• El actual consejero regional de la UDI se refiere al escenario político que está tomando relevancia pese a la emergencia sanitaria provocada por la pandemia del coronavirus.
Crédito fotografía: 
Alejandro Pizarro
El actual consejero regional analiza el escenario político de cara al plebiscito y las futuras elecciones de gobernador regional donde competirá como candidato por la UDI. Confiesa que representa un cambio generacional, “hay que tener visión de futuro y ser capaces de poner por delante las necesidades de la gente”, detalla.

Disciplinado, busca el equilibrio y no se queda sólo en eslóganes, así se define Marco Antonio Sulantay, consejero regional UDI y candidato de la tienda para competir por la gobernación regional, inédita votación que fue postergada para el próximo año por la pandemia.

Confiesa que este 2020 ha sido “difícil” para la política, los partidos y las definiciones y que hablar de esos temas podría, incluso, ser mal vista, sin embargo, se permite analizar el escenario y recuerda que hay plazos y compromisos que se deben cumplir.

“En marzo mi partido me nominó como candidato a gobernador regional y llegado el momento tendré que competir vía primarias con la actual presidenta del Consejo Regional, Adriana Peñafiel”, cuenta.

-¿Teme medirse con rostros de larga trayectoria?

“Me siento contento por ser considerado por mi partido, creo que las próximas autoridades serán rostros nuevos que tienen otras visiones, la verdad es que no tengo miedo de competir con nadie porque me siento capacitado y tengo una buena proyección, además, creo representar un cambio generacional capaz de  hacerle frente a los futuros desafíos con ideas y debates. Por otro lado, también veo una intención de entregar la posta. Todo esto es un aprendizaje y podría ganar cualquier elección”.

-¿Y cómo un partido tradicional puede responder las demandas de ese ‘cambio generacional’ que también está viviendo la ciudadanía y, que por cierto, lo ha dejado de manifiesto?

“Porque no todo es rígido y el mejor ejemplo es ver cómo Pablo Longueira irrumpió en la escena política, un rostro fundador de la UDI. Hay que tener visión de futuro y ser capaces de poner por delante las necesidades de la gente aunque hay que ser equilibrados y no dejar nuestros principios en el camino, quizás debamos mejorarlos o actualizarlos, pero no olvidarlos”.

El trabajo en el CORE

-¿Cómo ha sido el trabajo del CORE en tiempos donde el apoyo y la mirada política a uno u otro proyecto los separa?

“Diría dos cosas. Primero, que el CORE ha estado a la altura de esta emergencia, hemos logrado acuerdos unánimes y me siento orgulloso de ese trabajo. Ha habido debates y diferencias, pero nos hemos puesto a disposición. Segundo, que ha sido difícil reasignar recursos porque entendemos que debemos priorizar otros requerimientos y eso implica desatender líneas que cuentan con nuestro apoyo, eso me duele porque la gente se ha resentido”.

"Los eslóganes sin contexto inducen, muchas veces, a tomar decisiones equivocadas"

-¿Se han dejado de lado los debates de ‘derecha e izquierda’?

“Se podría decir que sí. Aunque hay temas como el Túnel de Agua Negra y el Proyecto Minero Dominga que nos enfrentan, pero en general cuando se trata de beneficios directos para la comunidad nos ponemos de acuerdo”.

-El exintendente Ricardo Cifuentes dijo que el Túnel de Agua Negra era como una ‘piedra en el zapato’ para el Gobierno ¿Es así?

“El término que usa es evidentemente político y propio de su sector. Yo creo que el Gobierno apuesta por explorar otras alternativas. Yo nunca he escuchado que se diga que  ya no va o que es inviable, pese a que hay estudios en ese sentido. Personalmente creo que poner todos los huevos en una sola canasta no es bueno y debemos diversificar las opciones”.

-¿Entonces descarta desinterés?

“Pienso que la reactivación económica y las expectativas tienen que estar puestas en la integración más que en una obra en particular y hay que explorar otras opciones como La Chapetona que es una iniciativa mucho más rápida y económica”.

-Pero en la consulta ciudadana que hizo el alcalde de Monte Patria, Camilo Ossandón (PDC),  la comunidad se manifestó en contra de ese proyecto…

“Bueno, no importa si el paso está en el Elqui a 60 kilómetros o a 120 kilómetros (…) en Choapa también podríamos explorar, lo que yo digo es que debemos buscar opciones y un buen plan de desarrollo turístico para la región y concretar lo que se está buscando que es la modernización del puerto de Coquimbo”.

Plebiscito Constituyente

-Su partido va por la opción del Rechazo ¿Usted también?

“Hay dos cosas que me preocupan de este proceso. Primero la velocidad con la que se ha dado el debate y posterior programación, se dio en un contexto de violencia y después entre gallos y medianoche se anunció esta posibilidad y ha sido rápido y muy poco estudiado. Incluso ahora, el Congreso y el Servel han trabajado para llevarlo adelante antes que se cumplan ciertos plazos y, segundo, lo que yo veo es que los ciudadanos no le han tomado el peso y hay cierta desidia para sostener un debate con sustento, para ir al fondo de ciertos temas. Todos creen que una nueva Constitución solucionará los temas criticados como la salud, educación y pensiones (…) el retiro del 10% demostró que se puede hacer cualquier cambio que se estime conveniente si el contexto lo amerita. Yo prefiero tener una postura mucho más equilibrada”.

-¿Entonces va por el Rechazo?

“Soy disciplinado y estoy con mi partido, esto no es una imposición porque yo creo en la postura que adoptó la UDI (…) quiero dejar claro que la ciudadanía tiene que analizar las distintas realidades y Constituciones a nivel mundial (…)”.

-¿Y no lo ha hecho?

“Percibo que lo ha hecho poco y se queda con la primera capa, esa que se comenta en redes sociales y que no va más allá. Ante un proceso como este tenemos que tener posturas con fundamento más allá de las frases armadas. Los eslóganes sin contexto inducen, muchas veces, a tomar decisiones equivocadas. He visto que muchas personas se quedan con lo que dijo tal personaje y toman caminos equivocados. Yo no comparto esa frase ‘Chile cambió’ a partir del 18 de octubre porque ese cambio se ha estado llevando a cabo desde hace mucho tiempo. Decir que estábamos estancados no es cierto, el cambio es constante, hoy vivimos tiempos muy modernos con tecnología distinta”.

La UDI en el ojo del huracán

-En una entrevista que dio a nuestro medio el presidente regional del partido, Oscar Tapia, dijo que había una alta probabilidad que el próximo presidente de Chile fuera un UDI ¿Lo comparte?

“Al interior de la coalición he escuchado todo tipo de pronunciamientos, hay quienes critican la ‘socialdemocracia’ de (Joaquín) Lavín o la irrupción de Evelyn Matthei o la forma que reapareció Pablo Longueira y la verdad es que yo veo la política mucho más amplia y todas las posturas son válidas. Siento que entre más opciones haya mayores posibilidades tiene la gente de sentirse representada. Ahora, ante una segunda vuelta tenemos que unirnos y llegar a máximos comunes”.

-¿Y están las espaldas para sostener esa unión?

“Sí, yo soy optimista. Porque las diferencias con nuestros socios de coalición se dan a nivel de cúpula y sólo en Santiago donde cada quien intenta llevar el carro para su lado, pero en las regiones la situación es distinta y estamos mucho más ordenados y creo que eso nos podría equilibrar y permitir cuadrarnos bajo un solo nombre”.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día