Crédito fotografía: 
El Día
El día 12 de agosto fue sin duda la jornada más compleja para la red asistencial de la región, puesto que la disponibilidad de camas críticas llegó a solo cuatro. Es por eso que desde el Servicio de Salud indicaron que el objetivo es mantener disponible de forma diaria al menos el 10% de la dotación, por lo que se mantendrá la estrategia de traslado de pacientes a otras regiones de ser necesario.

Este jueves la intendenta Lucía Pinto dio a conocer que en cuarentena al menos 30 pacientes habían tenido que ser trasladados a otros hospitales del país para su atención debido a la compleja situación de camas críticas en la región debido al aumento de casos de covid-19.

Todos ellos en condición grave y con insuficiencia respiratoria según explicó la Dra. Alejandra Álvarez, Subdirectora de Gestión Asistencial del Servicio de Salud Coquimbo, quien agregó que el 90% de ellos eran covid positivo y a quienes se les hacía un seguimiento diario para ir viendo su evolución.

“Recordar que en este momento Chile funciona como una gran UCI, en Santiago hay más de 500 ventiladores disponibles en este minuto para quienes lo requieran” precisó Álvarez, quien agregó que “es la estrategia y la definición que hicimos con la Unidad Centralizada de Camas, ya que en este momento el manejo de pacientes críticos covid positivo es transversal positivo”.

Actualmente en la región  la cantidad de casos activos supera los mil contagios, es por eso que la probabilidad de que la demanda de cama crítica aumente, ya que según explicó Álvarez, entre un 2% a 5% de pacientes covid requerirá de ventilación mecánica, cálculos en los que se basaron para poder mantener al menos un 10% de la dotación de camas disponible.

“No hay ninguna posibilidad de convertir más camas UCI en este momento, no por espacio físico ni por ventiladores mecánicos, porque en este minuto de las 86 camas que tenemos un 50% están siendo usadas con ventiladores mecánicos, y el otro 50% está siendo usado con otras estrategias como cánulas de alto flujo y otras formas de ventilar, pero en este momento hay que considerar que para instalar una cama crítica uno tiene un recurso humano asociado que no es menor”.

Personal que consideraría enfermeros, médicos, kinesiólogos y técnicos en enfermería, pero todos especializados para atender a pacientes críticos, los que no tendría actualmente la región de Coquimbo.

“De requerir abrir más camas, lo conversamos  con el Ministerio de Salud, requeriríamos que también, aparte de ventiladores, nos envíen el recurso humano completo, porque ya en la región no hay más” finalizó.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día