Crédito fotografía: 
El Día
En 2017, el Servicio del Laboratorio Clínico del Hospital de La Serena decidió no recibir exámenes tras dejar de percibir recursos de la Corporación Municipal. Por aquello, el Laboratorio Clínico de Medicina Nuclear Limitada, tras firmar un convenio, se hizo cargo de esas prestaciones y aunque han existido retrasos en los pagos, el servicio no ha dejado de operar. No se descarta que el municipio cuente con instalaciones propias en el futuro.

En enero de 2017, diario El Día dio a conocer una iniciativa que se estaba desarrollando en ese entonces por el Municipio de Estación Central. Se trataba de la posibilidad de acceder a un laboratorio clínico privado para la realización de exámenes médicos, esto a raíz de la alta demanda de pacientes que no conseguían hacerlo en recintos de salud pública y a un menor costo.

Por esto, es que una delegación del Municipio de La Serena, en ese tiempo compuesta por el exconcejal de la capital regional, Juan Carlos Thenoux, y Fernando Berenguela, excoordinador del Departamento de Salud de la Corporación Gabriel González Videla,  se dirigieron hasta la comuna metropolitana a conocer esta experiencia.

En ese contexto, conocieron de primera fuente el trabajo que fue concesionado al Laboratorio Clínico de Medicina Nuclear Limitada, para así enfrentar las brechas que tiene la red pública para hacer frente a las complicaciones y a la escasez de recursos. Además, como por medio de alianzas entre municipios y entidades de carácter privado, se puede cubrir de una forma más eficiente las necesidades de los usuarios. Así es como surgió la posibilidad de cerrar un contrato entre la Corporación Municipal Gabriel González Videla y este laboratorio clínico, para replicar la experiencia.

Los antecedentes

Esta posibilidad en La Serena tuvo como génesis una situación de crisis que fue dada a conocer por los medios de comunicación en octubre de 2016. En esa oportunidad, el Servicio de Laboratorio Clínico del Hospital de la Serena decidió no recibir los exámenes de más de 300 pacientes que se atendían en los centros de salud pertenecientes a la Corporación Gabriel González Videla, lo que redundó en más 800 exámenes que se dejaron de realizar, afectando a pacientes lactantes, adultos y ancianos, cuya muestras de sangre fueron desechadas.

Ya en ese entonces, y al igual que en el presente, existía un proceso de pago de deudas por parte de la Corporación, que ascendían en enero de 2017 a cerca de 900 millones de pesos.

Así, es cómo surge la posibilidad de implementar un laboratorio clínico municipal en La Serena, lo que si bien llegó a buen puerto como iniciativa, generó otras complicaciones de carácter económico.

En efecto, según información a la que pudo acceder diario El Día, la Corporación Municipal GG Videla tuvo algunos atrasos en el pago por lo servicios proporcionados por el Laboratorio Clínico de Medicina Nuclear Limitada. Lo cierto es que sólo en las últimas semanas, se  realizaron pagos al centro que es liderado por Patricia Velásquez, directora técnica de este laboratorio. Más allá de los inconvenientes, no se descarta la posibilidad de que la profesional se instale en la zona, con el fin de atender con mayor cercanía las necesidades de los pacientes.

Problemática latente

El exconcejal de La Serena, Juan Carlos Thenoux, a su juicio en calidad de ciudadano, comentó parte de lo sucedido en este camino y lo que ocurre en relación con un laboratorio clínico que para él, es muy importante para la salud de los serenenses y que no debería quedar en un segundo plano de prioridades. Aunque reconoce han surgido dificultades.

“Se firmó un convenio con la Corporación Gabriel González Videla, y en la actualidad se cancela entre un 30% y 40% menos de lo que se estaba pagando al hospital para efectos de exámenes médicos al laboratorio. Actualmente, la deuda alcanza, según los antecedentes que yo manejo, a más de $300 millones. No se solucionó el problema desde el punto de vista económico. Yo conversé con Patricia (Velásquez) la semana pasada y también le ayudé con las gestiones para que por lo menos saliera un pago, porque todos los servicios se iban a suspender esta semana. El viernes se logró que se le pagara un abono, pero no es así como deben funcionar las cosas”.

A juicio de Thenoux, es fundamental consignar que la Corporación Gabriel González Videla “deje de ser un caja pagadora de favores políticos, mientras la gente deja de tener medicamentos o la atención que verdaderamente requiere. La Serena debe tener un plan de ajuste, al igual que la Corporación, y enfocarse en lo que la comunidad necesita”, subrayó el exconcejal.

Dificultades se han subsanado

Desde la Corporación Municipal Gabriel González Videla aseguran que su relación con el Laboratorio Clínico de Medicina Nuclear no se ha complicado, aunque sí reconocen que se generó una deuda.

