Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
Pese a que esta práctica no constituye un delito en sí, tiene asociadas infracciones importantes al tránsito, siendo la principal de ellas la conducción a exceso de velocidad, la que actualmente representa casi el 20% de las multas cursadas en pandemia, lo que refleja la irresponsabilidad de quienes van al volante. Es por eso que llaman a denunciar estas situaciones para evitar que se generen hechos que lamentar.

Son distintos puntos donde se ha sorprendido a conductores realizando piques, carreras clandestinas, trompos o simplemente “carreteando” en sus vehículos.

Instancias de encuentro para los amantes de las ruedas, quienes no han detenido sus reuniones en toda la pandemia, incluso en horario de queda y cambiando de sitios con el fin de evitar ser sorprendidos por Carabineros.

Hechos que en sí no constituyen un ilícito, explicó el Prefecto de Carabineros, Coronel Carlos Rojas, pero traen consigo infracciones a las leyes e indicaciones del tránsito, tales como el exceso de velocidad, ingesta de alcohol y no respetar las señaléticas, las que en ocasiones acaban en tragedias, ya que han existido casos donde se han bloqueado caminos y usado carreteras para competir o transitar a gran velocidad.

Sin embargo, no se trata de una situación nueva, los piques clandestinos han ocurrido desde hace años en diversos sectores de la región, la Costanera, Avenida del Mar, ruta 5, Cisternas, Balmaceda, Ulriksen, entre otras, son rutas donde ocasionalmente se sorprende a conductores en estas prácticas.

“En ese sentido, como Carabineros estamos abocados a fiscalizar que estas actividades se realicen en los espacios debidamente habilitados para ello, como por ejemplo el Autódromo de Huachalalume, con el objetivo de disminuir los riesgos de eventuales accidentes, tanto para quienes participan directamente, como para la comunidad en general” detalló Rojas.

Es así como Carabineros, desde que se inició el estado de excepción, ha cursado 12.544 multas por incumplimientos a la normativa vial, siendo 2.408 por conducción a exceso de velocidad, es decir, un 19,2% de ellas.

“Es decir, estamos haciendo nuestro trabajo. Pero aquí también, quiero invitar a la comunidad a hacerse parte. A que si es testigo de una práctica clandestina, o alguna actividad que ponga en riesgo la seguridad de las personas, nos ayude y  denuncie”.

Caleta San Pedro

Por años fue el estacionamiento de Mall Plaza el que se utilizaba como punto de encuentro del mundo tuerca, allí se reunían cientos de vehículos para correr y realizar maniobras, especialmente en las noches.

Fue llegada la pandemia y el toque de queda que los conductores que solían agruparse en el estacionamiento del mal migraron a otros puntos, siendo Caleta San Pedro uno de ellos.

Según relató la presidenta de la Junta de Vecinos Duna Mar de la caleta, Marcela Jiménez, los vehículos comenzaron a llegar en marzo de este año al sector a realizar diversas actividades, entre ellas carreras, trompos y también de fiesta, llenándose la playa y dejando todo sucio.

“Se van cambiando de sectores, incluso usan la caletera” expresó Jiménez.

Una situación que no se limitaría solo a los fines de semana o las noches, sino que ocurriría durante todos los días y en todos los horarios, comenzando a llegar desde las 17 horas y quedándose pasado el toque de queda en el lugar.

“Nosotros, quienes residimos acá evitamos ir a la playa y si lo hacemos es poco, porque acá el fin de semana está todo cochino, quienes vienen se ponen a tomar, hacen sus necesidades y no son personas de acá” añadió.

Hechos que llevan ocurriendo meses y que han cansado a los vecinos, quienes han visto interrumpida su rutina y tranquilidad, teniendo que convivir con música, ruidos de motor, frenazos e incluso accidentes, puesto que estarían ocupando principalmente la caletera, la calle Océano Índico, Corsarios, y parte importante de la Avenida del Mar.

Asimismo, esto provocó un aumento en la cantidad de robos de la localidad, especialmente de vehículos, los que los vecinos asocian a la presencia de personas que llegan desde afuera, tanto en automóviles como en motos.

Situación de la que estarían al tanto desde municipio serenense. La delegada municipal del sector, Gloria González, comentó que no se trataba de algo nuevo, que ha habido mucho reclamo por parte de los vecinos, quienes habían efectuado las denuncias correspondientes en la Sexta

Comisaría de Carabineros.

