Crédito fotografía: 
El Día
El discurso del excoronel no ha pasado desapercibido y fue tratado en el comité político del lunes donde se acordó invitarlo para el siguiente encuentro. Oscar Tapia destaca que es una estrategia válida “ni buena ni mala”, pero que el partido ya tomó una postura definitiva.

El terremoto que está generando la irrupción del exsenador y exministro Pablo Longueira al interior de la UDI y, por añadidura en Chile Vamos, está lejos de terminar. Las declaraciones de uno de los fundadores del partido mantienen a la tienda gremialista en el ojo del huracán.

La reaparición y la intención de llegar a la testera fueron tratadas este lunes tanto en el comité político extraordinario como en la reunión de la bancada UDI. Y es que el excoronel despierta cierto “apoyo” sobre todo en los jóvenes, quienes no han quedado indiferentes aunque pese al “cariño” defienden con convicción la postura de la colectividad frente al plebiscito.

Voces al interior del partido aseguran que es difícil que se dé una voltereta porque fueron cerca de 300 los militantes que en enero, de forma unánime, decidieron correr por la pista del Rechazo, ya que es la mejor manera de entrar al nuevo ciclo político que comenzará el próximo 25 de octubre.

“Llegó tarde”

Quien sabe de ese “aprecio” que evoca Longueira, desde la época de formación, es el presidente regional de la UDI, Oscar Tapia, el que destacó el retorno del extimonel a la política, “es muy querido y respetable”, sin embargo, asegura que el mensaje connota audacia y está cargado de pragmatismo.

“Mi generación lo valora mucho y no hemos quedado indiferentes, pero también reconocemos que llegó tarde porque el partido ya decidió y tenemos una postura única”, indicó.

La UDI parece no desmerecer la trayectoria del excoronel, de hecho, será invitado a la comisión política del próximo lunes aunque, eso sí, “veo inviable un cambio de postura”, añade Tapia.

La propuesta de Longueira podría generar dudas. Ese “apruebo, pero no desde cero” seduciría a varios, ya que aún estaría la posibilidad de defender –esta vez desde el banco de los constituyentes- aquellos principios que la UDI pretende conservar.

“Es una estrategia válida y legítima y no es ni buena ni mala, pero ya tenemos una postura porque estamos seguros que no todo es malo en la actual Constitución y hay cosas que se tienen que defender y conservar y tendremos un rol protagónico en ese debate”, añadió el timonel regional.

Elecciones internas

Otra de las dudas que se intentará despejar en la reunión del lunes, es su intención de liderar el partido y, frente a aquellas voces que lo dan por “ganador” ante cualquier candidato, Oscar Tapia reconoce que es una “tremenda carta” y que tiene un gran acervo al interior del partido.

“Pablo formó a miles de jóvenes y él es parte del corazón de la UDI y es altamente probable que obtenga un buen resultado, pero yo esperaría…confío en que lograremos una lista unitaria pensando en este nuevo ciclo político”, confiesa.

Respecto a la celebración de las elecciones internas, Tapia dice que la fecha tentativa es la primera semana de diciembre y que hasta el momento no ha habido discusión para adelantar o retrasar el proceso.

 “Inocente hasta que se demuestre lo contrario”

Longueira ha sido ampliamente cuestionado por su situación judicial donde aún mantiene algunos temas pendientes, incluso ayer la fiscal regional de Valparaíso, Claudia Perivancich, afirmó que es tarea del Servicio Electoral definir si puede acceder a su derecho a votar en el plebiscito, en el marco de la investigación en su contra por el caso SQM.

Ante eso, Tapia recalcó que “en nuestro país todos somos inocentes hasta que se demuestre lo contario” recordando que el excoronel tiene todas las facultades para liderar un partido y participar en la escena política, “porque no está condenado”.

“Los que conocemos a Pablo estamos tranquilos y sabemos que será declarado inocente, por el momento debemos esperar que la justicia siga investigando”, añadió.

La aspiración del gremialismo

Por último, el dirigente celebró que la UDI “esté haciendo noticia” sobre todo en lo que respecta a la carrera presidencial, incluso se aventuró a decir que es “muy probable que el próximo presidente de Chile sea de la UDI”.

Tapia recordó que el partido tiene dos cartas potentes, el alcalde de Las Condes, Joaquín Lavín, y su par de Providencia, Evelyn Matthei, situación que les da cierta ventaja pero que los obliga a pensar –a más de un año de las elecciones presidenciales- en el mejor mecanismo para determinar al abanderado.

“Para nosotros todo esto es motivo de alegría, pero también de responsabilidad porque ambos gozan de apoyo popular y está claro que Lavín corre con ventaja, según varias encuestas”, aclaró.

¿Socialdemócrata?

En cuanto a la última definición ideológica de Lavín, el timonel dijo que es un “discurso bastante interesante” y que no es menor que desde el corazón de la centro derecha se le esté hablando al centro político.

“Hoy el centro se encuentra totalmente huérfano y han optado por una política de trincheras y me parece interesante la convocatoria que puedan tener ambos candidatos. Hoy en ese sector no hay ningún referente de connotación nacional”, arremetió.

Tapia catalogó como un acierto la dirección del alcalde de Las Condes puesto que busca empatizar con un sector olvidado y que para ser “presidente de Chile hay que tener vocación de mayoría”, eso sí, fue categórico al señalar que si se aleja de los principios de la centro derecha- aunque lo ve “imposible”- no podría ser la carta de la tienda.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día