• La información circuló durante la semana pasada entre algunos de los trabajadores del hospital, quienes temen un eventual colapso del centro asistencial dentro de los próximos días.
Crédito fotografía: 
El Día
Trabajadores alertaron que existe un déficit en la cantidad de medicamentos y otros elementos, que habría incluso obligado a postergar operaciones. Desde el recinto descartaron una crisis, mientras el Colegio Médico sigue de cerca el problema.

Un clima de preocupación está generando entre algunos funcionarios del Hospital San Pablo de Coquimbo una posible falta de insumos médicos, debido a problemas de presupuesto, que podrían haber generado dificultades al interior del recinto, de manera similar a lo ocurrido en otras zonas del país, donde se ha advertido de crisis sanitarias.

Fuentes al interior del hospital alertaron a El Día que existiría un desabastecimiento que los mantendría con hasta un 50% menos de medicamentos en bodega, además de la falta de otros elementos esenciales, que habrían obligado incluso a retrasar y reprogramar operaciones.

La información circuló durante la semana entre algunos de los trabajadores del hospital, quienes temen un eventual colapso del centro asistencial dentro de las próximas semanas, ya que las alertas aseguraban que desde el 08 de julio no se habría podido acceder a nuevos insumos “de ningún tipo”.

Las cifras del hospital

Contactado por esta situación, Germán López, director del Hospital de Coquimbo, desmintió a nuestro medio la supuesta crisis y aseguró que “hasta el minuto no se ha suspendido ninguna intervención quirúrgica y no se ha dejado de hacer ningún procedimiento por alguna falta de insumos o medicamentos”.

Según los datos manejados, incluso ha existido un aumento de hasta un 20,3% de consultas de especialidades integrales en comparación al año pasado, es decir que todas las intervenciones que implican la entrega de medicamentos, exámenes y pruebas de laboratorios, entre otras actividades, han aumentado en número, lo que no sería imposible con un desabastecimiento.

De la misma forma, tanto el ingreso de hospitalizaciones como de intervenciones quirúrgicas, tuvieron un aumento de 5,7% y 16,8% respectivamente, “por lo tanto, que se haya producido alguna baja en la productividad por falta de insumos o productos no es efectivo”, aseguró.

Retrasos en pagos a proveedores

El director señaló que mantiene periódicamente reuniones con todos los gremios “y si tienen algún problema puntual vienen a preguntarme a la oficina”, sin embargo indicó que había escuchado de un posible desabastecimiento a modo de rumor. “Estuve conversando y aclarando la situación. La alarma surgió producto de declaraciones de la Región de Valparaíso”, dijo.

En esa zona, el Colegio Médico ha advertido una crisis sanitaria por quiebre de stock en medicamentos e insumos, tanto en hospitales como consultorios. En el Hospital Carlos Van Buren, la dirección transparentó que actualmente el recinto tiene una deuda de 1.700 millones de pesos en pagos a proveedores, convirtiendo a Valparaíso y La Araucanía, en las regiones más complejas por compromisos impagos.

"Efectivamente hubo un retraso en el pago a proveedores, pero se les explicó el tema y no van a dejar de entregarles insumos al hospital", Germán López, director Hospital San Pablo.

La Asociación de Proveedores de la Industria de la Salud (Apis) anunció una querella por injurias en contra del Ministerio de Salud, luego de que el ministro Jaime Mañalich denunciara la presunta colusión de parte de proveedores de insumos médicos.

En cuanto a las deudas del hospital, el director explica que “efectivamente este año ha sido diferente a la de años anteriores, en que la deuda se regularizaba en marzo. Este año hubo un cambio en la modalidad y el Ministerio pagó la deuda de los proveedores de los años anteriores por medio de la Secretaría General de Gobierno, y ese proceso trajo consigo una demora que traspasó más allá de la fecha en la que los proveedores estaban acostumbrados a recibir el pago de sus facturas”.

López reconoce que ha habido algunos “malentendidos” con proveedores por el retraso en ese sentido, sin embargo, aseguró que se ha comunicado personalmente con los laboratorios que están proveyendo de insumos, “se les explicó el tema del retraso del pago y ellos están claros del tema y de que no van a dejar de entregarles insumos al hospital”, sostuvo.

Insumos se compran “mes a mes”

El director del hospital indicó que, debido a las condiciones de almacenamiento, se compran insumos para el mes, “por un tema de manejo de inventario y de control de stock en las bodegas (…) hoy no podemos darnos el lujo, ni tenemos espacio suficiente para almacenar más medicamentos, porque no tenemos el espacio”, sostuvo.

20,3% más de consultas integrales se han hecho en el Hospital de Coquimbo. Estas incluyen entrega de medicamentos y servicios como laboratorio.

En este sentido, al profesional le resulta “absurdo” que no se hayan podido comprar insumos desde el 08 de julio, porque ya no existirían reservas “y ahí sí habría un colapso”, que reiteró, no existe.

“Este año hubo un cambio en la interoperabilidad del mercado público, pero son temas administrativos que producen procesos más lentos, pero nunca han significado una disminución ni baja en la compra de insumos o medicamentos”, agregó.

Clima de escasez y economía de guerra

En tanto, desde el Colegio Médico a nivel local indican que la crisis por la deuda hospitalaria si ha generado “limitaciones” en el quehacer de los médicos de la Región de Coquimbo, detectando un “clima de escasez” al interior de los hospitales, que lleva a los equipos clínicos a tener mucho cuidado con los gastos.

“Hay casos, por ejemplo en que antes de entrar a pabellón le dicen al cirujano que tenga en cuenta que hay poca gasa, o que no está el medicamento, entonces tiene que empezar a pensar qué alternativa tiene. No debiese ser así, puesto que debiésemos contar con los medicamentos disponibles desde el primer minuto”, advierte el presidente de del Consejo Regional del Colegio Médico, Dr. Rubén Quezada.

“Puede ser que al momento de tomar decisiones, alguien lo haga pensando más en la economía que en el bienestar y ahí es donde ocurren los problemas en salud”, Rubén Quezada, Presidente Colegio Médico La Serena.

El problema, explica el médico, es que estas situaciones se han dado a conocer por canales informales, “son instrucciones de pasillo, verbales y nada por escrito, lo que está generando que se les pasa la responsabilidad de negar o cambiar un tratamiento necesario por esta falta de insumos al equipo clínico”, sostuvo.

La situación ha generado preocupación y el cuerpo colegiado levantó un portal para fomentar las denuncias escrituradas, porque “puede ser que al momento de tomar decisiones, alguien lo haga pensando más en la economía que en el bienestar y ahí es donde ocurren los problemas en salud”, añadió el profesional.

Quezada asegura que se han sostenido reuniones con el Servicio de Salud y “nos dicen que efectivamente hay un atraso en los pagos, que se están poniendo al día, que no debería repercutir, sin embargo, esto termina siendo situaciones en que los equipos clínicos tienen que actuar en economía de guerra, cuidándose en lo que gastan”, indicó.

A través de un comunicado, el Colegio Médico puso a disposición el correo electrónico (portal@colegiomedico.cl) para recibir denuncias para llegar a soluciones a mediano y largo plazo y evitar un mal clima al interior de los recintos hospitalarios y que se vea perjudicada la atención en salud.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X