Adicional a eso, González indicó que se estaba apoyando con patrullas municipales en las calles del sector, sin embargo sus recorridos eran de día, quedando la noche sin mayor control.

Pan De Azúcar

Desde hace años que sus vecinos piden mayor control en el sector, el que durante las noches se convierte en tierra de nadie.

Allí no se respeta toque de queda, señales del tránsito ni límites de velocidad y las carreras, no solo de autos, sino que de caballos y de perros galgos es algo habitual.

Pese a que el flujo de vehículos ha disminuido con la construcción de la nueva D43, quienes se trasladan a localidades como Cerrillos, Barrancas, Tambillos, utilizan en muchos casos la ruta como pista de carreras, provocándose accidentes y hechos lamentables que se pueden evidenciar por la cantidad de nimitas que existe.

Bernardita Juica siempre ha vivido frente a la Hacienda Venus donde le ha tocado ser testigo de dos hechos ocurridos, el primero de ellos en diciembre del 2018 cuando se volcó una camioneta con más de 10 ocupantes, varios de ellos en el peak up, el que terminó con múltiples lesionados. Además del accidente ocurrido la madrugada del domingo, el que resultó con una mujer de 23 años fallecida.

Quien manifestó su preocupación por la cantidad de accidentes que allí ocurre es Magdalena Letelier, del Centro de Eventos Hacienda Venus, quien sufrió daño en su propiedad, tanto para el incidente del 2018 como en el de ahora.

Letelier admitió que en los últimos cinco años y debido al gran crecimiento poblacional del lugar, los vehículos solían transitar a gran velocidad, siendo frecuente las colisiones y atropellos, en especial los fines de semana y durante todo el año, no solo con la pandemia. Provocándose un gran riesgo, puesto que muchos conductores serían personas de localidades aledañas que conducirían bajo la influencia del alcohol.

Asimismo, expresó que ha golpeado puertas y hecho gestiones con diversas autoridades para que se realicen mayores controles y un plan de mitigación en el sector para evitar nuevas tragedias.

Al respecto, desde el municipio porteño, su alcalde Marcelo Pereira explicó que el plan de contingencia implementado por la Dirección de Seguridad Pública del municipio en la emergencia sanitaria había considerado dividir el territorio en tres grandes áreas, uno de ellos el sector rural.

“Hemos reforzado los patrullajes preventivos integrales enviando diariamente 2 patrullas que recorren el sector de Pan de Azúcar y Tambillos. Precisamente en estos recorridos y las entrevistas que nuestros funcionarios sostienen con los dirigentes vecinales, detectamos la problemática de las carreras clandestinas, denunciamos el hecho y efectuamos las coordinaciones con Carabineros de Chile para que pudieran incrementar la fiscalización en el sector y cursas las infracciones correspondientes” expresó Pereira.

Además, agregó que como alcalde y desde la Municipalidad habían oficiado al MOP y Vialidad, “para que la empresa concesionaria que construyó la ruta D-43pueda cumplir con el mejoramiento, el cuidado y la mantención tanto de la antigua como la nueva vía. Lo anterior, para entregar mayor seguridad a los vecinos y vecinas que viven en este sector”.

Vicuña

“Es una realidad, acá hay una gran cantidad de vehículos que tienen esa característica de tunning y la verdad que las carreras clandestinas son habituales, nosotros hemos planteado la información que tenemos a Carabineros” indicó el edil de Vicuña, Rafael Vera.

El dos de agosto de este año la localidad de Andacollito lamentó la muerte de una profesora de la zona de solo 32 años que fue colisionada de frente por otro conductor, quien se encontraba participando de este tipo de carreras ilegales y también falleció producto del impacto.

En ese camino, así como en La Campana y Huanta, de la comuna de Vicuña, jóvenes cierran la ruta para entretenerse corriendo en sus vehículos, infringiendo las normas y circulando contra el tránsito, razón por la que han endurecido las fiscalizaciones.

“Desde esa fecha al momento Carabineros ha cursado 155 partes vehículos modificados de característica tunning y que efectivamente es parte de la solución, los policías han acrecentado el nivel de control en lugares como Andacollito, en La Campana, en Huanta y en algún sector de Calingasta está la mayor cantidad de personas que se dedican a este deporte” añadió el jefe comunal.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día