Crédito fotografía: 
cedida
La iniciativa impulsada por el SERVIU, tiene una inversión que supera los 350 millones de pesos y que permitirá dotar de “veredas amigables” para las personas con discapacidad visual. El proyecto estará concluido a fines del mes de febrero.

Ovalle tendrá veredas inclusivas en la zona céntrica. Esto, gracias al proyecto ejecutado por el  Servicio de Vivienda y Urvanismo (SERVIU) de Coquimbo, que cuenta con una inversión que supera los 350 millones de pesos y que permitirá dotar de un sistema podo táctil las vías peatonales, con un diseño amigable para las personas que tienen discapacidad visual.

Se trata de un proyecto piloto que se está ejecutando en el país, donde Ovalle es la segunda comuna favorecida junto a Iquique. La denominada “Ruta Inclusiva” incluye un mejoramiento en las veredas actuales y la colocación de un trazado con una textura especial de suelo adaptada para que las personas ciegas se guíen sin problemas e interferencias con su bastón.

El proyecto abarca calle Vicuña Mackenna, desde Santiago hasta la Alameda, además de las calles Victoria, Libertad y Miguel Aguirre, a lo que se suma toda la zona exterior de la plaza de armas.

Dentro de la iniciativa está la intervención de las esquinas, donde se modificarán los semáforos, puesto que se colocarán señales auditivas que indiquen, tanto la luz roja, como verde. “Las esquinas se denominan como puntos críticos. En estos sectores se colocarán baldosas más grandes y con una textura distinta, lo que se complementará con sonidos para que las personas con discapacidad visual puedan parar o avanzar y de esta forma evitar un accidente o complicación” sostuvo el director de obras municipales, Glen Flores.

El alcalde Claudio Rentería indicó que “estamos muy contentos de que como comuna seamos parte de este proyecto piloto, que, claramente, mejorará la calidad de vida y el diario vivir de las personas con discapacidad visual, porque no tendrán problemas para desplazarse en la zona céntrica de la ciudad” sentenció.  

Con respecto a las terrazas que están autorizadas en el centro, como espacios de ocio, no se verán afectadas, pero sí tendrán que adaptarse a las medidas reglamentarias del proyecto que consta de 1,20 metros. “Las líneas van por los dos costados a 60 centímetros de las fachadas” agregó el director de Obras del municipio de Ovalle.  

El proyecto se encuentra en ejecución por parte de la empresa constructora de Rubén Berríos y estaría concluido a fines del mes de febrero. La unidad técnica es el Serviu y la dirección de obras municipales está encargada del trazado y de  autorizar los sectores que están proyectados.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X