Crédito fotografía: 
Rodolfo Pizarro
La coordinación de los programas Prodesal y Padis en la comuna establecieron en promedio estas cifras, donde los más afectados se encuentran en el sector del secano interior.

Por: Rodolfo Pizarro, El Ovallino

Este año ha sido particularmente perjudicial para los crianceros y agricultores de la región. La falta de lluvia caída ha provocado que se acreciente la escasez hídrica, esa que en los últimos años no ha dejado tranquilo a quienes requieren del agua para vivir y alimentar a su ganado caprino.

El pasado 31 de julio, el ministro de Agricultura, Antonio Walker, visitó la región para decretar zona de emergencia agrícola, debido a la crisis hídrica que afecta a la zona. Así, ante la falta de lluvias, que han afectado la producción del sector agropecuario, el secretario de Estado anunció la entrega directa de alimentación para ganado y una serie de aportes económicos para los 4.680 usuarios acreditados por el Instituto de Desarrollo Agropecuario (Indap) de la región.

Además, cerca de $130 millones para la comuna de Ovalle llegaron por parte del Gobierno Regional. Será ayuda que ya se está canalizando, principalmente enfocada a personas que no son usuarias de Indap.

Son cerca de 350 familias de diversas localidades de la comuna que han vivido en carne propia los efectos y consecuencias de la falta de agua y que el Estado destina estos dineros a través de las municipalidades para que lo gestionen y distribuyan. Es así como los crianceros y agricultores afectados han recibido alimento para sus animales, maquinarias para la habitación y mejoramiento de los pozos de agua, además de elementos de conducción como mangueras y copas, así como también ayuda a las propias familias con la entrega de cajas de alimentos.

En este escenario, la oficina comunal Prodesal Padis mantiene un conocimiento de los más afectados por la sequía.

“La falta de agua es clave para que los agricultores y crianceros puedan desarrollar su actividad. Para los crianceros, la falta de agua y lluvias ha implicado una disminución de pasto en la pradera y la capacidad de los propios crianceros de producir su propio pasto. Eso implica una disminución en la producción de leche y de queso, los bolsillos se ven afectados profundamente. En el lado de los agricultores, la falta de agua implica una menor capacidad de sembrar y sacar sus cultivos adelante, sobre todo en esta época de verano donde están obligados a sembrar en menos superficie, sus norias se están secando en torno al 40% o 50% en el sector del secano de la comuna”, sostuvo Mauricio Díaz, coordinador de los programas Prodesal y Padis del municipio.

Planificación

El municipio de Ovalle está focalizando la ayuda en los no usuarios beneficiarios de Indap, que se está atendiendo a 350 familias de crianceros que no están recibiendo ayuda de Indap porque no son usuarios.

“Estamos en esta nueva etapa de poder hacer un trabajo integral con la agricultura de Ovalle, relacionado con el programa Prodesal-Padis, y queremos ir en búsqueda e identificar a crianceros y agricultores que no son usuarios de Indap y puedan tener una agricultura sustentable respecto a la sequía. Es fundamental trabajar, identificarlos y realizar una planificación, porque la comuna es muy expansiva, donde hay diferentes realidades, como el secano interior y otras con alto nivel de producción, como las localidades aledañas al río Limarí. La idea es poder trabajar con quienes tengan ventajas comparativas con quienes no la tienen”, comentó Eric Castro, de Fomento Productivo del municipio.

Para esto, y en forma paralela, están trabajando con sistemas de conducción de agua de riego comunitaria. “Sistemas que hacen más eficiente el uso del agua en acequias o canales que están en mal estado. El municipio trabaja en la reparación y mejora de 2,5 kilómetros para acequias y canales en Camarico, Canelilla, para entubar y que beneficia a predios que producen pasto para animales o cultivos para la venta o autoconsumo. Se perdía mucha agua por estar en mal estado y al repararlas, el agua es mucho más eficiente y se puede abastecer a más personas. Esta es agua de riego, no es para consumo”, señaló el coordinador.

El drama y el escenario complejo lo viven quienes menos tienen acceso a conseguir agua para sus animales o para su agricultura.

Desde la oficina de Prodesal Padis han determinado que en la comuna existen cerca de 21.000 cabezas de ganado caprino aproximadamente, pero que en el último año y por la falta de agua, la pérdida bordea el 35% de estas cabezas.

“Esto quiere decir que por cada 10 animales, 3 a 4 se han perdido por la falta de agua directamente en el año 2019. Es una cifra que es variable, porque hay crianceros que han perdido mucho y otros que han sabido sobreponerse y no perder tanto.

El secano perjudicado

Los lugares más afectados dentro de la comuna de Ovalle con la escasez hídrica son las localidades que se ubican en el secano interior, quienes se han llevado la peor parte por la falta de agua y el estado de emergencia agrícola que aún se encuentra la región.

“Yo me atrevería a decir que el sector norte de la comuna, desde Aguas Buenas a Higueritas, el sector de Canelilla, entre Quebrada Seca a El Arrayán. Todo el sector secano, Pejerreyes, el sector más seco es el afectado, por su condición geográfica y climática están más expuestas porque llueve menos, las lluvias disminuyen de sur a norte y el norte se ve más afectado, a diferencia de sectores más costeros y el sur de la comuna, que tiene condiciones naturales que les favorece un poco más”.

Los próximos desafíos de la oficina de coordinación serán apoyar en mayor medida a los pequeños agricultores de la zona y comenzar a trabajar en los cultivos verde hidropónicos modulares, que son a su vez automatizados.

“La sequía continuará lamentablemente y esperamos que pudiese llover en el mes de abril para recuperar pozos y praderas. Estos meses de verano serán difíciles para los crianceros y se seguirá un programa de ayuda similar al ya establecido, donde se dará mano a personas del ámbito agrícola que no tienen usuarios de Indap. A su vez, seguiremos brindando ayuda a los animales, se trabajará con el apoyo de maquinaria para la profundización de pozos, una demanda muy solicitada por las comunidades. Se trabajará con las conducciones individuales y comunitarias, y también incluiremos a pequeños agricultores”.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X