Eugenia Cifuentes Lillo, directora de Planificación y Desarrollo Institucional de la Corporación Gabriel González y secretaria general subrogante, acompañada de Lorena Casarín, directora del Departamento de Salud de esta entidad, se refirieron a esta polémica. “El Laboratorio Clínico de Medicina Nuclear está operando normalmente.  Hace más de un año que nos prestan el servicio, y para aquello es que realizamos una licitación privada,  y  ellos fueron los únicos que cumplían con una certificación de calidad. Ha sido una relación fluida y no hemos tenido ningún problema en el manejo de las muestras y no han habido reclamos de los usuarios”, acotó Casarín.

Incluso, pese a que presta servicios para otras municipalidades, desde la Corporación sostienen que no han tenido problemas con las prestaciones. Y además, los costos para la Corporación GG Videla son menores respecto a cuándo requerían de los servicios del Hospital de La Serena. “Cuando estábamos con el hospital pagábamos Bono Fonasa 3 más el 35%,  hoy cancelamos bono Fonasa 1 menos un 20%, a todas luces es rentable”, señaló.

Al respecto, Cifuentes aseguró que están pagando prácticamente “un tercio respecto de antaño. La idea era cubrir estas necesidades con un costo real y aterrizado. Además, han cumplido con la prontitud y celeridad necesarios”.

Si bien es cierto no descartan que a futuro La Serena pueda contar con su propio Laboratorio Municipal, Cifuentes agregó que se debió priorizar en  los recursos para el nuevo Centro de Salud Familiar Emilio Schaffhauser. “La idea de un laboratorio la tiene muy presente el alcalde Roberto Jacob. Cuando estén los recursos, y esto también es un llamado para el Ministerio de Bienes Nacionales quizás el antiguo edificio del Cesfam pueda ser utilizado  con un fin en esa dirección”, indicó.

Respecto de la posibilidad, esperan que en un plazo no mayor a dos años se pueda postular un proyecto de inversión al Gobierno Regional para un Laboratorio de Administración Municipal, que permita disminuir aún más los costos.

¿Deuda?

Respecto de una deuda de la Corporación Gabriel González Videla con el Laboratorio Clínico de Medicina Nuclear, aseguraron que existe pero este se debe a una serie de factores. “La cantidad per cápita debe dar cobertura a todas las cosas que nosotros requerimos. Siempre estamos conversando con nuestros prestadores, y en particular con ellos, se han establecido convenios de pago para ir subsanando algunas deudas que hemos adquirido.  De hecho, la semana pasada se acaba de hacer un pago, probablemente a fin de mes se realice otro y así. Lo bueno es que ellos siempre han tenido la buena voluntad para sentarse a conversar con nosotros”, argumentó Casarín.

Respecto de la causa específica de este retraso, Casarín indicó que “el gasto per capital se completa en una serie de ítems que tenemos que cumplir. Y cuando vienen otras situaciones que hay que cubrir, se conversa con el prestador y así es como se puede retrasar un pago. Lo que nosotros vigilamos es que las prestaciones se realicen, y no hemos tenido ningún inconveniente”, indicó.

A juicio de Cifuentes, puede existir retraso, pero “eso no significa que no  exista pago. De hecho, esta administración ha sido capaz de absorber pagos históricos de retrasos.  De hecho, lo que generó esa crisis con el Hospital de La Serena fue la demora de los pagos de laboratorio.  Entonces, efectivamente hemos ido apuntando a ir normalizando todo aquello y asumiendo los costos de lo que significa las deudas de administraciones anteriores”, concluyó. 

La polémica en torno a Thenoux

En el marco de esta investigación, la mayor crítica corrió por parte del exconcejal de La Serena y comunicador social , Juan Carlos Thenoux,  quien fue duro en sus críticas por los retrasos en los pagos al Laboratorio Clínico de Medicina Nuclear.

Sobre si existe alguna doble intención de parte de la exautoridad, Eugenia Cifuentes intenta quitarle cualquier tipo de connotación.

“La verdad es que no tengo ninguna impresión ni conocimiento a fondo de esos dichos. Recuerdo la gestión que él hizo durante el año 2017 y se la reconocemos, porque él diagnosticó y fue capaz de ir a observar una iniciativa con parte de nuestro equipo y otros funcionarios. Estuvo siempre muy cerca de poder establecer relaciones con el Laboratorio de Medicina Nuclear, y de hecho en ese tiempo, para transparentar aún más esta proceso, realizamos una licitación privada”.

Cifuentes agregó que “de un tiempo a esta parte, prácticamente no hemos tenido mayor lazo o comunicación en relación con este tema. De todas maneras, creo que con estas situaciones no se juega, sobre todo la salud pública y en forma muy especial la salud primaria. Son más de 190 mil personas las inscritas en los centros de salud pública en La Serena”, concluyó.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X