eso veía con mi papá, era lo que me gustaba y por eso decidí postular a Carabineros”.

Esa misma cercanía que tenía su padre con la comunidad es la que ella busca generar ahora en la Primera Comisaría de La Serena, primera unidad policial comandada por una mujer Carabinero en la comuna y el primer destino fuera de la Región Metropolitana de la Mayor Valdivia.

“Cuando supe que me venía, en octubre, comencé altiro a revisar twitter, la municipalidad, diarios, viendo las noticias lo que estaba pasando acá por televisión con todo el tema de la contingencia y de ese momento empecé a buscarle colegio a los niños, cosa de tener todo listo con el tema familiar, para en enero llegar y enfocarme en lo laboral” relata la Mayor.

Añade que se dio cuenta que la realidad regional no estaba tan lejos de lo que pasaba en sectores de la capital, “cuando llegué lo primero que vi fue la imagen del mall todo tapado”. Pese a eso asegura que quedó  maravillada y lo que la tiene más tranquila es que sus hijos son felices, “están en una región con playa que es lo que ellos querían si salíamos de Santiago, entonces feliz”.

“Tenemos que ser positivos que esta situación se va a revertir, que esta ciudad va a volver a ser lo que era antes” agregó con optimismo refiriéndose a las edificaciones que hoy se ven blindadas y protegidas por saqueos y desmanes que se han producido durante la crisis social.

Comienza la entrevista contando un poco la historia de la mujer Carabinero y con orgullo va relatando como el género femenino fue ganándose más especio dentro de la institución.

“En 1962, ahí comenzaron las mujeres a ser parte de Carabineros, pero su labor era más que nada con menores de edad, no estaban a cargo de una Comisaría como ésta o las de Santiago. Pero ahora no, se dieron cuenta que nosotras también somos capaces y en Santiago hay unidades que están siendo comandadas por mujeres “.

En solo una semana que lleva a cargo de la Comisaría cuenta que ya ha tenido múltiples reuniones con juntas de vecinos y autoridades sobre el tema delictual, asimismo señala que están trabajando en operativos para combatir el comercio ambulante ilegal.

“Mi idea es, primero conocer el diagnóstico actual que tiene La Serena y esta unidad policial, el diagnóstico delictual también, para saber hacia dónde destinar los recursos, y con eso ya empezar a hacer un trabajo para adelante, conociendo la necesidad de los vecinos”.

22 años de servicio

A los 23 años postuló a la institución inspirada en el trabajo de su padre. A lo largo de su carrera se ha desempeñado en diversos cargos operativos en terreno, sin embargo el área que más le apasiona y donde trabajó por muchos años es la de familia- infancia, violencia intrafamiliar y delitos sexuales.

“Es un área muy sensible” asegura, ha debido aprender a relacionarse con víctimas de estos delitos y sus familias, ha trabajado con organizaciones sobre la prevención y el trato de víctimas en las unidades policiales lo que generó en ella empatía y cercanía con las personas.

“Trabaje por cinco años en una unidad en Santiago que se creó el 2012 que tiene que ver con todos los delitos sexuales, tanto de menores de edad como adultos. También en los que es familia-infancia, violencia intrafamiliar, pese a que he tenido otros cargos, mi vida institucional siempre ha sido por esa área”.

Es lo que más le apasiona, señala y aunque su nuevo cargo se aleja del trabajo que antes realizaba en esa área, todo lo que aprendió ahora pretende ponerlo en práctica con la comunidad, ya que busca generar cercanía con el entorno y que vuelvan a confiar en los Carabineros.

Los últimos dos años estuvo en la Academia de Ciencias Policiales desde donde se licenció en Administración de Seguridad Pública en 2019 y cuando egresó fue destinada a su primera labor como comisario para liderar la Primera Comisaría de La Serena.

“Un desafío para mi siendo mujer, trabajando con más 300 Carabineros entre hombres y mujeres, pero siempre más hombres, pero para mí es un desafío gigante porque esta unidad a mí me la entregaron súper buena”

Vida familiar

Su familia es grande, tiene 10 hermanos más y tres son Carabineros al igual que su padre, Coronel en retiro.

“Somos once hermanos y tres salimos Carabineros, un Capitán que está en Chillán en la Subcomisaría de Huambali y mi hermana menor que es Teniente y Subcomisario Administrativo de Talagante”.

Tiene 44 años y tres hijos, los dos mayores de 12 y 16 años de su primer matrimonio del cual se divorció y el último, de tres años, de su nueva pareja. Se vino a La Serena junto a todos ellos, quienes la apoyaron cuando la trasladaron a la zona y decidieron acompañarla en esta nueva aventura.

Ser madre y Carabinero no siempre ha sido fácil pero cuenta que lo ha sabido llevar y equilibrar, la han apoyado en todas las labores dentro de la institución y a sus hijos ha sabido explicarles la tarea que realiza y también lo demandante que es ser Carabinero, con turnos de noche y llamados imprevistos, lo que han sabido comprender y también apoyar.

“A veces se complica porque uno quiere hacer todo bien, mis hijos entienden que existe un horario (…) uno como mamá se siente culpable porque está todo el día en el trabajo, pero entienden que uno es Carabinero y que la demanda es pasar muchas horas, pero el fin de semana se compensa con estar con ellos, salir, disfrutar. A mí esto me gusta, entonces si estoy bien acá en el trabajo y en la casa con mis hijos ahí uno puede equilibrar las cosas”.

Su llegada

Con entusiasmo la Mayor enfrenta este nuevo desafío, uno de los más grandes de su carrera, liderar una comisaría que siempre estuvo a cargo de hombres.

“Un desafío para mi siendo mujer, trabajando con más de 300 Carabineros entre hombres y mujeres, pero siempre más hombres, pero para mí es un desafío gigante porque esta unidad a mí me la entregaron súper buena”.

La recepción de sus Carabineros fue positiva, contó, “no sé el pensamiento de todos, pero con los que he conversado y a los que conozco, porque aún me falta conocerlos a todos, me han recibido muy bien y me han dicho “qué bueno que llegó para acá, nunca ha habido una mujer, siempre hombres comisarios”. En ningún momento he recibido una actitud negativa ni malos comentarios”.

Manifiesta que ha sostenido reuniones con varias autoridades para ir conociéndolas y de todas ha tenido un grato recibimiento.

No se siente intimidada ni menos capaz por ser mujer, al contrario, dice que tiene mucho que entregar, todo el entusiasmo, la fuerza y capacidades para enfrentar los nuevos desafíos que se avecinan.

“Somos todos Carabineros, yo soy mujer, pero tengo las mismas capacidades que los hombres, entonces ¿por qué yo no puedo hacer las mismas cosas que los hombres? Si se puede, uno es mamá y tiene más demanda con los niños, pero uno lo puede hacer perfectamente”.

He ido a reuniones con varias autoridades y me dicen “qué bueno que seas mujer” entonces siento el apoyo de ellos, de mis jefaturas, de mi familia, que en el momento que supieron que me venía para acá me dijeron “nos vamos todos”, porque es difícil trasladar toda una casa para acá”

Los desafíos

 “Conocer a los vecinos, ver sus necesidades, compartir con ellos, compartir en las reuniones, que me conozcan y sepan que la comisario es una mujer y quien soy, porque si yo no sé lo que está pasando afuera yo no puedo realizar una gestión con las necesidades de ellos. Con una buena comunicación y relación con ellos y las autoridades podemos hacer un muy buen trabajo en conjunto y bajar los hechos delictuales”.

Dice que la comunicación es esencial para atacar la delincuencia y bajar los índices de delitos de mayor connotación social que es su primer desafío.

“Segundo sería que la gente confíe en Carabineros, porque nosotros los cuidamos a ellos, ellos pueden ver que quizás, en la alteración del orden público con los desórdenes, quizás creen que somos una policía represiva pero nosotros estamos cuidándolos a ellos, a los mismos vecinos. El mayor desafío para la Primera Comisaría es que ellos confíen en nosotros, que no haya desconfianza, que llamen a Carabineros cuando tengan una denuncia, un problema, nosotros vamos a ir para allá, nuestra idea es que la comunicación no se pierda”.

Reitera que para lograrlo es fundamental construir buenos lazos con la comunidad, una de las metas que comparte la nueva jefatura de Carabineros en la zona.

“Nosotros estamos alineados, porque tanto acá como en la Segunda Comisaría de Coquimbo, tenemos los mismos objetivos de mi Comandante que llego el sr. Prefecto respecto a esa relación que tenemos que tener con la gente, a no estar acá en la oficina sino que salir, conocer, visitar, conversar, escuchar, son los mismos objetivos, tanto con los vecinos como con las autoridades”.

Asimismo señala que la contingencia cambió la forma que tenían de trabajar que era principalmente preventiva mediante los cuadrantes, la que pretenden retomar durante estos meses del verano, reforzando las rondas y operativos preventivos.

“De marzo en adelante no sabemos, todo es incierto. En marzo yo creo que vamos a saber cómo se viene en adelante todo el tema del orden público”.

Con una dotación de 50 nuevos Carabineros que se suman a la unidad policial, la Mayor cuenta que han trabajado desde el día uno que arribó a la región con operativos en diversos puntos como la Recova, en la Av. del Mar y los servicios cuadrantes que se mantienen todo el año.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X